Ocho aportes de la industria automotriz para reducir la contaminación

En este día de la tierra retomamos estos aportes que buscan disminuir los niveles de emisiones contaminantes a su mínima expresión. Pros y contras.

POR GIovanni Avendaño

12:28 p.m. 22 de abril del 2016
La OMS enciende las alarmas sobre los niveles de contaminacion de Pekin

Pekín elevará las exigencias para controlar emisiones de CO2 en los vehículos

Más allá del escándalo de las emisiones y las mentiras que se dicen sobre los consumos y que involucran a múltiples marcas en todo el mundo, es innegable que una de las industrias más presionadas y también más diligentes a la hora de encontrar soluciones para reducir su impacto contaminante en el mundo es la industria automotriz.

A diferencia de otros ramos de la economía, los fabricantes de carros son seriamente vigilados por agencias gubernamentales y organizaciones independientes que hacen que cada vez más sean responsables y que sus productos sean amigables con el medio ambiente.

Y aunque cabe decirlo, muchas veces esas mismas presiones han empujado a las marcas a tapar sus errores con manipulaciones y mentiras que tarde o temprano terminan por ser descubiertas y cuyas sanciones multimillonarias pueden también servir para que estas prácticas se eliminen de forma definitiva.

Sin embargo, en este día de la tierra, retomamos 8 de las soluciones que se han implementado en la industria y que hacen que hoy en día la contaminación sea mucho menor frente al pasado inmediato y que promete, por lo menos en teoría, un futuro más limpio y ecológico.

1. Downsizing. Más con menos.

Motor BMW 1.5 tricilídrico híbrido (Gasolina-electricidad)

Motor BMW 1.5 tricilídrico híbrido (Gasolina-electricidad)

Esta práctica la están implementando la mayoría de fabricantes y por su impacto, ya que empieza a estar presente en carros de consumo masivo. Consiste en hacer motores cada vez más pequeños, con piezas muy finas y livianas, y que apoyados en una nueva generación de turbos, y de tecnologías como TwinTurbo o dobles turbos.

PRO: ayuda a que los carros cada vez sean más eficientes, sin que pierdan potencia y reducen las emisiones. Por costos es una tecnología ya en producción que estará al alcance de muchas personas.

CONTRA: sigue dependiendo en un 100 por ciento de los derivados del petróleo, diésel y gasolina.

2. Materiales livianos.

VW Golf en aluminio

Estudio en Alemania asegura que un auto electrico de aluminio costaria menos que el mismo en acero.

Gracias a la tecnología, se han empezado a aplicar diversos tipos de materiales que hace unos años atrás era impensable unir y combinar para armar un chasis de un carro, es decir su esqueleto. Así, el aluminio, la fibra de carbono y los aceros de alta resistencia son ahora una tendencia que se empieza a imponer para hacer carros cada vez más livianos, que por su bajo peso consumen menos y no necesitan tener motores devoradores para ofrecer buena potencia.

PRO: Tan importante como tener motores pequeños es tener un carro con bajo peso. Se reduce el consumo, se ofrece una mejor seguridad para los pasajeros y exceptuando la fibra de carbono, su reutilización es viable.

CONTRA: Aunque ya se aplica, estas combinaciones de materiales están por el momento en las marcas Premium y en autos deportivos. Falta una reducción en los costos de producción para que se masifique.

3. Mejores combustibles

Audi ya puso a rodar vehiculos con e-diesel

Audi ya puso a rodar vehiculos con e-diesel

Aunque no es la industria automotriz de forma directa, si le compete por consecuencia. De nada sirven unos motores con altas relaciones de compresión si no se tienen combustibles cada vez más ‘limpios’. Y en esas investigaciones se han encontrado otras formas de producir combustibles a partir de materias primas diferentes al petróleo, más orgánicas y ecológicas e incluso ya se obtienen gasolinas y diésel sintéticos.

PRO: Como producto de la combustión interna, con buenos combustibles, las emisiones también son menos contaminantes. Un caso evidente es el diésel que en muchos lugares del mundo tiene mínimas partículas nocivas.

CONTRA: Aun se depende del petróleo, el gas de emisiones más limpias sigue sin masificarse. Los biocombustibles generan también costos y contaminación en otras áreas y los combustibles sintéticos aún están en fase de desarrollo pero se vislumbran como el futuro.

4. Carros eléctricos

Nissan Leaf

Nissan Leaf

Su aplicación no es nueva porque desde el comienzo del automóvil ya se tenían pero la diferencia en la actualidad es que tienen rangos de autonomía que cada vez más los van haciendo viables. Son los carros más ecológicos de todos pero aún falta mucho para su masificación y se estudian diversas formas de generación de electricidad, como el hidrógeno.

