Ojo con un bajo impuesto de vehículos

Lo invitamos a comparar el valor sugerido en los formularios con los avalúos que dispuso MinTransporte, porque pueden no coincidir. Qué hacer si pasa.

Por Redacción Motor

04:33 p.m. 29 de abril del 2016
El lío en torno al avalúo para la liquidación del impuesto de vehículos 2016 sigue creciendo

Ojo con un bajo impuesto

Giovanni Avendaño
Editor Motor.com


A comienzos de este año la noticia en torno a los impuestos de vehículos fue que el valor que tenían que pagar los contribuyentes subió como consecuencia de un ‘reajuste’ que hizo el Ministerio de Transporte a su tabla de avalúos.

Luego de un largo proceso, múltiples quejas y seguimientos periodísticos, esta cartera echó reversa y modificó las tablas para que no hubiera ningún carro cuyo avalúo comercial superara el tope de la inflación, estimado en 6.5 por ciento. Después de esto, muchos contribuyentes contentos.

Pero no todos. No solo porque aún siguen llegando a esta redacción casos de personas cuyo aumento superó el tope, sino porque ahora hay quienes están en una encrucijada, pues el impuesto sugerido por la Secretaría de Hacienda de Bogotá (SHD), que llega a la casa, tiene un menor valor que el que calculan usando las nuevas tablas de bases gravables.

Por ejemplo, a la señora Pilar Reyes* le llegó un formulario sugerido a su domicilio para que pagara el impuesto de su Mazda2 modelo 2011. En los datos que contiene el formulario está un avalúo por 7 millones de pesos para ese carro y su impuesto a pagar es de 140 mil pesos si lo hace antes del próximo 13 de mayo, día que se vence el plazo con el 10 por ciento de descuento.

Al principio la señora Reyes se alegró porque el año pasado había pagado por el mismo carro 329.000 pesos, con un avalúo de 21.2 millones de pesos. Pero la duda le quedó después de averiguar qué pasaría si la SHD decidiera revisar su liquidación y cobrarle por haber pagado un menor valor sobre su impuesto.

Entonces, ella fue una de las usuarias que decidió contactarse con nosotros ante la duda sobre si aceptar y pagar una declaración que le mandó la propia entidad recaudadora, pero cuyo valor no es ni la mitad del año anterior, o hacer ella misma su declaración y presentarla con la base gravable que el Ministerio designó para ese carro y que quedó para este año en 22 millones de pesos.

Similar situación vive Augusto Macías* con su Renault Fluence 2.0 modelo 2012, por el que pagó en 2015 un impuesto de 463.000 como consecuencia de un avalúo de 32.1 millones. Para este año, a su casa le llegó el formulario sugerido por la SHD para que pagara por el mismo carro 184.000 pesos, con un avalúo de 10.2 millones.

¿Saldrá del limbo el impuesto de vehículos?

Ojo con un bajo impuesto

En estos dos casos, ¿qué pasa si se paga un menor valor? La situación es simple: pagar menos de lo que corresponde es tan grave como que su impuesto sea mayor al correcto (razón por la cual hay derecho a la protesta), y siempre la entidad recaudadora se basará en las tablas del Ministerio. Es decir, lo invitamos a que compare si este es su caso, para que se evite dolores de cabeza.

Ante esta situación la Secretaría de Hacienda Distrital le explicó a EL TIEMPO que se pueden presentar diferencias entre el valor sugerido en el formulario de liquidación del impuesto y el avalúo por el Ministerio de Transporte, en aquellos casos en que la información de la línea del vehículo no se encuentre caracterizada explícitamente dentro de los datos que reposan en el sistema de información de la SDH, los cuales provienen de la Secretaría Distrital de Movilidad (fuente oficial del registro automotor del Distrito Capital).

Por eso la entidad distrital recomienda que hay que tener cuenta que el formulario emitido por la SHD tiene el carácter de “sugerido”, razón por la cual el contribuyente puede modificar esta información con el fin de lograr la liquidación precisa del vehículo de su propiedad a partir del conocimiento que cada propietario tiene de las características específicas del mismo.

