Tips para comprar vehículo nuevo o usado

Un repaso a ese complejo espectro de los negocios y consejos antes de girar el cheque.

Revista Motor

11:53 a.m. 16 de diciembre del 2015
Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

Desde saber leer las características técnicas de un vehículo nuevo o usado, hasta la suspicacia con la cual hay que oír a los vendedores, leer las garantías y saber la verdadera realidad del estado mecánico de un carro o de su calidad, son factores claves para hacer una buena compra y una correcta venta.

Para muchos de ustedes, este momento del año puede ser el de comprar un vehículo -nuevo o usado-, y la elección siempre es difícil debido a la multiplicidad de ofertas, las vallas a saltar para obtener la financiación, el tipo de aparato, su reputación y potencial funcionamiento y reventa. Y en muchos casos, la retoma de otro carro como parte de pago.

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

Es repetitivo empezar por este punto. Lo más importante en un carro, nuevo o de segunda, es su integridad estructural, que se refleja claramente en el estado de la cabina, que es el elemento perdurable que se adquiere y que no tiene una reparación rentable ni satisfactoria en la mayoría de los casos. Si se trata de un carro nuevo, hay que buscar referencias de otros usuarios y visitar compra-ventas en las cuales puede encontrar autos del mismo modelo o equivalente con algunos años y kilómetros encima y de esa manera juzgar la vejez que puede tener el que quiere estrenar.

Si no hay el modelo preciso, de todas maneras ver el estado del promedio de los usados de una marca, así sean diferentes, da una idea de la calidad de la cabina, interiores, pintura, pues ese estándar de una casa es su patrón de fabricación para toda la gama.

Por supuesto, el precio muy bajo del automóvil es también algo que se debe mirar con lupa, porque muchas veces esas gangas provienen de una peluqueada de accesorios que en bastantes casos afectan la seguridad. Y viceversa, porque cuando ofrecen grandes dotaciones por muy bajo precio, no sobra preguntarse sobre el nivel y calidad de las mismas, la calificación de la ingeniería y de su mano de obra original.

Finalmente, hay que ver en las tablas de precios de esta revista la depreciación que tiene cada carro y una marca en general, pues la fama que cosecha es colectiva y cuando la retoma es muy baja quiere decir que hay debilidades de calidad, interés de compra o precios de operación insostenibles, asociados a talleres muy costosos y repuestos de precios desproporcionados.

Suponiendo que todos esos factores se pueden evaluar de manera personal y obtener certificaciones y peritajes muy precisos, vienen las consideraciones de desempeño. Para esto, basta con leer las fichas técnicas, aunque algunas no son tan verdaderas (por ejemplo, los consumos que ofrecen no se cumplen); sus datos de todas maneras son una gran radiografía de su ingeniería y potencial desempeño. Varias de esas cifras que siempre citamos, como velocidades o aceleraciones, suelen leerse sin rigor, pues la gente cree que nunca va a picar o correr al máximo potencial de su vehículo. Pero son fundamentales para estimar su rendimiento, modernidad e ingeniería, que luego se aprecian a 20 o 200 kilómetros por hora.

Estas son algunas consideraciones:

RELACIÓN PESO-POTENCIA: Cada caballo o kilovatio que tiene el motor se invierte en mover mecanismos de caja, ejes, accesorios del motor, ganarle a la fricción contra el piso, la resistencia del aire, etc. Pero lo fundamental es saber cuánta carga o peso debe mover cada unidad de potencia. Divida kilos por caballos y ahí tiene un primer indicador. De 10 kilos por caballo para arriba está en un auto parsimonioso, y si pasa de 12, es una ecuación desalentadora, especialmente en montaña. Debajo de 10, tiene un vehículo ágil y movido.

VELOCIDAD: Este indicador se refiere a la distancia que se recorre en un tiempo determinado. Por ello se enuncia en kilómetros por hora. Usted no va a andar a 200, pero la capacidad que tenga el carro para alcanzarlos y sostenerlos, si fuera posible, nos muestra su potencial rutero.

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

ACELERACIÓN: Es el tiempo que se emplea en llegar a una velocidad determinada. Por ejemplo, de 0 a 100 en 10 segundos. Este factor es mucho más importante que la velocidad, pues en la vida real significa sobrepasos rápidos y seguros, arranque fácil en los semáforos, gran recuperación en montaña y un menor consumo proporcional, porque el carro se mueve y sale con facilidad, sin tanta ‘chancleta’.

