El muscle car ‘correcaminos’ de Plymouth

Para obtenerlo, recorte el cupón que sale el 9 de marzo en EL TIEMPO y, más $21.900, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO.

Redacción Vehículos

03:25 p.m. 08 de marzo del 2017
Plymouth Road Runner

Plymouth Road Runner

El Plymouth Road Runner ha sido uno de los autos más utilizados en la saga Rápido y Furioso. Este modelo aparece en Reto Tokio (2006), Rápidos y Furiosos (2009), Rápidos y Furiosos 6 (2013) en la que se ve en gris con rines negros, y en Rápidos y Furiosos 7 (2015) en color cobre.

Este auto llamó la atención de todos en su época y fue inspirado en la película de dibujos animados ‘El Correcaminos’. Para ello Plymouth pagó 50.000 dólares a Warner Brothers para usar el nombre, el dibujo y el sonido ‘Beep Beep’.

Plymouth, una ya difunta división de Chrysler, produjo entre 1968 y 1970 este muscle car con el objetivo de que fuese capaz de recorrer el cuarto de milla (400 m) en 14 segundos y que tuviese un precio inferior a 3.000 dólares.

El primer modelo en salir de la línea de producción compartía plataforma con el GTX y el Satellite. Se ofrecía con un motor V8 de 6.3 L Chrysler que entregaba 335 caballos de potencia y tenía un torque de 575 N.m., pero pagando un extra de 714 dólares podía equiparse con un motor Hemi V8 7.0L de 425 caballos y 663 Nm de torque.

Plymouth Road Runner

.

Esta potencia, combinada con el ligero peso del auto, hacía que el vehículo recorriese el cuarto de milla en 13,4 segundos a 169 km/h.

Con este registro, el ‘Road Runner’ se convirtió en uno de los mejores muscle cars de la época.

Noticias recomendadas

Más noticias

El Ford GT de ‘Rápido y Furioso’

Para obtenerlo recorte el cupón que sale este 27 de abril en EL TIEMPO y, más $21.900, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.