Pasar de automóvil a camioneta

La tendencia de hacer el paso de un automóvil a una camioneta es cada vez más popular, pero hay muchos aspectos a tener en cuenta.

Redacción Vehículos

02:12 p.m. 25 de enero del 2019
Nueva Mazda CX-5

Nueva Mazda CX-5

Una precaria malla vial, una familia en crecimiento, o puro y simple gusto disfrazado de necesidad son algunas de las razones que llevan a las personas a cambiar su automóvil por una camioneta. En principio un cambio normal, ya incluso popular, pero que en todo caso no debería tomarse a la ligera.

La razón es que hay muchas variantes a considerar. La distancia libre sobre el suelo es sin duda alguna uno de los aspectos que más llevan a las personas a hacer este cambio, pero también deberían tener en cuenta que el perfil de las ruedas (que son las que “reciben el golpe”) tiene una fuerte incidencia: de nada sirve la mayor altura si el perfil es bajo y vulnerable a cualquier hueco.

Por otro lado, el centro de gravedad se verá negativamente afectado y al estar más arriba la estabilidad de una camioneta no será la misma que la de un automóvil. En el mundo real esto quiere decir que al momento de tomar curvas, por ejemplo, la carrocería se balanceará un poco más y la trayectoria del vehículo podría verse afectada más fácilmente. Por esta razón muchas veces es bien recibido el efecto de un sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas.

Un aspecto interesante a tener en cuenta es que muchas veces las mal llamadas camionetas no son más que pequeños automóviles con un disfraz. Si por ejemplo miramos el caso de Ford veremos que la Ecosport comparte la misma plataforma (chasís) con el Fiesta (plataforma Ford B3); en el caso de Mazda, la CX-5 está basada en el Mazda3 (Skyactiv); el Kicks está montado sobre el Versa (plataforma V); y el Duster se monta sobre la misma base que el Logan (plataforma B0).

Nissan Kicks

Nissan Kicks

Las mecánicas, eso sí, tienden a cambiar un poco, pero algunas veces la poca diferencia que hay en potencia a favor de la camioneta es contrarrestada por su mayor peso. Veamos esto con números: el Ford Fiesta de entrada logra 120 caballos de potencia gracias a su motor de 1.6 litros, teniendo que mover los 1.169 kg que pesa en vacío, en tanto que la Ecosport de entrada apenas logra un caballo más, pero teniendo que cargar como mínimo los 1.227 que pesa en vacío.

En el caso de Mazda, el 3 y la CX-5 de entrada comparten el mismo 2.0 litros con 153 caballos, pero mientras que el primero debe mover 1.280 kg, la segunda debe mover 1.505 kg. Los 106 caballos que mueven los 1.065 kg del Versa alcanzan e tener una ventaja sobre los 118 caballos que deben mover los 1.103 kg del Kicks, en tanto que los 85 caballos que mueven los 1.098 kg del Logan básico se quedan un poco cortos respecto a los 110 caballos encargados de los 1.221 kg del Duster.

Ahora, en otro aspecto en el que las camionetas llevan la ventajas es en la capacidad de carga, y no precisamente porque los números lo digan, sino por la disposición del espacio. Por ejemplo, el Logan ofrece 510 litros contra los 475 del Duster, pero este último ofrece la posibilidad de llevar objetos más voluminosos gracias a la apertura de la compuerta y la altura del baúl.

Renault Logan edición limitada Polar

Renault Logan edición limitada Polar

Renault Duster edición limitada Polar

Renault Duster edición limitada Polar

Los baúles de ambos Ford mencionados dicen ofrecer el mismo volumen, 362 litros, pero al igual que en el caso de Renault, aquí la Ecosport tendrá la ventaja por su disposición. Lo mismo ocurrirá con los Mazda y Nissan citados, solo que en esos dos casos la camioneta ofrece más espacio que el sedán.

Y claro, llegamos a uno de los apartados más importantes: costos. Todo empieza con el precio de compra, donde desde las versiones básicas la camioneta tendrá un valor superior, lo que en años posteriores redundará también en un impuesto más oneroso.

Hablando de manutención la situación no es distinta. No es sino mirar el valor del Soat. Mientras que automóviles de menos de 9 años de edad y con una cilindrada entre los 1.500 y 2.500 cm3 deben pagar 387.250 pesos en el 2019, una camioneta de la misma edad y dentro del mismo rango de cilindrada deberá pagar 673.000 pesos.

Ford EcoSport FreeStyle

Ford EcoSport FreeStyle

Otro valor a tener en cuenta será cuando llegue la hora de cambiar llantas, pues las camionetas, al tener una mayor medida, el costo total de este cambio también será mayor. Claramente aquí habrá muchas variables, como la marca y calidad de las llantas que se elijan, pero si miramos la medida de cada uno de estos modelos y lo que ofrecen las marcas reconocidas, nos podemos hacer una idea.

El Versa monta ruedas 185/65 R15, y si tomamos como referencia un valor de 213.934 por cada una, tendremos un total de 812.948 pesos para el cambio. En el caso del Kicks, con su medida de ruedas de 205/60 R16, encontramos un valor de 359.900 por cada una, para un total de 1’324,432 pesos por las cuatro.

La situación no es distinta con los otros modelos. Las cuatro llantas 185/60 R15 del Fiesta de entrada costarán 986.016 pesos frente al 1’104,888 de las 205/65 R15 de la Ecosport; por las 205/60 R16 del Mazda3 habrá que desembolsar 1’324,432 pesos frente al 1’587,352 pesos de las 225/65 R17 de la CX-5; y las 185/65 R 15 del Logan costarán 812.948 pesos frente al 1’497,564 pesos de las cuatro de la Duster.

Mazda CX-3 2019

Mazda CX-3 2019

Para resumir, todos los costos que giran en torno a la manutención deberían tenerse en cuenta antes de hacer la compra para evitar sorpresas, al tiempo que se debe establecer si realmente las necesidades no pueden ser suplidas por un automóvil y por lo tanto se requiere la camioneta, con todo lo que conlleva.

Si por el contrario lo que más presiona no es la necesidad sino el gusto, lo único que habrá que analizar es si el bolsillo está de acuerdo con la decisión.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.