Suzuki presentó la GZ 150, primera moto de 150 cm3 que la marca lanza con inyección electrónica

Esta moto ofrece un funcionamiento preciso a cualquier golpe de aceleración y reduce las posibles fallas que un sistema de carburación tradicional presenta a diferentes alturas sobre el nivel del mar.

Redacción Motor

09:03 p.m. 27 de febrero del 2014

Con este sistema, la GZ 150 tendrá un consumo óptimo de combustible, ya que la mezcla es controlada por computador, lo que se traduce en mejor arranque en frío, mayor potencia y en un ahorro del 25 por ciento si se compara con un motor del mismo tamaño con carburador.

En materia estética, mantiene el estilo Boulevard de la marca visto en motos ‘cruiser’ de mayor tamaño, ya que conserva un asiento remachado, silenciador slash-cut, rines de aleación, suspensión trasera y varios detalles cromados.

Mecánicamente, esta nueva ‘cruiser’ viene equipada con un motor monocilíndrico SOHC de 4 tiempos, enfriado por aire y con 149,5 centímetros cúbicos de cilindrada. Su suspensión delantera es telescópica hidráulica con resorte y la trasera, de brazo oscilante amortiguador, está última ajustable en 5 posiciones de carga.

El procedimiento de refrigeración, de igual manera novedoso en esta gama de motocicletas, realiza una refrigeración activa mediante la pulverización directa del aceite de motor en la parte posterior del pistón, estabiliza la temperatura en las zonas más calientes alrededor del pistón y aumenta así la eficiencia de combustión.

Otra característica para resaltar de esta nueva Suzuki de bajo cilindraje, son su transmisión mecánica de 5 velocidades, que le aporta un buen desempeño y la vuelve más estable para el manejo en ciudad, con lo que –y gracias a su bajo centro de gravedad- sus 150 kilos de peso pasan desapercibidos. Sus frenos son de disco sencillo de 275 milímetros adelante y de tambor atrás.

La nueva Suzuki GZ 150 está disponible en los concesionarios de la marca a un precio de $5´990.000.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.