Seguridad sin seriedad en los vehículos

A pesar de los esfuerzos y llamados por parte de Global NCAP y Naciones Unidas, el tema aún no parece ser una prioridad.

Redacción Vehículos

02:07 p.m. 22 de abril del 2016
La seguridad aún no parece ser una prioridad.

La seguridad aún no parece ser una prioridad.

La semana pasada, durante un congreso de Global NCAP en Washington, Estados Unidos, la asamblea general de las Naciones Unidas adoptó una resolución encaminada a mejorar la seguridad en las vías a nivel mundial de aquí a 2020 por medio de vehículos que cumplan unos requisitos mínimos en este apartado.

Complementando los lineamientos que ya se habían adoptado en el plan global de las Naciones Unidas para la Década de acción por la seguridad vial 2011-2020, uno de los puntos más importantes contenidos en la resolución es un nuevo llamado a que los estados miembros que aún no han acogido las medidas que garanticen una seguridad mínima en los vehículos, lo hagan.

Enfatizando este punto, las organizaciones aclaran que varios de los elementos que deberían incluir los vehículos deben estar enfocados en prevenir los accidentes, es decir, los que se refieren a la seguridad activa. Específicamente, dice Naciones Unidas, estos sistemas deberían ser el control de estabilidad, frenado de emergencia autónomo y ABS para las motocicletas.

Respecto al llamado que Global NCAP hizo a los diferentes fabricantes, Max Mosley, su presidente, envió una carta a presidentes y directivos de fabricantes y grupos como Mercedes-Benz, Fiat-Chrysler Automobiles, Ford, Honda, Hyundai, Nissan, OICA (Organización internacional de constructores de automóviles), Grupo PSA, Renault, Suzuki, Toyota, Volkswagen y, por supuesto, General Motors.

Además de anotar en esa carta lo que ya mencionamos, el documento recuerda que en el 2013 Global NCAP les había pedido adoptar voluntariamente una iniciativa global para mejorar la seguridad, pero que lamentablemente eso no se había dado y que aún más perturbador es el hecho que algunos fabricantes siguen produciendo vehículos que no cumplen los estándares mínimos requeridos por las Naciones Unidas.

La seguridad aún no parece ser una prioridad.

La seguridad aún no parece ser una prioridad.

Por si fuera poco, Mary Barra, presidente de General Motors, recibió una carta adicional, firmada por David Ward, secretario general de Global NCAP, la cual inicia expresando la decepción por el hecho que “el Sail, vendido en Colombia, fue calificado con cero estrellas por Latin NCAP […]Estos poco impresionantes resultados vuelven a confirmar el bajo desempeño general de seguridad de la marca Chevrolet de General Motors en América Latina”.

Ward pasa entonces a recalcar lo que ya le había notificado a Barra en una comunicación anterior acerca del conocimiento que el fabricante tiene respecto al bajo desempeño en seguridad de algunos de sus vehículos, sacando a la luz nuevamente las declaraciones donde ella defendía la comercialización de vehículos sin elementos de seguridad bajo la “disculpa” de poder ganar competitividad.

El llamado de atención incluso pone en evidencia el lobby que ha hecho la marca en México “para bloquear y luego retrasar la propuesta de 2014 del Gobierno mexicano para introducir estándares mínimos de pruebas de choque”. Ward indica que General Motors fue uno de los fundadores de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia) en la que juega un papel fundamental a través del presidente de la compañía en ese país, Ernesto Hernández, quien es uno de sus directivos.

El Sail obtuvo cero estrellas para protección de adulto y dos, en protección infantil.

El Sail obtuvo cero estrellas para protección de adulto

“A través de Amia –dice Ward– la compañía está haciendo lobby para retrasar la aplicación de estándares de seguridad al mismo tiempo que las Naciones Unidas, como parte de la Década de acción por la seguridad vial, está tratando de alentar su uso en países de rápida motorización como México”.

De esta forma, Global NCAP ha pedido que General Motors se asegure de que su producción global de vehículos pase las regulaciones mínimas establecidas por las Naciones Unidas e incluya de serie sistemas como el control de estabilidad. Igualmente, piden que le informen al Gobierno Mexicano que la compañía apoyará la legislación para que en 2018 se apliquen los mencionados estándares y elementos de seguridad.

Todo esto toma una importante relevancia en nuestro país, pues como publicamos en nuestra edición anterior, las más recientes pruebas de choque realizadas por Latin NCAP incluyeron el Chevrolet Sail, de ensamble nacional, el cual se sumó a la lista de modelos de la marca con cero estrellas.

La seguridad aún no parece ser una prioridad.

La seguridad aún no parece ser una prioridad.

Otras reacciones

Como era de esperarse, los resultados obtenidos por el Chevrolet Sail en la prueba de choque de Latin NCAP tuvieron gran eco, y no solo fueron los medios colombianos los que reaccionaron.

El portal Bio Bio de Chile (donde el Sail es uno de los más vendidos) resaltó la preocupación por el equipo de seguridad de este auto y la falta de regulaciones del país al respecto, donde en cambio sí se exige mostrar los rendimientos de combustible y contaminación.

Corresponsales en México de BBC Mundo también pusieron el tema sobre la mesa, sobre todo al recalcar que en ese país se producen vehículos con los más altos estándares que les permiten ser vendidos en países como Estados Unidos, al lado de otros con pobre equipamiento que no cumplen ningún tipo de exigencia.

Las reacciones no se limitaron al continente americano y el portal Autoexpress, del Reino Unido, informó sobre la nueva notificación enviada a Mary Barra, presidente de General Motors, por parte de Global NCAP, donde una vez más les llamaron la atención. Autocar, también del Reino Unido, incluso fue más allá, citando a Ralph Nader, defensor del consumidor de Estados Unidos, quien dijo que las acciones de General Motors, al comercializar vehículos inseguros, podrían catalogarse como homicidio intencional.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.