Superbote Cigarette: AMG también navega

La asociación entre Mercedes AMG y Cigarette produjo un nuevo ejemplar en el cual se funden las sinergias y conocimientos de ambas compañías

Revista Motor

04:47 p.m. 22 de marzo del 2016
Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

El Cigarette adopta todo el esquema gráfico y óptico del Mercedes AMG GT3, pero necesita 2.200 caballos de potencia para moverse a 160 kilómetros en el agua.

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

Dos mil doscientos caballos impulsan el Cigarette más poderoso de la historia de esta marca icónica de los botes rápidos que presentó en el pasado Miami Boat Show el modelo 41 SD GT3, inspirado en las líneas, conceptos y algunas tecnologías del Mercedes AMG GT3, otro superlativo auto de competencia.

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

La impulsión en el agua necesita mucha más potencia que en tierra, por lo cual los motores de los autos no son suficientes para que este nuevo Cigarette se mueva al paso de sus antecedentes y antepasados. Por ello, le instalaron dos máquinas Mercury Racing de 1.100 caballos cada una, y gracias a esa absurda potencia, los 41 pies de largo y las 10,2 toneladas de peso del SD GT3, literalmente rozan el agua a una velocidad limitada en 160 kilómetros por hora.

No hay solamente similitudes de apariencia, como los colores gris y amarillo, la decoración calcada del automóvil, sino también una transfusión de materiales y características de lujos y presentación entre los dos bólidos.

Por supuesto, no se pueden poner en un mismo escenario ambos vehículos, pues no comparten características. Pero sí habilidades, porque el bote debe virar con la misma facilidad y seguridad que lo hace el AMG, que se mueve con un motor V8 de 6,2 litros atmosférico con una caja de siete velocidades. La potencia del auto, no declarada por Mercedes oficialmente, se estima en unos 550 caballos, y los 300 kilómetros por hora son tan naturales como los 160 que hace el Cigarette al final de sus aceleradores.

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

Estas dos líneas, famosas y legendarias, se unieron por sexta vez, en la continuación de una larga asociación que tienen, para entregar un bote que haga flotar las bondades de los mejores modelos de Mercedes. Como es de esperarlo, cada generación de ambos aparatos trae una ola de novedades y despierta de nuevo los apetitos de los aficionados a estas naves de tierra y agua.

El AMG está destinado a las carreras y debuta este año en los campeonatos mundiales de Gran Turismo en manos de los equipos que suelen mover de manera oficial y extraoficial la estrella de Stuttgart.

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

Igual cosa sucederá con el 41 SD, cuyo interior está confeccionado con los materiales de los autos y elaborado a mano, y la pintura exterior, en color negro mate, abriga ambos cascos con una indiscutible elegancia y deportividad.

El Cigarette se controla con la información que aparece en tres pantallas de 17 pulgadas cada una, los mandos son computarizados, la navegación corre por cuenta de Garmin y fue la sensación del show de la Florida, que es una de las citas más importantes de la motonáutica mundial.

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

Un nombre alegórico

La historia de Cigarette empieza con los momentos de retiro del empresario norteamericano Don Aronow, fallecido en 1987, quien fundó varias empresas del ramo, pero sus botes de carreras fueron y son las piezas más admiradas. Han sido propietarios de Cigarette el Sha de Irán, Charles Keating, Robert Vesco, Malcolm Forbes y los expresidentes George H. W. Bush y Lyndon Johnson. El nombre se adoptó en medio de la prohibición del comercio del tabaco y el ron para aludir la situación y la vía más famosa de ese contrabando. Aronow ganó con sus botes tres campeonatos consecutivos en su país y dos títulos mundiales.

Superbote Cigarette

Superbote Cigarette

DATO

Los pisos del Cigarette están hechos en madera teca birmana y los cueros son especiales para resistir las características del uso marino. Todo el interior fue diseñado por el famoso Gordon Wagener y su equipo. Aunque es un aparato de carreras, también tiene aplicación recreativa, por lo cual el lujo es una obligación para atender los caprichos de quien pague cerca de 1,5 millones de dólares por el barco.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.