Toyota transforma las ventanas de sus carros en tableros digitales

La multinacional fue galardonada con el Premio de Diseño Core77 2012, en la categoría especulativa.

Redacción Motor

09:02 p.m. 18 de julio del 2012

Para la compañía japonesa éste avance tecnológico crea otro concepto en la relación que los ocupantes mantienen con el vehículo y con el mundo que los rodea, ya que transforman las ventanas de los automóviles en verdaderas pantallas interactivas que estimulan el juego, la exploración y el aprendizaje.

El concepto de vehículo interactivo "Window to the World" desarrollado por los ingenieros y diseñadores de la división de Diseño Kansei de Toyota Europa y de la mano por el Copenhagen Institute of Interaction Design, colmó todos los medios internacionales al ser galardonado recientemente con el 'Premio de Diseño Core77 2012' en la categoría especulativa.

Este elemento utiliza la tecnología de realidad aumentada y transforma las ventanas posteriores en pantallas táctiles, que no sólo permitirían ampliar los objetos que se visualizan en el exterior, sino que se puede entregar información sobre ellos como la distancia a la que se encuentran. Y también se pueden dibujar siluetas y contornos del paísaje y proporcionar información acerca de tiendas, centros comerciales o edificaciones en general.

Cabe señalar que este novedoso sistema está aún en desarrollo y con el paso del tiempo podrá integrar más funciones.

La categoría especulativa de 'Core77' premia las propuestas o conceptos puros, ya sea ideados por ficción, discurso, intervención o exploración, así como los diseños explorativos o especulativos para un cliente o una institución educativa.

Por otra parte, el proyecto 'Prius x Parlee', que consiste en la primera bicicleta con marchas del mundo que se controla con la mente y fue presentado por la misma firma, también recibió una notable mención en la categoría de Transporte.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.