Suzuki se convirtió en la cuarta marca asiática en salir de EE.UU. desde de la crisis de 2009

La división estadounidense anunció que se disuelve la red de más de 200 concesionarios de la American Suzuki Motor Corp y sólo permanecerán los talleres de servicio y almacenes de repuestos.

Redacción Motor

01:16 p.m. 06 de noviembre del 2012

La marca japonesa Suzuki abandonó la representación comercial que tenía en Estados Unidos, y que incluye la venta de motocicletas y el de motores para embarcaciones, y sólo permanecerán los talleres de servicio y algunos almacenes de repuestos.

La marca llevaba varios periodos acumulando pérdidas y las ventas, desde sus mejores años (2006 y 2007) quedaron reducidas a la cuarta parte ya que durante 2011 llegaron a las 26.6 mil unidades. Eso se reflejó también en que el último modelo que estrenaron en ese mercado fue el Kizashi en 2009, habían dejado de ir a las últimas citas automovilísticas y desde hace 3 años no habían vuelto a aparecer en avisos publicitarios de televisión.

Este es el resultado de la crisis que se desató con la quiebra de Lehman & Brothers cuando las ventas se desplomaron. Esto mismo le sucedió a otras marcas como Daewoo, Daihatsu e Isuzu, que también salieron de este país.

A esta situación se le sumó la posición desfavorable del Yen, que por su fortaleza, no le permitía tener unos precios en buenos niveles de competencia y con cada venta retrasada se perdía dinero porque el carro costaba más cuando se vendía en la vitrina  que al facturarlo a Japón.

Otro de los factores que resultó catastrófico fue que nunca tuvieron una fábrica propia en suelo estadounidense. 

DATO
Suzuki ingresó con su red de concesionarios en Estados Unidos en 1985. En 2009 las ventas se desplomaron el 48,5%.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.