Se presentaron en Libia dos carros diseñados por Kadafi

Son dos prototipos con perfil de lancha deportiva, una gran motorización y todas las tecnologías que construyó la empresa italiana Tesco TS a pedido del presidente libio, Muammar Kadafi.

Redacción Motor

08:46 p.m. 18 de enero del 2011

En el marco de la cumbre especial de la Unión Africana, realizada en Trípoli, Libia, las autoridades de ese país mostraron dos prototipos del "Cohete libio" o the Rocket, un vehículo cuyo diseño se le atribuye al líder Muammar Kadafi .

El "Cohete libio" tiene un diseño que le da mucha familiaridad con las lanchas de alta velocidad, pues tanto en su frontal como en el portón posterior tiene un ángulo con el que forma una especie de quillas.

En este diseño trabajo el equipo técnico de la empresa italiana Tesco TS que siguió al pie de la letra las ideas Kadafi para producir, según el dirigente, el vehículo perfecto. 

Sus dimensiones son: 5,5 metros de largo y 1,87 metros de ancho, mientras que su peso es de 1.860 kg. Cuenta con un motor V6 de 3.0 litros que produce 230 caballos de potencia.

Además, y para hacerlo totalmente seguro cuenta con un tipo especial de blindaje y toda la cabina cuenta con múltiples airbags  y sistemas de seguridad. En cuanto al confort, los tapizados son en cuero y cuenta con todos los sistemas de climatización y de entretenimiento abordo. Actualmente se estudia si es viable la fabricación del vehículo en Libia.

Según un integrante de la empresa italiana que participó en el proyecto, el prototipo del vehículo costaría unos 2 millones de euros, (unos 2,86 millones de dólares).

Este no es el primer auto concebido por el Presidente de Libia, pues en 1999, Gaddafi presentó una primera unidad ligeramente distinta y pintada en verde oliva. Entonces, se dijo que el país abriría una fábrica para producirlo en serie, pero 10 años más tarde aun no abre la planta.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.