Retro: Toyota Corolla, para siempre

Para el momento en que llegó a Colombia, en 1979, ya era un veterano luego de haber sido presentado en 1966 como un sedán subcompacto.

Redacción Vehículos

01:55 p.m. 12 de abril del 2016
Toyota Corolla

Toyota Corolla

A finales de 1979 Distoyota comenzó a importar la cuarta generación de este modelo que había sido presentada en marzo de ese año, siendo la última en incorporar tracción trasera. Con el objetivo de competir con los sedanes más importantes del país, su equipamiento limitado se complementaba con el motor más pequeño que había disponible, un 1.3 litros.

En 1983 y 1987 se dieron los siguientes cambios generacionales, pero el cierre de importaciones limitó su llegada durante ese tiempo. Así, el Corolla no volvería sino hasta 1992 cuando Distoyota retomó la tarea con el modelo fabricado en Japón.

Al contrario de lo que sucedía antes, este ya venía mejor armado en términos de mecánica (motor 1.6 de 95 caballos) y equipamiento, sus mayores dimensiones lo convirtieron en un compacto, los motores de carburador empezaron a desaparecer y algunas versiones comenzaron a llegar de Venezuela.

Proveniente de Brasil, la octava generación se vio desde 2001 cuando llegó el modelo con facelift, seguido de la novena que se presentó en agosto de 2003 con un rediseño total, motor 1.8 con transmisión manual o automática y un buen avance en seguridad.

Toyota Corolla

Toyota Corolla

La décima generación llegó en 2009 con dos opciones de motores (1.6 y 1.8 litros) y tres versiones según su equipamiento, mientras que la onceava fue lanzada durante el pasado Salón del automóvil de Bogotá en noviembre de 2014, arribando desde Estados Unidos.

Es difícil condensar la historia de un modelo tan exitoso como el Corolla en un espacio tan reducido, pero su cumpleaños 50 era razón más que suficiente para celebrar la vida de este auto cuya confiabilidad y durabilidad lo han convertido en el más vendido del mundo.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.