Toyota empezó un proceso de 'desrobotización' en sus plantas: el hombre venció al robot

La marca encontró que la mayoría de defectos de fabricación de algunos de sus modelos se produjeron por defectos en los procesos a cargo de las máquinas por lo que volvieron a hacerlas los hombres.

Redacción Motor

09:06 p.m. 08 de abril del 2014

Como todos los más importantes fabricantes de automóviles del mundo, Toyota ha tenido que llamar a revisión en algunas ocasiones a diferentes de sus vehículos por distintas razones y en diferente número. Algunos de los desperfectos que han tenido que corregir periódicamente van desde un desperfecto en la alfombra hasta delicados problemas de electrónicos de funcionamiento. Y la marca encontró un punto en común en todos estos problemas: fueron ocasionados por los robots que en las líneas de montaje reemplazaron desde hace décadas a los humanos en sus plantas.

Por esta razón, la marca ahora marcha en contravía al proceso de automatización y ha devuelto a muchos de los puestos de trabajo que hacían los robots a hombres como por ejemplo en la fábrica de Honsha en Japón y según se conoce, este proceso de 'desrobotización' irá poco a poco llegando a las demás plantas.

Esta orden fue impartida por el mismo presidente de Toyota, Mitsuru Kawai, que desde hace tres años empezó un proceso de volver a introducir personal cualificado en sus líneas de producción con resultados sorprendentes no sólo en materia de calidad sino también en productividad.

La primera división de Honsha que se 'humanizó' fue la de forjado donde ahora son personas quienes le dan duro al martillo para fabricar los cigüeñales de los motores. Este cambio le ha significado a la firma un ahorro de un 10% menos de residuos que podría llegar a hacer más económica la nueva generación del Toyota Prius que el próximo año estaría debutando.

Pero aunque parezca sorprendente, esta medida no es nueva. El proceso comenzó desde 2010 cuando una de las revisiones más drásticas se hizo por un problema en el pedal de aceleración que afectó a diversos vehículos de la firma por el uso de un componente que se tercerizó y que luego se implementó en las fábricas. Esta revisión comenzó en Estados Unidos e involucró a más de 10 mil vehículos y varias marcas con las que comparten plataformas similares. Por eso, el segundo round de la revolución industrial lo va ganando el hombre.

DATOS

En una industria automotriz como la japonesa en donde existen más de 400 mil robots, el más reciente llamado a revisión que involucró a los más grandes fabricantes, Toyota, Nissan, Honda y Mazda, que debieron atender 3.4 millones de vehículos por un problema con los airbag. Toyota tuvo 1.73 millones de vehículos en este caso.

En febrero Toyota llamó a revisión a unos 2 millones de híbridos Prius y hace un mes fueron los Toyota Camry en Estados Unidos con unas 206 mil unidades.

El tribunal de Justicia de Estados Unidos le impuso a Toyota una multa de 1.200 millones de dólares por el caso del problema en los pedales de aceleración.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.