Piaggio anunció el cierre de la histórica planta de Derbi en España

Tras varios intentos fallidos por encontrar un inversor que mantuviera en funcionamiento la planta de Martorelles, España, el fabricante de motos Piaggio trasladará sus operaciones a Italia.

Redacción Motor

10:34 p.m. 18 de febrero del 2013

El fabricante italiano anunció la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) al comité ejecutivo con el fin de clausurar definitivamente la histórica factoría de motos Derbi que funciona en Martorelles (Barcelona), tras fracasar la negociación que mantenía con el grupo suizo Giba.

Piaggio decidió presentar el ERE después de que la firma inversora suiza Giba Holding descartara quedarse con la planta para fabricar allí sus vehículos biplaza, dado que ya ha adquirido una planta industrial en Santa Oliva (Tarragona).

A partir de ahora, se abre un período de 30 días para negociar y, aunque el comité de la empresa no tira la toalla, su presidente admite que es "bastante complicado" que aparezca otro inversor que evite el cierre de la planta española.

Hace dos años, Piaggio anunció su decisión de cerrar la planta catalana para trasladar la producción a Italia, pero pospuso el cierre de la fábrica a la espera de encontrar un inversor. En el pasado mes de junio, ese comité ejecutivo que involucra las empresas de Derbi y el grupo italiano Piaggio llegaron a un principio de acuerdo por el cual, con independencia del futuro de la planta de Martorelles, los trabajadores recibirían una indemnización de hasta 45 días por año, con un límite de 42 mensualidades.

Y es que cuando Piaggio tomó el control de Derbi, separó el personal en dos empresas: una donde reunió al personal ligado a la producción, unas 130 personas aproximadamente, y otra en la que está el personal relacionado con recambios, expediciones o bien técnicos de diseño, entre otras funciones. Así pues, quedan fuera del ERE presentado por Piaggio esta treintena de personas vinculadas a las funciones no productivas.

DATO:

Derbi es una marca histórica en la fabricación de motos en Catalunya y fue comprada en 2001 a la familia catalana Rabassa, que optó por vender a Piaggio ante la imposibilidad de continuar con la compañía.

Con información de EFE.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.