Un récord que duró 80 años

Hace pocos meses, Juan Pablo Montoya manejó un Bugatti Chiron en la pista Internationale Automobile-Ausstllung (Alemania) y logró un registro sublime.

Revista Motor

05:57 p.m. 21 de febrero del 2018
Obsesión

Obsesión

El automóvil aceleró desde 0 hasta 400 kilómetros por hora y se detuvo en apenas 41,96 segundos. Fue el pasado 13 de septiembre.

La marca apenas se sostuvo un par de semanas porque el 1 de octubre siguiente, un Koenigsegg Agera RS hizo la misma de aceleración y frenado, pero solo en 36,44 segundos en la pista del aeropuerto Vandel, en Dinamarca. Pulverizó el récord por 5,52 segundos.

Obsesión

.

Sin embargo, aunque esas velocidades son impresionantes, faltaba ponerle un punto más alto a la velocidad máxima conocida y certificada en una vía pública. Koenigsegg llevó el mismo automóvil del intento en Dinamarca a una vía pública en Nevada, Estados Unidos (estado donde hay muchas carreteras sin límites de velocidad) y logró acelerarlo hasta los 444,64 kilómetros por hora, que es lo máximo que hasta ahora se conoce en ese tipo de caminos.

Pero lo sorprendente es que el Koenigsegg apenas pasó la marca 11,94 kilómetros por hora más rápido de lo que había logrado el piloto alemán Rudolf Caracciola en un Mercedes-Benz W125 modificado, pero el 28 de enero de 1938. ¡Hace 80 años y unos cuantos días! Claro, la marca de ese momento fue solamente referida al paso a la velocidad terminal por un sitio establecido, promediada en dos intentos en un determinado y corto tiempo en diferentes sentidos de la ruta, pero hoy rigen las mismas condiciones de homologación.

Obsesión

.

Las grandes diferencias radican en el tiempo de la aceleración hasta la velocidad tope, la mínima distancia de frenado, cuando antes podían ser kilómetros para detener el auto y las condiciones aerodinámicas del vehículo. El Mercedes W125 de Caracciola era un auto de Gran Premio (hoy F1) debidamente carenado, aunque de manera muy empírica, y los de ahora tienen carrocerías que soportan y aprovechan el paso del aire sin riesgo y más bien con beneficios de apoyo y estabilidad. Para mejorar la penetración, Mercedes redujo la entrada de aire frontal, la usó como un paso para el mismo para generar apoyo y enfrió el motor desde un depósito con bloques de hielo donde incrustó el radiador.

Obsesión

.

En 1938, andar a esa velocidad era un albur con sabor a suicidio. La prueba es que horas después de que Caracciola hizo la marca, sus rivales de Auto Union (equipo refinanciado por Hitler y fruto de la unión de cuatro empresas quebradas, Audi, DKW, Horch y Wander, de ahí los 4 anillos del escudo de la sobreviviente Audi) llevaron al mismo sitio un prototipo con un desarrollo similar al de Mercedes. Pero sus formas no eran las más correctas, dicen algunos reportes, o una de sus llantas se estalló en el tercer intento y su piloto, Bernd Rosemeyer, pereció cuando el carro se salió de la ruta y tuvo un colosal accidente. Dicen que estuvo en el orden de los 430 kph.

Del tema solo se volvió a hablar ocho décadas después.

Obsesión

.

El que no fue

A finales de la década de los años 30 del siglo pasado, Mercedes tenía en el laboratorio de pruebas un carro aún más poderoso para subir la marca, el T80, de seis ruedas, diseñado por el profesor Ferdinand Porsche. Debería usar un motor de 12 cilindros y 44,5 litros de desplazamiento concebido para el avión Messerschmitt Bf 109, con un rendimiento estimado de 3.000 caballos. El motor usaba como combustible una mezcla de alcohol metílico (63 %), benceno (16 %), etanol (12 %), acetona (4,4 %) nitrobenceno (2,2 %), gasolina de aviación (2 %) e inyección de agua con metanol como antidetonante.

Medía 8 metros de largo y pesaba cerca de tres toneladas. La velocidad estimada era de 750 kph.

El accidente del Auto Union y el estallido de la Segunda Guerra Mundial archivaron el proyecto.

El Mercedes del récord está en el museo de la marca y el T80 lo restauraban hace unos años cuando MOTOR visitó los talleres cuasisecretos de la marca, en Stuttgart.

Obsesión

.

DATO
Adolf Hitler financió el departamento de carreras de Auto Union para que rivalizara con los mercedes, y estos récords fueron el lanzamiento mundial de sus famosas Autobahn (autopistas), primeras en la historia, y una demostración del poder y la tecnología de su industria automotriz. Caracciola hizo la marca en el tramo entre Fráncfort y Darmstadt, conocido hoy como la A5.

Fichas técnicas

MERCEDES W 125
Motor: V12 5.557 cm3 supercargado
Potencia: 765 caballos
Velocidad tope: 432,7 kph

KOENIGSEGG AGERA RS
Motor: V8 biturbo, 5.000 cm3
Potencia: 1.341 caballos.
Velocidad tope: 444,64 kph.

Noticias recomendadas

Más noticias

Galería del Audi TT 2019

La firma de los aros presentó la nueva variante de su deportivo, que llega con nuevos motores y equipamiento mejorado.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.