Renault y Caterham revivirán la marca de autos deportivos Alpine y crearán una nueva línea deportiva

Los nuevos vehículos serán fabricados en una planta de Renault en Dieppe, en el norte de Francia, en sociedad con Caterham Cars y su equipo de Fórmula Uno. El primer modelo saldrá a la venta en 2016.

Redacción Motor

03:28 p.m. 07 de noviembre del 2012

El fabricante automotriz francés Renault y el especialista británico en autos deportivos Caterham revelaron sus planes de desarrollar vehículos súperdeportivos tanto para calle como para pista con la tecnología derivada de la F1 a muy bajo costo, con el fin de salir adelante a la actual crisis económica europea.

Renault confirmó la estrategia que estudia en este momento para revivir la difunta marca Alpine, entre otras marcas que se han dejado de fabricar con el mejor estilo que se deriva a la máxima competencia del automovilismo.

Las compañías pondrán la ingeniería incorporada en los autos de carreras derivados de la Fórmula Uno al alcance de más clientes. Así lo confirmaron en una conferencia de prensa el presidente de
Caterham, Tony Fernandes, y el presidente ejecutivo de Renault, Carlos Ghosn.

Renault vendió su escudería de F1 en 2009-10, pero actualmente continúa suministrando motores a cuatro equipos, entre ellos
Caterham F1, que hasta el año pasado competía con el nombre de Team Lotus.

Las compañías no quisieron dar detalles de los precios, los objetivos de ventas o la transacción financiera que llevaría a
Caterham a adquirir una participación del 50 por ciento en Automobiles Alpine Renault, una filial de la automotriz francesa.

Renault emplea a más de 300 personas en la fábrica de Dieppe, donde produce versiones deportivas de los modelos de autos de la marca. El anuncio fue aplaudido por el Gobierno francés, ansioso por remarcar buenas noticias en un sector en el que la mayoría de los fabricantes y proveedores han realizado despidos masivos.

Este acuerdo coincide con el 50 aniversario del nacimiento del histórico Alpine A110, con el que esta marca destacó en el mundo de la competición. Precisamente el ya conocido prototipo Alpine A110-50 de 400 caballos de potencia podría ser el primer deportivo que se lleve a producción en la nueva fábrica tras la unión de Caterham y Renault.

Con información de EFE

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.