‘Al sector privado lo vemos como un aliado’: Francisco Santos

Por Redacción Motor

08:30 p.m. 09 de octubre del 2015
En 2015 ampliaran las vias del occidente de Cundinamarca

En 2015 ampliaran las vias del occidente de Cundinamarca

1. Sí. Por años hemos pagado peajes para salir de la ciudad, pero los recursos nunca son invertidos en las vías de Bogotá, por eso le pediremos al Gobierno Nacional que parte del dinero que se recaude, se destine para mejorar las entradas y salidas de la capital del país. Además vamos a construir la ALO completa, desde Canoas en el sur hasta la 244 en el borde norte de la ciudad. Nuestro proyecto plantea cinco carriles a lado y lado, con TransMilenio en la mitad y respetando los humedales y el ambiente.


2. Le daremos toda la preponderancia a las Alianzas Público Privadas y Concesiones; nuestra administración verá al sector privado como un aliado y no como un enemigo. Nos pondremos al día con las obras que dejaron de hacerse y que ya deberían estar listas: la 68, la Boyacá, la Calle 13, la Avenida Longitudinal, la Primero de Mayo y la Séptima.
Hoy en día podemos hacer muchas de esas obras con concesiones, el cierre financiero da. La Calle 13 la podemos hacer capturando el valor de la edificabilidad a borde y borde. La persona que haga esa obra se queda con la posibilidad de construir en altura, no vende sino que se titulariza y eso genera la financiación de la obra. Además de ello, las obras públicas que debe hacer el Distrito son la Séptima y Primero de Mayo.

3. Lo haremos con responsabilidad fiscal. Vamos a exigirle al Gobierno Nacional que cumpla su compromiso con Bogotá y financie el 70 por ciento de la obra. Haremos el metro sin arriesgar otras inversiones que son igualmente importantes para la capital. Sin embargo es requisito primordial que la ciudad construya la institucionalidad necesaria para manejar la contratación y operación del Metro. Una obra de 20 billones de pesos no tiene margen de error, por lo que se llevará a cabo cuando la estructura institucional brinde una seguridad a los ciudadanos.

4. El servicio ha surgido de una necesidad que no ha sido cubierta, por lo que vamos a organizarlo e integrarlo al sistema para que no sea informal y que preste un servicio seguro. Adicionalmente, crearemos un centro de servicios compartidos, que apoye a los empresarios informales en la formalización y fortalecimiento de sus procesos, como la constitución legal, la contabilidad, el mercadeo, la publicidad, entre otros.
Enfocaremos estos centros de servicios compartidos en tres grupos de actores: los recicladores, los vendedores ambulantes y los bicitaxistas. Cada uno de ellos representan un grupo importante de ciudadanos que se ganan la vida prestando servicios urbanos fundamentales. Sin embargo, pueden mejorar su situación económica si se les apoya para que sean mejores empresarios y a la vez, se les brindan servicios de asistencia técnica y social para que al tiempo que progresan puedan mejorar su bienestar social y familiar.

5. Seremos un gobierno austero y eficiente. Por la mala ejecución que hoy tiene la administración distrital se pierden recursos importantes que se pueden invertir en obras. También por medio de las concesiones, Alianzas Público Privadas y capturando el valor de la edificabilidad a borde y borde.

6. Es un tema sensible que se debe tratar con cuidado, la ciudad no soporta los trancones que se viven en las vías, pero tampoco es justo que la gente pague impuestos y no pueda disfrutar su vehículo todos los días. El carro es aspiracional, todos queremos tener un ‘pichirilo’ para poder salir en familia.
Creemos que debemos analizar cómo opera la medida en la actualidad, y si es necesario, replantearla. Para poder desmontar el pico y placa debemos trabajar en dos sentidos: primero mejorar el servicio de transporte público, debe ser digno y eficiente; lo segundo será implementar los cobros por congestión.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.