¿Por qué el traspaso de un carro ‘es por mitad’?

La Cámara de Comercio de Bogotá reconoce 10 costumbres mercantiles en el sector automotor.

Redacción Vehículos

11:56 a.m. 02 de mayo del 2016
¿Por qué el traspaso de un carro ‘es por mitad’?

¿Por qué el traspaso de un carro ‘es por mitad’?

¿Se ha preguntado cuál es la norma que establece que los gastos del traspaso de un vehículo usado deben ir por cuenta del vendedor y del comprador en partes iguales? ¿Quién se ‘inventó’ esta solución y por qué?

Pues bien, estas “reglas” en las transacciones comerciales se consideran obligatorias por ser costumbres mercantiles, es decir, prácticas que tradicionalmente se hacen en este tipo de negocios y que las personas reconocen como una norma, así no estén estipuladas en el Código de Comercio o en una ley.

Según la Cámara de Comercio de Bogotá, CCB, para que una costumbre mercantil sea reconocida como tal, deben tenerse en cuenta varias condiciones. Lo primero es que ese hábito social no debe ir en contra de ninguna ley o norma establecida en la regulación vigente. Además, se debe hacer siempre igual, es decir, que tenga uniformidad y que se haga repetidamente.

La costumbre mercantil debe ser reconocida en el sector que se aplica, que las personas la conciban como obligatoria y que además haya un concenso social frente a que es algo que se debe hacer permanentemente.

01 venov

¿Por qué el traspaso de un carro ‘es por mitad’?

En el sector automotor existen 10 costumbres mercantiles reconocidas por la Cámara de Comercio de Bogotá, entidad que tiene por encargo del Estado ejercer la labor en la capital colombiana y 59 municipios de Cundinamarca, de verificar si dichas prácticas cumplen con los requisitos.

Actualmente la CCB tiene un listado de 75 costumbres comerciales que aplican en sectores como el inmobiliario, comercio, transporte, informático, financiero, asegurador y editorial. También en contratos de riesgo compartido y franquicias, y manejo de Incoterms, términos utilizados para el comercio internacional.

Feria del usado en Corferias

¿Por qué el traspaso de un carro ‘es por mitad’?

A continuación, las más frecuentes en las transacciones de vehículos particulares.

1.- Realizar promociones comerciales para la venta de vehículos nuevos de servicio particular, las cuales consisten en otorgar al comprador descuentos a partir del precio general de venta al público y/o dar regalos como radios, tapetes, forros y otros accesorios.

2.- Realizar canjes de vehículos nacionales, nuevos y de servicio particular, entre concesionarios de una misma marca. El canje se hace al costo de fábrica, sin ningún recargo por concepto de utilidad para atender oportuna y adecuadamente la demanda de los clientes en cuanto a colores y tipos de automóviles.

3.- En la compraventa de vehículos nuevos, nacionales e importados, que los concesionarios presten el servicio de garantía del producto, sin tener en cuenta que el vehículo haya sido adquirido en un concesionario diferente pero de la misma marca.

4.- En los contratos de compraventa de vehículos particulares usados, es costumbre mercantil que el pago de los gastos de traspaso se asuma por el comprador y el vendedor por iguales partes.

5.- En el contrato de consignación de vehículos automotores usados, el consignatario tenga un plazo mínimo de 30 días para venderlos, o en su defecto, devolver aquellos no vendidos.

6.- En los contratos de compraventa de vehículos particulares usados, es costumbre mercantil prorratear el pago del impuesto del último año del vehículo proporcionalmente entre comprador y vendedor.

7.- En los contratos de compraventa de vehículos usados de servicio particular, es costumbre mercantil que el vendedor entregue al comprador los siguientes accesorios: llanta de repuesto y tapetes.

8.- En los contratos de compraventa de vehículos nuevos de servicio particular, es costumbre mercantil que el vendedor entregue al comprador los siguientes accesorios: llanta de repuesto, un duplicado de la llave de encendido y tapetes.

Feria del usado en Corferias

¿Por qué el traspaso de un carro ‘es por mitad’?

Cómo se certifica una costumbre mercantil

Para que una práctica comercial cotidiana sea reconocida como costumbre mercantil, cualquier persona se debe acercar a la Cámara de Comercio de Bogotá y solicitar un Formato de Solicitud de Investigación de Costumbre Mercantil, diligenciarlo y radicarlo en cualquier sede de la CCB.

La entidad se encargará de atender su solicitud, aplicando la metodología diseñada por la CCB para verificar que la práctica mercantil cumpla con los requisitos establecidos, y de ser así será certificada como costumbre mercantil.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.