PRO: No emiten gases contaminantes y ahora tienen presentaciones y prestaciones que no hacen añorar los carros con motor de combustión. No dependen del petróleo y sus derivados.

CONTRA: son muy pocos los carros que se han masificado en el mundo y ejemplos de éxito se pueden contar con los dedos de la mano, aunque hay esperanza. Faltan redes de electrolineras que obstaculizan su masificación. Al eléctrico se le critica que sus baterías, que cada vez son mejores, pueden convertirse en una fuente de contaminación también cuando termine su vida útil. Y en algunos especialistas han alertado sobre las consecuencias energéticas de un mundo en el que todos los carros fueran eléctricos.

5. Carros híbridos

El nuevo Volvo XC90 T8 sera hibrido enchufable

El nuevo Volvo XC90 T8 sera hibrido enchufable

Esta es otra solución alternativa a la dependencia del petróleo. Un carro híbrido es la combinación, en diversas configuraciones, de un motor de combustión pequeño con uno o varios eléctricos. Las variantes dependen de cada marca y del perfil de cada carro, y de estos el más ecológico es aquel en el que el motor de combustión sólo funciona para cargar las baterías del vehículo mientras que el o los eléctricos son los que trabajan para mover el carro. Hay unas variantes que permiten cargar las baterías de la misma forma que en un eléctrico.

PRO: Son muy eficientes, en su gran mayoría tienen una mejor autonomía que los eléctricos, sus emisiones son bajísimas si se comparan con autos del mismo tamaño.

CONTRA: son costosos, son más pesados al contar con dos motores, su mecánica es más compleja, siguen dependiendo de los derivados del petróleo en cualquiera de sus configuraciones.

6. Ayudas eficientes.

Bosch motor 4L con desconexión

Bosch motor 4L con desconexión

En la actualidad los carros cuentan con diferentes ayudas y sistemas que reducen el consumo, aunque en una proporción baja, del combustible lo cual en primera medida reduce el gasto pero de ‘carambola’ también las emisiones. Entre estas tecnologías se encuentran el Start&Stop, los modos de manejo Eco, la desconexión de cilindros y las cajas automáticas de más de 7 velocidades que ayudan a mantener en mejor régimen el motor.

PRO: el Start&Stop y los modos de manejo Eco (Ecológicos) están presentes en cientos de modelos por lo cual es una tecnología que desde hace varios años ha permitido bajar las emisiones en puntos muertos, como en las detenciones en los semáforos, que son los periodos de conducción de más alta contaminación. También el modo Eco se ha convertido en una práctica responsable para quienes saben que van a rodar a baja velocidad.

CONTRA: Estos sistemas se aplican en motores actuales que dependen de los derivados del petróleo. En el caso de las cajas de más de 7 velocidades y de la desconexión de cilindros son tecnologías que están destinadas a vehículos del segmento Premium y a grandes motores.

7. Materiales reciclables

Fiat Uno Ecology

Uno Ecology el concept car de Fiat con novedosas aplicaciones ecológicas

Otra de las preocupaciones de la industria es usar piezas que estén hechas con materiales reciclados en la medida de lo posible y que a su vez también sean reciclables. Esto ha llevado a la mejora de industria de los plásticos que se hacen cada vez con elementos menos nocivos para la salud y cuya descomposición afecta en menor medida al medio ambiente.

PRO: La reutilización genera menos desechos y contaminación secundaria, cuando ya el auto cumplió su vida útil. Estos materiales ofrecen una apariencia, una durabilidad y una función muy similar a la de materiales tradicionales.

CONTRA: su aplicación no ha sido tan masiva como se quisiera porque se siguen demandando materiales tradicionales como en el caso de los cueros para las tapicerías. Hay carros cuyos interiores se han confeccionado con materiales reciclados pero su producción se ha quedado en el proyecto.

8. Conducción autónoma

Conduccion autonoma de Volvo para 2020

Conduccion autonoma de Volvo para 2020.

Esta tecnología, aún en prueba en los países más avanzados del mundo, servirá en un futuro también para reducir las emisiones. Gracias a toda la conectividad que ofrece y al comunicación con su entorno, el manejo en ‘piloto automático’ del carro sin la intervención humana significará, sumada a todas las ayudas tecnológicas del carro en materia de eficiencia, ayudará a reducir en forma masiva los gases nocivos en los carros tradicionales, y ni hablar de los carros eléctricos o híbridos.

PRO: la eliminación del factor humano en el consumo y en forma masiva tendría un gran impacto en la reducción de niveles de contaminación.

CONTRA: es entre las tecnologías la que está más reciente y sus pruebas se desarrollan a muy baja escala. Falta mucho camino para que se haga realidad y mucho más para que se masifique como forma de movilización en las ciudades.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.