Opel ya no es de General Motors, la compró la canadiense Magna International

Angela Merkel anunció hoy que General Motors aceptó ceder a Opel para que finalmente fuera comprada por Magna, cerrando así un 'tira y afloje' entre el gobierno alemán y la compañía estadounidense.

Redacción Motor

05:00 a.m. 10 de septiembre del 2009

En el marco del Salón de Frankfurt, la canciller alemana hizo el anuncio con el que se cerró definitivamente un capítulo novelesco que se tejió alrededor de la marca de automóviles Opel.

Y es que desde la declaración por parte de General Motors de acogerse a la Ley de Bancarrota, se especulaba que la firma estadounidense pondría en venta a la marca alemana con la que logró penetración en diferentes mercados con modelos pertenecientes a los segmentos medios y populares.

Pero por esta misma razón, en los últimos días, la junta directiva en Detroit, hizo pública su intención de no ceder al fabricante para no perder su presencia global, mientras que el gobierno alemán se esforzaba porque fuera comprada por la empresa canadiense Magna, entre cuyos propósitos para rescatarla del limbo económico estaba la conservación del mayor número de empleos.

Con el anuncio de hoy, es Angela Merkel la que sale victoriosa de la negociación, pues los 25 mil puestos de trabajo que actualmente tienen Opel se constitutyen en una importante fuerza electoral de cara a los comisios que se celebrarán en ese país dentro de 17 días.

La propuesta de Magna prevé "el traslado de una parte de la producción" de Zaragoza hacia la planta alemana de Eisenach, anunció el responsable de GM. La filial europea del gigante estadounidense cuenta con 7.000 empleados en España.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.