Mercedes-Benz congregó en el autódromo todo el sabor AMG

Todos los superautos y camionetas vigorizados por AMG fueron probados y hubo demostraciones del famoso piloto Bernd Schneider.

Revista Motor

09:55 a.m. 04 de noviembre del 2015
El sabor AMG

El sabor AMG

Periodistas, clientes y concesionarios de Colombia y nueve países más, Uruguay, Paraguay, Ecuador, República Dominicana, Barbados, Jamaica, Haití, Aruba y Costa Rica, asistieron a la primera parada que hace el AMG Performance Tour de Mercedes-Benz en América Latina. Diez días duró la toma del Autódromo de Tocancipá por parte de este evento que significó un enorme reconocimiento internacional y profesional para la filial de Daimler en Colombia.

Daimler, apellido de pila de Mercedes-Benz, realizó en el Autódromo de Tocancipá un encuentro de sus autos de alto rendimiento con el perfil y pergaminos que nunca antes habían estado al alcance de los seguidores del logotipo AMG.

El sabor AMG

El sabor AMG

Varias razones explicaron la llegada de 14 vehículos de las diferentes ramas del portafolio, pero elevados con la potencia y tratamiento de AMG, el departamento que hace el papel de los M en BMW o de los RS en Audi: potenciar las berlinas y los deportivos con tecnologías de avanzada y caballajes desbordados que, a su vez, requieren una pisada y frenada proporcionales a sus músculos.

Una razón es el crecimiento de la marca en el mercado local, gracias a que su oferta se ha extendido con los modelos A y B, se reformaron las camionetas que se llaman G, los autos de familia tradicionales C, E y S ahora tienen más contacto con clientes jóvenes, y son todos excelentes receptores del paquete AMG que, más allá de la mecánica, trae toda la bocelería y la electrónica propias de su mejor pedigrí. Con su participación creciente, desde la casa matriz hay un apoyo especial para la filial local, de tal profundidad que le encomendaron hacer en Colombia el primer AMG Performance Tour, que es también el primero de Latinoamérica. De ahí que la convocatoria a las pruebas en Tocancipá trascendiera a la prensa, los concesionarios y los clientes potenciales del país e incorporó delegaciones con los mismos ingredientes procedentes de la región, con quienes se coparon diez días de programación continua.

Otra razón es que Mercedes, desde 1999, es dueña de la totalidad de la operación AMG y esto le dio la flexibilidad para implantar el sello de alto rendimiento en motores y modelos más populares que son más permeables para clientelas que antes estaban reservadas a vehículos muy costosos.

El sabor AMG

El sabor AMG

El sabor AMG

El sabor AMG

Finalmente, está el cambio de filosofía de la marca, cuya tradicionalidad necesita refrescarse a través del contacto con audiencias más jóvenes, para lo cual hay un cambio total en todas las carrocerías, más modelos funcionales para la familia, como los A, pero acelerados con motores y rendimientos que les dan un toque enorme de deportividad y diferencia.

Para apoyar toda esa transformación se necesita una experiencia de campo en la cual el sabor AMG se cate en diferentes tamaños y modelos, de ahí la concentración en este enorme operativo en el autódromo, donde se hicieron pruebas de frenado, maniobrabilidad, reacción de los controles de tracción y estabilidad en seco y en piso mojado y, como premio a la excelencia, ‘hot laps’ al máximo rendimiento de los autos con pilotos profesionales.

El sabor AMG

El sabor AMG

Ahí Mercedes también puso un punto muy diferenciador, pues en todas las actividades, y sobre todo en las demostraciones de alta velocidad, estuvo presente durante todo el evento el piloto Bernd Schneider, cuyo palmarés es tan copioso e ilustre como lo es la caballería de la maquinaria AMG.

Igualmente, el programa fue presentado en persona por Guido Brormann, director mundial de mercadeo de AMG, y el funcionamiento operativo y técnico corrió por cuenta de la firma Autopress.

El sabor AMG

El sabor AMG

Naturalmente, los carros pasaron con perfectas notas las diversas pruebas y los invitados de todos los niveles pudieron apreciar la tecnología de los asistentes electrónicos de manejo en su mayor exigencia, así como el empuje de los motores que, en sus diversas especificaciones, se tragaron como balas las distancias de la pista. Y más en manos de Schneider, cuya experiencia permite valorar la descomunal aptitud de frenado de todos los autos y su trazo perfecto en la pista, a cualquier nivel de exigencia, situación a la cual el conductor del día a día está lejos de poder llegar, aún si es el afortunado propietario de uno de esos sofisticados aparatos.

El sabor AMG

El sabor AMG

Las pruebas

En diferentes sectores del autódromo se hicieron estaciones demostrativas de las cualidades de los carros y sus sistemas, y los asistentes las visitaron y experimentaron en grupos al lado de pilotos profesionales expertos en cada demostración. Finalmente, tras un ‘pace car’ a velocidades importantes, los invitados condujeron acompañados de los pilotos, de quienes recibieron instrucciones y explicaciones y algunos gozaron las vueltas sin límites con Bernd Schneider en el coupé AMG GTS.

El sabor AMG

El sabor AMG

4º piloto de F1 en Tocancipá

Las pruebas estuvieron encabezadas por el piloto alemán Bernd Schneider, campeón cinco veces del DTM alemán entre 1992 y 1995, donde sumó 43 triunfos y fue ganador del FIA GT de 1997. En un mismo año, 2013, se impuso en las 24 Horas de Nürburgring y Spa, las 12 Horas Bathurst y de Abu Dhabi y los 1000 kilómetros, también de Nürburgring, todo con Mercedes.

Corrió en Fórmula 1 para el equipo Zakspeed en 1988 y 1989 y luego brevemente en la escudería Arrows.

Es el cuarto piloto de la F1 que ha conducido en el autódromo de Tocancipá, precedido por Roberto José Guerrero, Juan Pablo Montoya y David Coulthard.

Bernd Schneider

Bernd Schneider

Bernd Schneider

Bernd Schneider

DATOS

503 caballos a 6.250 rpm y 650 Nm de torque desde las 1.750 desarrolla el motor v8 biturbo de 4000 cm3 que mueve los 1645 kg del Coupé AMG GT-S, capaz de desarrollar 310 kilómetros por hora. El mismo motor mueve el sedán C 63 S, cuya velocidad está limitada electrónicamente a 250 kph.

Para los autos más pequeños de la serie a, AMG desarrolló un motor que va colocado transversalmente y es el 2 litros más potente del mundo. Los cuatro pistones generan 378 caballos gracias al turbocargador, y 475 Nm de torque a 2250 rpm. Obviamente por ser la cabina más liviana y pequeña, los A tienen un desempeño superlativo.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.