Seguridad del carro: siglas para la supervivencia

Más que la cuenta de los elementos de seguridad de los autos, es vital conocerlas, entenderlas y exigirlas.

Redacción vehículos

04:32 p.m. 11 de septiembre del 2015
Electronic stability program

Electronic stability program-ESP

Lo más importante al adquirir un vehículo es la seguridad, lamentablemente uno de los requisitos más ignorados y desconocidos en nuestro país tanto por el mismo gobierno como por el público en general.

Por si fuera poco, ese desconocimiento es muchas veces aprovechado por vendedores, quienes suelen desviar la atención de los compradores hacia componentes que no son solo elementales sino norma internacional desde hace muchos años.

¿Qué elementos de seguridad deberían buscarse al momento de comprar carro? La respuesta va a depender en gran parte del segmento que se esté mirando, pues un modelo de entrada no va a tener los mismos sistemas que uno de lujo, pero de cualquier forma hay cosas elementales como los cinturones de seguridad de tres puntos, las famosas barras laterales de protección e incluso los apoyacabezas, por nombrar solo algunos.

Dynamic stability control -DSC

Dynamic stability control -DSC

Dando por sentado que cualquier vehículo nuevo que adquiera, por básico que sea, debe incluir estos elementos (si no, mire otras opciones), nos centraremos en los demás, conocidos por muchos como siglas que suelen mencionarse en anuncios publicitarios y fichas técnicas pero que para una gran mayoría parecen jeroglíficos.

Inicialmente está el ABS (Anti-lock Braking System, o sistema de frenado antibloqueo), que evita que las ruedas se bloqueen en una frenada fuerte y así permitirle al conductor maniobrar el auto. Este suele estar acompañado por el EBD (Electronic Brake Distribution, o distribución electrónica de frenado), que varía la fuerza de frenado aplicada en cada rueda dependiendo de la adherencia que esta tenga, haciendo más efectiva la detención.

En autos más equipados se encuentra el control de estabilidad. Aunque varios fabricantes lo nombran de distintas formas (Electronic stability control -ESC-, Electronic stability program -ESP-, Dynamic stability control -DSC-), la función es la misma: al detectar una pérdida de control o derrape, el sistema automáticamente frena la rueda que sea necesaria para que el auto pueda mantener la trayectoria deseada.

Funcionando junto a este sistema está el control de tracción, que también suele cambiar su nomenclatura según el fabricante (TCS, Traction Control System, la más común). Su labor consiste en evitar que las ruedas patinen al acelerar en condiciones de baja adherencia (piso mojado, barro, etc.), ya sea frenando o cortando el envío de potencia a alguna de las ruedas.

Las bolsas de aire (airbags) también hacen parte de lo que se debería considerar como el equipamiento básico de seguridad de cualquier vehículo nuevo, al menos las dos frontales. Por medio de sensores que detectan la fuerza del choque, estas bolsas son desplegadas para evitar que los ocupantes golpeen contra las partes del interior del auto, minimizando posibles lesiones.

Electronic stability control -ESC

Electronic stability control -ESC

Algo muy importante es que las bolsas de aire no solo deben estar presentes, sino desplegarse en el momento exacto, pues si lo hacen a destiempo podrían causar lesiones. Además, si un auto que equipa solo las frontales sufre un volcamiento o golpe lateral, estas no se desplegarán; para eso están las laterales (salen desde la silla) y las de cortina (salen desde los parales).

Complementándose con una estructura capaz de absorber impactos para minimizar las fuerzas que llegan a la cabina (Ver Recuadro ‘Carrocerías’), estos elementos deberían ser lo mínimo a exigir de un vehículo nuevo.

Ahora, para tener un equipamiento más completo, lo mejor es optar por usados recientes, pues por el mismo precio del nuevo o menos, podrá encontrar autos de segmentos más altos.

Anti-lock Braking System-ABS

Anti-lock Braking System-ABS (con y sin)

Seguridad activa y pasiva

Los elementos que componen el equipamiento de seguridad de los vehículos están divididos en dos grandes grupos, la activa y la pasiva.
La primera agrupa a aquellos encaminados a reducir los riesgos de verse involucrados en un accidente, como por ejemplo el ABS, EBD y los controles de tracción y estabilidad.

Por su parte, la seguridad pasiva es la que se encarga de reducir las posibles lesiones como resultado del accidente que no se pudo evitar. Aquí se pueden encontrar la estructura deformable del carro, los cinturones de seguridad y las bolsas de aire, entre otros.

Airbags

Airbags

Carrocerías

La seguridad en un vehículo no es solo la ‘dotación’ de elementos como ABS, airbags, cinturones de seguridad, apoyacabezas, etc. La carrocería es fundamental en la preservación de la vida de sus ocupantes; de ahí que la industria haya llegado a las carrocerías que hoy se conocen como de deformación programada.

Hasta hace unos años la rigidez de las carrocerías era el concepto que prevalecía en la seguridad. En caso de un choque la energía del impacto era absorbida directamente por sus ocupantes, lo cual se traducía en muertes o graves lesiones.

Hoy las carrocerías son diferentes y cada vez más eficientes, pero también hay que tener en cuenta que en países como el nuestro hay modelos de vehículos con más de 15 años en el mercado que se siguen fabricando sin incorporar los últimos avances tecnológicos que en la industria del automóvil cada día son más. Para esa época seguramente los avances y exigencias eran otros y los laboratorios de prueba menos sofisticados que los de hoy.

Este es un punto clave al comprar un auto, revisar ‘su edad en el mercado’, y si quiere saber más, basta con buscar en Youtube los videos de las pruebas de choque de Euro NCAP o Latin NCAP. Ahí está el ‘prontuario’ del auto de sus sueños y cómo le fue en los ‘exámenes’.

Los habitáculos modernos se diseñan de tal manera que al momento de una colisión su estructura se deforme de manera gradual, protegiendo así a los ocupantes.

Una carrocería de deformación programada absorbe la energía del impacto tal como haya sido diseñada, es decir, a través de puntos concretos ubicados en sitios claves, que unas veces son visibles en forma de orificios, canales o pliegues en los largueros y travesaños.

La disposición de estos elementos es importante, ya que se ubican de manera que absorban la energía de forma progresiva, distribuyendo las fuerzas por toda la carrocería, siempre reduciendo los riesgos para el habitáculo.

Dentro de la estructura de deformación programada hay elementos retráctiles o colapsables, como los pedales, columna de la dirección y componentes del motor que en caso de colisión evitan mayores daños a los pasajeros.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.