Renault y Caterham sólo producirán un deportivo y terminarán su acuerdo de colaboración

Muchos desacuerdos entre ambas firmas sobre la configuración mecánica que deberían tener los nuevos deportivos llevaron a esta decisión. Así, sólo habrá un biplaza Alpine y un Catherham para 2016.

Redacción Motor

05:12 a.m. 26 de marzo del 2014

Un deportivo biplaza de motor central con 300 caballos de potencia que se conocerá en 2016 será el único fruto que dará la corta unión entre Renault y Caterham. De paso, este modelo será el primero con el que la submarca Alpine regrese al mundo automotor pero también marcará el final de esa alianza que prometía muy buenos autos deportivos.

Este acuerdo comenzó en 2012 y se suponía que como resultado deberían poner a rodar varias plataformas que ambas marcas usarían bajo sus propios logotipos y estéticas particulares, lo cual también le servía a la firma inglesa para aumentar su portafolio. Sin embargo, los desacuerdos, que iban desde las mecánicas y las cilindradas, derrumbaron la alianza.

En la problemática de la unión también pesaron los soportes económicos que demostró Caterham y que se convirtieron en una duda para Renault. En el lado contrario de la balanza, Renault sugirió demorar el lanzamiento del nuevo carro porque el prototipo del deportivo no recogió muy buenas críticas, ni recibió favorables augurios.

 

A pesar de este final, La marca francesa aseguró que continuará con el renacimiento de la marca Alpine y que mantendrá la planta de Dieppe desde donde espera producir varios modelos a partir de 2016, cuando se supone que salga el único fruto de este accidentado acuerdo.

 DATO
Existe un acuerdo posterior entre Renault y Caterham para que la marca inglesa tuviera dentro de su portafolio una camioneta montada sobre una de las plataformas de la firma francesa. Sin embargo, hasta el momento Caterham no se ha pronunciado sobre ninguno de estos dos temas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.