Jueves de mecánica: ¿POR QUÉ hay VEHÍCULOS ‘CHIMENEA’?

Tenemos toda la razón para protestar por las grotescas columnas de humo negro que exhalan muchos vehículos pesados. Pero, ¿por qué se presentan?

Por Redacción Motor

12:05 p.m. 05 de abril del 2018
¿Por qué echan humo los carros?

¿Por qué echan humo los carros?

Todo humo negro que se vea en el tubo de escape de un motor es combustible excesivo que se ha quemado. Por el tamaño de los motores diésel que tienen unas enormes cilindradas, algunas cercanas a los 13.000 cm3, estos aspiran una cantidad de aire colosal, empujada además por un compresor o turbocargador.

Lea también: ¿Por qué echan humo los carros?

En esa misma proporción hay que agregar ACPM a través de los inyectores. Cuando este no se quema, no es una colita de humo la que sale del escape como pasa en un automóvil liviano, sino una enorme expulsión de ACPM sobrante. Toda una chimenea.

La explicación mecánica para ese fenómeno es la siguiente. Una gran mayoría de los motores diésel que operan acá tienen sistemas de inyección del ACPM de control mecánico, que gravitan sobre una bomba de alta presión cuya entrega es básicamente, y calculada, para la presión atmosférica a nivel del mar y hasta unos 1.000 metros de altura. Ahí comienza el problema.

Camiones

Camiones con altas emisiones

Al funcionar, por ejemplo, en Bogotá o Medellín, ya tienen condiciones muy críticas en las cuales el más mínimo desfase de la calibración de la bomba se traduce en las bocanadas de humo negro que no solo perjudican gravemente la salud de las personas, sino también la del motor, pues ese ACPM diluye el aceite y baja la lubricación.

Naturalmente, existen los sistemas de alimentación con control electrónico, mediante los cuales se puede calibrar la mezcla de manera perfecta e infinita a cualquier altura y condición, y responden a las cada vez más exigentes normas internacionales de emisiones.

Camiones parque automotor repotenciado

Camiones parque automotor repotenciado

Sin embargo, para que tengamos esos motores del servicio pesado en la plenitud de su tecnología se requiere un ACPM más avanzado y puro que el país no suministra (para el actual se necesitó una ley de la República que obligara a Ecopetrol a hacerlo).

Sólo en el caso de de los transportes masivos la petrolera envía un combustible un poco menos malo, y aun en algunos de ellos y en el resto de los buses y camiones del parque automotor nacional seguirán produciendo esas nubes negras y el ambiente también se irá agravando a medida que estos vehículos sean cada vez más viejos y porten motores ‘repotenciados’, que es un producto de las absurdas tolerancias de la política de chatarrización del país.

TransMilenio seria 'limpio'

TransMilenio seria 'limpio'

Y eso para no hablar de los motores que usan el ACPM corriente, por ejemplo, en los viejos buses de tamaño mediano que el SITP y sus promotores nos quieren hacer ver como nuevos cuando en realidad están, una gran mayoría, llamados a recoger.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.