El Opel Adam no tiene la demanda esperada desde su lanzamiento en el Salón del Automóvil de París

El compacto Adam, que debe su nombre al fundador de Opel, recibió muy buenas críticas por su diseño y lo mismo se esperaba de la demanda en vitrinas. Sin embargo, se sobreestimaron sus ventas.

Redacción Motor

03:54 p.m. 03 de octubre del 2013

El Opel Adam, hecho sobre la plataforma mejorada del Corsa, con carrocería hatchback de tres puertas salió en tres versiones: con motor 1.2 litros de 70 caballos de potencia, de 1.4, con 87 caballos y 1.4 más potente que el anterior, con una potencia de 100 caballos, todos con amplias probabilidades decorativas y de combinación, que resultaron en un diseño muy llamativo y que fue imán de halagos durante su presentación en el Auto Show de París el año pasado.

Por su tamaño, el Adam fue bien recibido y entró a competir sin temor con el Fiat 500, el Volkswagen Up!, Hyundai i10, Ford Ka y Renault Twingo, teniendo a favor la actualidad de su mecánica y su estética además de la versatilidad de poseer de fábrica múltiples combinaciones y facilidad de personalización tanto del exterior (carrocería, techo y llantas) como del interior (molduras, tablero y accesorios)

Sin embargo, siempre resultó mucho más caro que sus competidores, entre 1500 y 3000 dólares, lo que generó que las ventas bajaran y fuera necesario disminuir su producción, pasando de trabajar todos los días a hacerlo solo tres semanas al mes.

El precio del Opel Adam arrancó en un poco más 14 mil dólares (aproximadamente 30 millones de pesos) y por ejemplo, el Fiat 500, que es el competidor más cercano en precio, se consigue por cerca de 2800 dólares menos, es decir, por aproximadamente 25 millones de pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.