POTENCIA:
Se expresa en caballos o kilovatios. Es la capacidad de trabajo de una máquina. Se mide multiplicando la fuerza ejercida sobre un elemento por la distancia recorrida. Es decir, si movemos un cuerpo con la fuerza de un kilogramo para que recorra 1 metro, estamos efectuando un trabajo de un kilográmetro. Las fichas dan el de potencia máxima del motor. Es la cantidad de caballos que puede producir el motor, expresado en, digamos, 100 caballos a 5.600 revoluciones por minuto. La cilindrada no tiene una relación directa con la potencia del motor, pues esta depende de su diseño interior, configuración, inteligencia e ingeniería avanzada de la marca, electrónica, etc.

TORQUE: Es la fuerza.

MODERNIDAD: Aunque un motor funcione decentemente con esquemas antiguos, como dos válvulas por cilindro (ocho válvulas cuando son cuatro pistones, por ejemplo), claramente hay configuraciones que dan mejor rendimiento, limpieza ambiental, economía y duración de la máquina. Que su cheque esté a tono con motores multivalvulares, obviamente con dos ejes de levas en la culata (DOHC) y si está comprando lo último, será un motor pequeño, inclusive de solo tres cilindros, pero turbocargado.

CONSUMOS: Nunca crea lo que dicen las fichas, y menos lo que predican los vendedores, sobre todo cuando se trata de cifras fantásticamente atractivas. Los fabricantes dan datos de laboratorio que distan muchísimo de lo que el usuario obtiene en la vida real, y cada persona tiene una rata de manejo diferente que hace que esos datos individuales no sean confiables.

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

SEGURIDAD: Comprar autos sin airbags ni ABS en frenos es una decisión de responsabilidad personal y familiar. Si eso le preocupa, a veces es mejor comprar un usado que tenga esas protecciones que un nuevo desprovisto de esos elementos. También debe confrontar en Internet con los sitios de NCAP si el modelo que le interesa ha sido probado y ver su calificación,pues hay carros que ofrecen esos sistemas, pero no hay certeza de su comportamiento estructural ni de las bolsas y el ABS, para lo cual hay que pasar por un accidente cuyas consecuencias son evitables.

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

PAPELES E IMPUESTOS: El consejo es simple: A lo que no esté ciento por ciento al día, no se arrime.

HISTORIAL: La documentación de reparaciones indica el cuidado del vendedor con su auto, los sitios donde ha sido atendido y los daños que ha podido sufrir. Es una historia clínica valiosa y un referente importante sobre la capacidad económica del vendedor, que se refleja en el dinero que le ha dedicado al mantenimiento de su carro.

TRACCIÓN O IMPULSIÓN: Salvo que se acerque a vehículos de alta gama, no por marca sino por ingeniería, la oferta es general: tracción a través de las ruedas delanteras. Los de impulsión con las traseras son pocos y de un perfil más exclusivo. Los 4x4 se justifican únicamente si su ruta está en malos terrenos o resbalosos. De resto, carga y mueve una cantidad de mecánica innecesaria, aún si son sistemas AWD, de conexión permanente o aleatoria a las 4 ruedas.

ACCESORIOS: Como tal, son una especie en vías de extinción, pues ahora se habla de niveles de equipo en un mismo auto, ya que por compatibilidad electrónica, predisposición de los sistemas, formas de los mismos aparatos (los radios ya son cosas removibles o genéricas, por ejemplo) incorporar elementos externos no es fácil, generan pérdidas de garantías y pueden no funcionar correctamente. En esto, desde el cambio de rines hasta el montaje de una cámara externa puede ser causal para que el vendedor no tenga responsabilidad de amparo mecánico.

CAJAS: La caja manual sigue vigente y demora en desaparecer, pero una autónoma de muchas relaciones es lo que hay que buscar. Las automáticas puras, diseño antiguo, de cuatro cambios o máximo cinco, ya son obsoletas, porque no permiten aprovechar el torque del motor por el espacio entre las relaciones, aumentan el consumo y el auto no camina como podría. Una caja secuencial con opción de mandos manuales y de seis cambios para arriba es la ideal. Las CVT generan un andar más perezoso.

