Top 11 de los taxis más costosos de reparar

Cesvi recopiló los costos de reparación de 11 de estos carros de servicio público, entre los más populares del mercado, luego de un choque simple.

Por Redacción Motor

05:29 p.m. 28 de julio del 2015
Chery QQ

Top 11 de los taxis más costosos de reparar.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial recopiló los resultados del Índice Cesvi de Reparación Vehicular –ICRV, de los automóviles de servicio público más relevantes del país para determinar los costos que hay que asumir para su arreglo después de una simulación de un choque frontal, lateral o posterior.

En dicha recopilación se otorgó un puntaje de 0 a 5, donde el 0 es el mayor costo de reparación y 5 el menor costo de reparación total que un propietario o una compañía de seguros debe asumir por un vehículo, en contraste siempre con el valor comercial del vehículo.

Como dato importante, en este compendio de 11 taxis se incluyen pruebas de choque hechas en 2008 bajo el parámetro Rcar.

De mayor a menor en costos de reparación

11. JAC Star Sedán 1.3 - Modelo 2014. Calificación 1.5
Este vehículo de origen chino recibió el siguiente comentario: posterior al ensayo se hace necesaria la sustitución de la punta de chasís delantera, la cual presentó deformaciones considerables afectando puntos fusibles, concentradores de esfuerzo y sellantes estructurales. Por otra parte, al sustituirla, esta pieza no cuenta con las fijaciones interiores donde van unidos los ganchos de tiro.

10. Chery QQ 1.5 - Modelo 2009. Calificación 1.5.
​La ausencia de piezas de absorción de impacto se reflejó en la cantidad de energía transmitida a elementos estructurales,
generando mayor daño. La punta de chasís está unida al guardapolvo metálico como un solo conjunto, por lo que al transferirse la energía producida en el momento de una colisión, se ve afectada de manera directa el guardapolvo metálico.

9. Hyundai Accent Vision 1.6 GLS 4p. (2010) Calificación 1.5
​Para este taxi se evidenció un proceso deficiente de absorción de energía del soporte de paragolpes delantero, lo cual permite
que ésta se transmita a la punta del chasís, capó y guardafango. Se activaron los airbags.

8. Chevrolet Spark Go - Modelo 2008. Calificación 2.0.
El impacto produjo una afectación considerable en la punta de chasís delantera izquierda. Al sustituir este elemento subieron los costos de reparabilidad dado que se requiere hacer desmontaje del motor y la media suspensión delantera. En cuanto al marco frontal, el hecho de que el fabricante comercialice por separado las traviesas y las bases portafarola, facilita el proceso de montaje y desmontaje, proporcionando mayor facilidad en el momento de una reparación o sustitución. Es importante mencionar que el hecho de suministrar el piso baúl como conjunto encarece la reparación e implica cambiar medio piso de la totalidad del vehículo.

7. Hyundia i10 - Modelo 2011. Calificación 2.5.
La deformación se prolongó a las puntas de chasís dado que el soporte absorbió parcialmente la energía del impacto, transmitiéndola a piezas adyacentes a éstas.

6. Hyundai Santro 1.1 - Modelo 2008. Calificación 2.5.
El vehículo presentó daños en la zona izquierda del marco frontal. Al suministrarse esta pieza como un único repuesto se sustituyen elementos que no se afectaron en el impacto, lo cual aumenta los tiempos de la reparación.La energía se prolongó hasta la punta de chasís delantera izquierda, la cual fue sustituida parcialmente.

5. Renault Symbol Alize - Modelo 2008. Calificación 3.0.
La punta de chasís trasera presentó un buen comportamiento de absorción de energía junto al piso baúl, debido al buen diseño de los puntos fusibles, que permitió la deformación programada de estas piezas, evitando la prolongación de energía al habitáculo de pasajeros.

4. Renault Clio II Dynamique - Modelo 2008. Calificación 3.0.
Posterior al ensayo se hizo necesaria la sustitución de la punta de chasís, debido a que la energía del impacto se prolongó a este elemento. En piezas como el paragolpes delantero y la traviesa frontal se evidenció un proceso de absorción de energía deficiente.

3. Kia Cerato Forte 1.6 - Modelo 2011. Calificación 3.0.
Las dimensiones de la sección frontal del vehículo, con una configuración adecuada, podrían permitir la instalación de un soporte de paragolpes con bases más largas. Sucede que son demasiado cortas y en consecuencia no tienen la capacidad de absorber grandes cantidades de energía al deformarse.​

2. Hyundai Accent i25 Sedán - Modelo 2012. Calificación 3.0.
En el impacto frontal se evidenciaron daños considerables en elementos adyacentes al paragolpes delantero como la farola, la persiana el capó y en otros elementos estructurales como la punta de chasís delantera izquierda, lo que dio un indicio acerca de la forma en que el elemento recibió y distribuyó la fuerza y energía del impacto hacia todo el conjunto de piezas adyacentes a este.

1. Kia Picanto Ion Extreme - Modelo 2013.Calificación 3.5.
En el impacto trasero fue necesaria la sustitución del panel trasero dedibo a la deformación presentada, lo cual da indicio que la energía del impacto se trasmite a este elemento, sustituyendo piezas como el paragolpes trasero y soporte del paragolpes las cuales no asumieron la absorción y hacen parte del conjunto.

​DATO
Las normas Rcar (www.rcar.org) incluyen baja velocidad (15 +1 km/h), 40% de afectación y 10° de desviación. Por las condiciones controladas, simulan el tipo de accidente de tránsito de mayor ocurrencia: el urbano a 40 km/h con maniobra evasiva.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.