Prueba a la Joymax 300i ABS, lo nuevo de SYM

Manejamos esta ‘scooter’ que gracias a su equipo es una fuerte contendora para liderar su segmento. Motor de 276 c.c. y 28.5HP, con ABS y Start&Stop.

Redacción vehículos

12:07 p.m. 24 de enero del 2017
SYM Joymax

SYM Joymax 300i ABS   (Fotos: Daniel Otero)

Aunque en fotos parece más grande de lo que en realidad es, la Joymax conserva unas dimensiones que le permiten ser catalogada como una maxiscooter, a lo que se suman su motor de 276 cm3 y una comodidad y sensación general difícilmente encontrada en otras scooter más pequeñas.

Estando a sus mandos resalta su cuerpo delgado y posición de manejo alta, pero los espejos de gran tamaño fijados en el carenaje aumentan la sensación de tamaño y se convierten en lo que será su único limitante al sortear el tráfico. Esto obligará a juzgar muy bien los espacios o, por el contrario, acudir a la posibilidad de abatirlos (que en realidad fue pensada para cuando se estaciona en lugares estrechos).

SYM Joymax

.

Fuera de esto su desempeño para los recorridos urbanos no tiene queja alguna. La distribución de sus 192 kg de peso (en seco) hace que parezca más liviana, dándole una excelente maniobrabilidad entre el tráfico; y si se sabe aprovechar, el espacio bajo la silla será suficiente para dos cascos y algo más; o el casco, chaqueta e impermeable; o las bolsas de algunas compras… en fin.

Resultado de una suspensión muy bien juzgada, los acompañantes seguro resaltarán la suavidad de marcha al pasar por los incesantes baches y resaltos de las vías capitalinas, pero tal vez no tendrán los mismos elogios para su espaldar, pues al no ser tan alto y estar levemente inclinado hacia adelante, su soporte se convierte más en una presión en la parte (muy) baja de la espalda.

Una de sus novedades es el sistema Start/Stop, que funciona igual que en automóviles: al detenerse en un semáforo apaga el motor y lo vuelve a encender cuando se acelera nuevamente. Su funcionamiento es perceptible pero no intrusivo y promete una mejora en el consumo de combustible, aunque habría que hacer una prueba extendida con el sistema activado y luego desactivado para poder dar cifras reales.

SYM Joymax

.

Si en ciudad la Joymax cumple y supera expectativas, en carretera sorprende. Puede que los 28.5 caballos de potencia y 27.4 Nm de torque demoren un poco en hacerse sentir, pero cuando lo hacen al superar las 5.000 rpm, el empuje es contundente y lineal, permitiéndole mantener un ritmo alegre.

Ritmo que se mantiene incluso cuando llegan las curvas. Los frenos, no hay otra forma de decirlo, son excelentes en todo sentido (asistidos por ABS en ambas ruedas), y gracias a la rigidez del chasís, la regulación de la suspensión y unas decentes llantas MaxxisPro, se transmite una sensación de estabilidad y aplomo en todo momento que dan confianza para ‘acostarla’ en curvas.

SYM Joymax

.

En total fueron cerca de 150 kilómetros recorridos en la Joymax 300i ABS, distancia más que suficiente para darse cuenta que puede ser la moto más destacada de su segmento en el mercado nacional no porque la oferta sea limitada, sino porque hay argumentos de sobra que la ponen adelante en muchos aspectos.

Es claro que hay cosas que cambiaríamos o nos gustaría mejorar (su precio, por ejemplo, de 19 millones de pesos), pero en suma es una moto que será apreciada por quienes ya se hayan enamorado de las scooters y que seguro pondrá a pensar a aquellos que aún no se han atrevido a conocer sus virtudes.

Noticias recomendadas

Más noticias

Llega el H6C de Hispano-Suiza

Para obtenerlo, recorte el cupón que saldrá este sábado en EL TIEMPO y, más $22.900, reclámelo en expendios o centros de venta de EL TIEMPO.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.