Peugeot muestra que en sus nuevos proyectos futuros se casa con el diesel

Está listo el prototipo 908, con motor Diesel V12 de 700 caballos para correr el año entrante la serie Le Mans contra el R10 de Audi. Para la clientela menos experimentada está el 207 Spider.

Redacción Motor

05:00 a.m. 22 de septiembre del 2008

Está listo el prototipo 908, con motor Diesel V12 de 700  caballos  para correr el año entrante la serie Le Mans contra el R10 de Audi. Para la clientela menos experimentada está el 207 Spider, que utiliza muchas partes de los carros de serie y un motor 1.6 hecho en conjunto con BMW.

En el Salón de París, Peugeot concentró buena parte de sus esfuerzos mediáticos en la presentación de dos automóviles que poco tienen que ver con la clientela masiva que es su objetivo.
Pero si obtienen resultados, generarán una gran dosis de información para la marca del león que tuvo una discreta salida de la Fórmula 1 y en el Mundial de Rallyes ha sido derrotada por Citroën, aunque ese cambio de sabores se sirve en la misma mesa del Grupo PSA al cual pertenecen ambas marcas.

 Los dos nuevos automóviles son de carreras. Uno le apunta a las grandes ligas de las pruebas de duración como Le Mans y sus afines. El otro a la clientela deportiva que se alinee en una copa monomarca que servirá de preámbulo a las carreras de la serie Le Mans Series.

 El 908 será una máquina muy interesante pues va a medirse con el Audi Diesel que ya ganó las 24 Horas y sigue arrasando en las pruebas de resistencia. Peugeot lo dotará con un motor de 12 cilindros en V, de bloque muy abierto a 100 grados, capaz de entregar 700 caballos de potencia a través de una caja de seis velocidades capaz de manejar los 1200 newton/metro de torque que están previstos. El prototipo pesa 925 kilos.

 En el papel suena fantástico y en la pista seguramente será fascinante verlo luchar con el Audi R10, hecho bajo la misma lupa técnica pero que ya lleva una gran distancia experimental recorrida a su favor.

 El 207 Spider es otra cosa. Se trata de un prototipo fabricado con componentes de los modelos de serie. Por ejemplo, tiene el motor que han desarrollado en cooperación con BMW, de solo 1.6 litros pero llevado a 175 caballos de rendimiento, lo que para el peso de la unidad, 720 kilos, es interesante. Está colocado en la parte central de manera transversal.

 En el ensamble se montaron partes de la suspensión y dirección del 407, lo mismo que los frenos, radiadores del 207, dirección del 206 y muchas otras piezas aplicables para lograr un precio accesible y reparaciones más baratas cuando se le opere en las pistas.

 El concepto del 207 es muy parecido al que desarrolló Renault en su momento, año 94, con el también llamado Spider, que se aplicaba tanto a la pista como al uso de calle con bastantes limitaciones por cierto pues no tenía capota.
Dos vehículos esplendorosos para los nuevos retos de Peugeot. El 908, abajo, destinado a las grandes pruebas de duración con motor V12 Diesel y el 307 Spider, para la clientela que quiera divertirse en una copa monomarca.

El 207 Spider tiene un motor 1.6 litros de 175 caballos, que Peugeot hizo en conjunto con BMW. Va colocado de manera transversal en el centro del chasis. La forma de la carrocería sustituye a los alerones y lo hace más limpio aerodinámicamente. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.