El Nissan GT-R de O’Conner, este jueves

Para obtenerlo recorte el cupón que sale este 6 de abril en EL TIEMPO y, más $21.900, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO.

Redacción Vehículos

02:20 p.m. 05 de abril del 2017
Nissan GT-R

Nissan GT-R

Durante el rodaje de la séptima entrega de la saga de Rápido y Furioso se usaron siete Nissan GT-R (R35). Seis de ellos fueron destruidos en las escenas, y el que sobrevivió, que a su vez fue manejado por el personaje de Brian O’Conner, en la actualidad es exhibido en el Hollywood Star Car Museum.

Este modelo de Nissan se basó en el modelo Skyline GT-R presentado en 1964. En ese entonces se trataba de un sedán de lujo y su estreno se dio en 1969 en el Tokyo Motor Show. Contaba con un motor de seis cilindros y 160 caballos de potencia que para la época era una sensación para este tipo de autos.

En 2006 Nissan lanzó en Japón el GT-R (R35), abandonando la denominación Skyline. Inicialmente se crearon dos prototipos antes de que fuera presentada la versión final, la cual se lanzó un año más tarde.

La versión de producción del Nissan GT-R se estrenó en el Salón del Automóvil de Tokio el 6 de diciembre de 2007, para el mercado japonés.

Nissan GT-R

.

Siete meses después se presentó en Estados Unidos y Canadá, y posteriormente empezó su comercialización en Europa.

Este superdeportivo aloja un motor V6 de 3.8 litros con doble turbo capaz de entregar 560 caballos de potencia y un torque de 600 Nm, cifras que le permiten desarrollar una velocidad máxima de 315 km/h.

Según pruebas de Nissan, el auto acelera de 0-100 km/h en 2.9 segundos y su coeficiente de resistencia aerodinámica es de 0,27.

Noticias recomendadas

Más noticias

Ahora sí, seguridad para todos

Luego de injustas extensiones al plazo, desde el 1 de enero de 2018 no podrán matricularse ni venderse vehículos nuevos sin ABS y doble airbag.<br>

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.