Terpel cambió el empaque y la imagen de dos de sus lubricantes

Con la presentación de la nueva generación de la línea de lubricantes Maxter para vehículos diésel y Oiltec para vehículos a gasolina y gas, la compañía ofrece mayor calidad y ergonomía.

Redacción Motor

04:22 p.m. 17 de julio del 2013

Terpel, el distribuidor y comercializador de combustibles en Colombia, presentó para el mercado nacional los cambios en cuanto a diseño, calidad y ergonomía en los empaques de dos de sus productos estrellas de su portafolio como lo son Terpel Maxter y Terpel Oiltec.

Esta renovación, en cuanto a empaque y etiqueta se refiere, refleja el avance de la nueva estrategia de servicio de Terpel, cuyo foco son las personas, no los carros. Por eso, atributos como el aerodinamismo y las formas mecánicas de los autos, le permitieron a Terpel evolucionar hacia lubricantes con empaques más seguros y ergonómicos.

En cuanto a la línea Terpel Oiltec, esta fue diseñada exclusivamente para vehículos que incorpora motorizaciones a gasolina y gas. Las presentaciones de Terpel Oiltec fueron hechas acorde a las necesidades del mercado local, por lo cual estarán disponible en tres presentaciones como son: cuarto de galón, galón y tambor de 55 galones.

Por su parte, Terpel Maxter, la línea de lubricantes para vehículos pesados con propulsión a diésel está dirigido principalmente a transportadores de carga y pasajeros con nuevos envases que estarán disponibles en las mismas presentaciones de cuarto de galón, galón y tambor de 55 galones.

Las nuevas características de los empaques de Terpel Maxter y Oiltec radican en dos puntos importantes para los consumidores: el primero, es que contienen un Foil contramarcado en la tapa como sello de garantía de producto original además de ranuras para un agarre inferior único que impide la falsificación del producto.

También, la renovación en el envase de Terpel Oiltec permite mayor ergonomía y fácil agarre, inspirados en las formas aerodinámicas que permiten el flujo del viento alrededor de los automóviles, del contraste entre las formas mecánicas de los vehículos modernos y de las formas ergonómicas presentes en el interior de los vehículos.

Para el diseño del envase del lubricante para vehículos pesados Terpel Maxter, la compañía se inspiró en 5 elementos fundamentales propios de la categoría como con potencia, resistencia, control, poder y fuerza. Gracias a estas características, los consumidores podrán encontrar formas agudas, cortes muy definidos inspirados en las llantas que permiten ranuras para agarre lateral, y una manija más cómoda para un mejor agarre.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.