Coleción: El Toyota Supra de Brian

Para obtenerlo, recorte el cupón que sale el 2 de febrero en EL TIEMPO y, más $21.900, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO.

Por Redacción Motor

03:49 p.m. 01 de febrero del 2017
Toyota Supra

Toyota Supra

Este deportivo japonés hizo su aparición en la cuarta película de Rápido y Furioso, la cual fue estrenada en Estados Unidos el 3 de abril de 2009.

La línea Supra fue desarrollada por Toyota con el objetivo de competir directamente con el Nissan 280 ZX. El primer modelo, el Supra MK I, salió al mercado en 1970 y derivaba del Célica, aunque ligeramente más largo y amplio. A partir de mediados de 1986, la tercera generación del Toyota Supra pasó a ser un modelo propio.

Mecánicamente el Supra también tiene sus raíces en el Toyota 2000GT, al heredar su motor de seis cilindros en línea el cual fue utilizado en las tres primeras generaciones. A lo largo de los años el diseño fue evolucionando, hasta llegar al MK IV, que se fabricó entre 1993 y 2002.

Este modelo, más liviano que sus antecesores, llegaba a los 320 caballos de potencia y podía alcanzar los 100 km por hora en menos de cinco segundos, aunque estaba equipado con un límite electrónico de velocidad fijado en los 300 km/h.

Toyota Supra

.

El auto que conducía Brian -personaje de Rápido y Furioso-, era aún más poderoso que el modelo original y por eso los amantes del tuning lo consideran como un modelo ejemplo a seguir.

Con las modificaciones llegaba a los 544 caballos de potencia, lo que le permitía una velocidad máxima de 300 km/h y en ese momento, según los expertos, tenía incorporados los mejores elementos del mercado.

Con este modelo se realizaron varias escenas impactantes teniendo como piloto al personaje Brian O’Conner quien realiza al final del filme un salto sobre las vías, esto le permitió a los productores de la saga subastar el auto en 185 mil dólares.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.