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

GARANTÍAS: Los nuevos siempre se venden con un plan de garantías previamente conocido y que se acepta al firmar la entrega del auto. Hay diversos tiempos y kilometrajes amparados con muchas exclusiones que vale le pena leer, pues las “atenciones” se van diluyendo mucho con el uso y, en otros casos, uno nunca llega a tener el vehículo durante todo ese tiempo. En usados, no hay garantía diferente a la que se pacte específicamente por escrito entre las partes. No confié en la garantía “de vitrina”, porque una vez firmado el traspaso, si no hay un documento, las palabras se pueden evaporar. Tenga en cuenta los periodos de revisiones que exigen, pues muchas veces el descuento del sábado se lo sacan a la semana siguiente en el primer cambio de aceite (innecesario antes de los 8.000 o 10.000 kilómetros).

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

INFORMACIÓN: No hay mejor sensibilidad y conocimiento de un carro que la que pueden comunicar sus usuarios. Fotos en Internet, reportes de prensa y el voz a voz de las personas son una excelente fuente para saber de verdad cómo se porta un carro. Eluda los datos de partes interesadas en el negocio, como el propio vendedor, los talleres oficiales y, en muchos casos, los dueños de un auto similar porque muchas personas por orgullo de su decisión previa, nunca confiesan los percances y se exceden en bondades. El precio de reventa y la oferta en sitios de usados es un indicador importante de cómo se mueve un vehículo y de su reputación mecánica.

DATOS IMPORTANTES: El precio de las pólizas de seguros, cuando son más caras que el promedio de un tipo de vehículo, indican que sus siniestros son muy costosos, que las partes de recambio no abundan y posiblemente la red de servicio no sea óptima, por ello las aseguradoras cobran más por el amparo. Por supuesto, un carro que no aseguran –los hay– no es un buen eje de negocios.

KILOMETRAJE: Primero, no hay que fijarse en el modelo sino en la fecha de matrícula, que es el momento en el cual empezó a rodar la pieza, porque recuerde que desde marzo muchas marcas matriculan con el año/modelo siguiente. Un estimado de 12.000 kilómetros recorridos por año es lo usual. Prefiera siempre un carro de carretera al de ciudad, tenga aprehensiones con los que son “de señora” o de mi “mamá o mis papás que nunca lo sacan”, pues esos motores de caminados cortos y despacio suelen estar llenos de carbón y lodos por dentro.

CONCESIONARIO, VITRINA O NEGOCIO PARTICULAR: Todo depende de que usted sepa valorar un vehículo, pues uno bueno puede estar en cualquier parte. Cada sitio tiene sus ventajas y riesgos, pero claramente los negocios establecidos dan mayores garantías y respaldo, aunque los precios no sean tan atractivos. Los tratos entre personas son los ideales y somos una enorme mayoría los ciudadanos de bien que queremos vender y comprar bien. Eso sí, sin traspaso firmado, no hay pago completo.

A SIMPLE OJO: El desgaste desigual de las llantas, las líneas de carrocería descuadradas (no tiene sentido comprar un carro de segunda que ha sido estrellado cuando hay miles a la venta), el aseo, el estado de los cauchos de pedales, las manchas en los tapizados, los rines golpeados, los vidrios rayados, los plásticos remendados, los habitantes que hayan podido frecuentarlo (perros, por ejemplo), la carga habitual de pasajeros o elementos, dicen mucho de lo que puede estar comprando. El “maquillaje” para ofrecerlo siempre tiene un mal despertar al día siguiente; prefiera comprar un carro para arreglarlo usted mismo que uno “recién reparado”. Así tendrá certeza de su arreglo.

Tips para comprar nuevo o usado

Tips para comprar nuevo o usado

LAS TABLAS DE PRECIOS: Esta revista publica desde hace 35 años una guía (léase una guía) de precios de usados y el listado de carros nuevos entregado en la fecha más cercana a la publicación por el importador de cada marca, sin reseñar promociones puntuales de concesionarios. La elaboramos teniendo en cuenta el movimiento de los modelos en vitrinas de negocios reconocidos. De todas maneras, hay la fórmula de las “3 M” que usted debe evaluar para ver los precios: M, según mercado. M, según MOTOR. M, según “marrano”. Ubíquese antes de girar.
Si su plan de este diciembre es comprar, diviértase con esa guía. Ojalá le sea útil.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.