Para estas modificaciones se puede ingresar a la página www.haciendabogota.gov.co y dirigirse al liquidador de vehículos. Aquí encontrará la opción ‘Modificar los datos’ y podrá seleccionar los que considere que se ajustan a la realidad física de su automotor (el avalúo allí calculado corresponderá a lo dispuesto en las tablas de avalúos del Ministerio – Resolución 829 del 24 de febrero 2016).

Impuesto de vehículos

Ojo con un bajo impuesto

Así que no está de más que, en cualquier caso y antes de pagar, los ciudadanos comparen el valor del impuesto que cancelaron durante el año pasado con el que les sugiere el formulario actual, así como una verificación adicional a las tablas que en la actualidad se pueden consultar tanto en la página de la SHD como en la del Ministerio de Transporte, y con mayor razón si el valor del impuesto es inferior al 30 por ciento, o más, frente al de 2015.

Y la advertencia es pertinente, pues el trámite que se surte, sin contar la multa, es engorroso y paquidérmico. Si no se pagó como es debido con el tiempo y en un plazo no mayor a dos años, le puede llegar una carta de Hacienda de Bogotá informándole que tiene saldos pendientes por concepto del impuesto.

Después de esto tiene un plazo máximo de 2 años, a partir del vencimiento del impuesto, para cancelar ese saldo, al que se le suma una sanción por mora de 184.000 pesos adicionales (Ver ‘Sanciones’). Con ese pago puede ir a un Supercade y solicitar el retiro del Boletín de Deudores Morosos del Estado.

Por esta razón, y ya que se acerca el primer vencimiento con descuento, revise bien el valor que le corresponde pagar y anticípese a cualquier inconveniente que pueda surgir al cancelar su obligación. Después de todo, verificar no le va a tomar más de 10 minutos y si le ahorrará filas y costos adicionales.

¿Saldrá del limbo el impuesto de vehículos?

Ojo con un bajo impuesto

Si no corrige

Si no quiere modificar su impuesto y decide esperar ‘a ver qué pasa’, recuerde que la sanción por corrección es del 10 por ciento sobre la diferencia o el mayor valor a pagar entre la corrección y la declaración inicial cuando ya se ha vencido el último plazo para el pago del impuesto. La sanción aplicable es la vigente al momento de la presentación de las declaraciones. En todos los casos ninguna sanción puede ser inferior a la sanción mínima aplicable, que para el año 2016 es de 184.000.

En caso de que haya lugar a devolución

Si en caso contrario, usted cree que pagó un mayor valor al que debía, podrá solicitar la devolución o compensación de los saldos a favor originados en las declaraciones en pagos en exceso.
Para ello deberá llenar el formulario correspondiente que aparece en la página de la Secretaría Distrital e ir a alguno de los Supercades de la ciudad para darle curso al trámite.

Si ya pagó…

Si ya pagó, está a tiempo de corregir sin que incurra en sanciones o intereses de mora. Simplemente puede ingresar a la página de la Secretaría, diligenciar el formulario para corregir el pago y llevarlo a la entidad bancaria para hacerlo efectivo por el valor faltante. En el caso de que esta situación le haya ocurrido en años anteriores (2014 o 2015), puede anticiparse a la notificación de que pagó menos, y a través de la página www.shd.gov.co, puede hacerse a través de la opción 2 de los liquidadores y presentarla en cualquier entidad bancaria autorizada. El plazo máximo para una corrección es de dos (2) años después de la fecha de vencimiento del periodo o el año a corregir.

Interés de mora

Cuando no se realiza el pago de la totalidad del impuesto a cargo dentro del plazo máximo establecido para cumplir con la obligación tributaria, se deberá liquidar interés de mora en la declaración. Esta se realizará por cada día calendario de retardo en el pago del impuesto, contados desde el día siguiente al vencimiento de cada vigencia. La tasa de interés vigente entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2015, mediante resolución 1341 del 29 de septiembre de 2015 es de 29.52 por ciento.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.