Reforma tributaria convierte las motos en un lujo

En la reforma tributaria, las motos de menos de 250 cm3 aumentarían su precio final en un 11 por ciento, alejando la oferta del vehículo más popular.

Por Redacción Motor

02:31 p.m. 16 de diciembre del 2016
Portafolio de motos en Corferias

Portafolio de motos en Corferias

En promedio, en más de un millón de pesos se elevarían los precios de las motocicletas populares si el Gobierno insiste la próxima semana, –durante los últimos debates de la reforma tributaria–, en gravarlas con el llamado impuesto al consumo o ‘impuesto al lujo’, que hoy se aplica a las motos de más de 250 cm3, a lo que habría que adicionar los tres puntos de IVA, que pasará del 16 al 19 por ciento.

La propuesta de incluir las motos populares (de menos de 250 cm3) en el largo listado de artículos suntuosos es huérfana. Nadie da alguna explicación sobre su origen ni los argumentos para incluirla en la reforma. Ni en el Congreso ni en el gobierno saben de dónde salió, pero hasta el cierre de esta edición estaba incluida en el articulado que entre el jueves y viernes discutían congresistas y gobierno para llevar a las plenarias de Senado y Cámara para su aprobación definitiva.

Portafolio de motos en Corferias

.

Las voces de protesta han ido en aumento. La Asociación Nacional de Industriales, Andi, ensambladoras, concesionarios y asociaciones de motociclistas, rechazaron el aumento de gravámenes. Razones les sobran. Por ejemplo, una de las motos más populares del mercado, la Honda CB110 pasaría de costar 3.546.552 a 4.220.397 con el aumento de los tres puntos de IVA y el 8 por ciento del impuesto al lujo. En el caso de motocicletas importadas de bajo cilindraje, esos mismos impuestos elevarían su precio hasta en 2.200.000 pesos.

El principal problema de este aumento del 11 por ciento en el precio de las motos es que impacta precisamente a las más populares, que corresponden al 98 por ciento de las ventas. En Colombia se venden en promedio más de 600 mil motocicletas al año, la gran mayoría menores de 250 cm3. Todas las motos pagan IVA y desde la reforma tributaria del 2012 a las de cilindrada superior a 250 cm3, se les carga el impuesto al consumo.

Portafolio de motos en Corferias

.

Para la Andi, el nuevo impuesto para las motos populares ocasionaría una contracción del 35 por ciento en el mercado. El incremento de más de un 10 por ciento en su precio impactaría a los estratos 1, 2 y 3. Los estudios socio-demográficos realizados por el Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas (Honda, Yamaha, Suzuki y Auteco) demuestran que las motos no son un bien de lujo.

En Colombia en el 26 por ciento de los hogares hay una motocicleta. Para unos 800 mil colombianos la moto es su medio de trabajo (domiciliarios, mensajería, etc.). El 30 por ciento de quienes compran moto cada año se dedica a estas actividades, para su sustento o mejorar sus ingresos. El otro 70 por ciento compra motos como medio de transporte, porque la ven como una alternativa al pésimo servicio público en las ciudades.

De otra parte, la contracción del mercado obligaría, según la Andi, a cerrar fábricas lo que causaría la pérdida de unos 24.000 empleos directos, y “pone en riesgo la seguridad jurídica y la estabilidad en las reglas de los industriales, quienes han realizado inversiones por más de 120 millones de dólares” en los últimos años, especialmente en zonas de conflicto como el departamento del Cauca.

Motos ‘a la carta’

.

Por último, la Asociación de Motociclistas de Colombia, Asomocol, les pidió al Congreso y al Gobierno “que reconsideren seriamente la implementación de estos nuevos impuestos; aún están a tiempo de evitar causarle mayores daños a los ciudadanos…”.

Al cierre de esta edición, el pasado jueves, aún faltaban detalles por definir antes de radicar la ponencia definitiva del texto de la reforma tributaria. Entre los gravámenes que generan más resistencia aparece el aumento de 3 puntos de IVA en algunos productos y servicios, el impuesto de lujo a las motos y el llamado ‘impuesto verde’ a los combustibles.

Motos ‘a la carta’

.

¿Qué es el impuesto al consumo?
La reforma tributaria del año 2012 creó este impuesto que se genera por la prestación o la venta al consumidor final, o la importación por parte del usuario final, de bienes y servicios como la prestación del servicio de telefonía móvil; la venta de algún bien corporal mueble de producción doméstica o importado (vehículos automóviles, barcos, aviones); y el servicio de expendio de comidas y bebidas preparadas.

El impuesto nacional al consumo comenzó a regir a partir del 1º de enero del 2013 con tasas del, 8 y 16 por ciento. En cuanto a los vehículos, se consideran responsables del impuesto al importador como usuario final, al vendedor de los bienes sujetos al impuesto al consumo y, en la venta de vehículos usados, al intermediario profesional.

Motos ‘a la carta’

.

Con el 8 por ciento de impuesto al consumo están gravados hoy Automóviles y camperos cuyo valor FOB, o el equivalente del valor FOB, sea inferior a USD$ 30.000, con sus accesorios. Pick-up cuyo valor FOB, o el equivalente del valor FOB, sea inferior a USD$ 30.000, con sus accesorios. Motos con motor de émbolo (pistón) alternativo de cilindrada superior a 250 cm3; Yates y embarcaciones de recreo o deporte; barcas (botes) de remo y canoas.

Noticias recomendadas

Más noticias

Motocicletas ‘a la carta’

Precios asequibles, facilidades de pago y la falta de control sobre las capacidades de conducción permiten que cualquier persona se suba a una moto.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.