Vacaciones: ¿Cuál portabicicletas elegir?

La bicicleta se ha convertido en un elemento obligatorio de llevar durante las vacaciones. Por eso es preciso trasladarlas, pero eso tiene su ciencia.

Redacción Vehículos

12:24 p.m. 08 de junio del 2018
Portabicicletas de bola

Portabicicletas de bola

Montar en bicicleta en carretera o en caminos de montaña exige en algunas ciudades como Bogotá, por seguridad y por el tráfico, hacer parte del desplazamiento en carro, por lo tanto los portabicicletas son claves. Y más si se viaja a otros departamentos para explorar nuevas rutas y conocer otros paisajes.

¿Cuál escoger? En el mercado hay tres tipos: de techo, de bola (que se engancha al tiro de remolque) y de portón. Todos cumplen la misma función pero cada uno tiene sus pros y contras. Aspectos importantes al elegirlos son el número de bicicletas, su tamaño y su peso. A continuación les contamos sus principales características.

Portabicicletas de bola

Esta es una de las mejores opciones para el transporte de las bicicletas, pero al mismo tiempo uno de los más costosos porque además hay que instalar el ‘tiro’ o la ‘bola’ de remolque. Es más fácil anclar en ellos las bicicletas y no bloquean la apertura de la puerta trasera.

También hay dos tipos: los de plataforma y los colgantes. Estos últimos tienen un brazo que sale desde la cabeza de la bola y otros dos brazos horizontales donde se cuelgan las bicicletas. Estos son más baratos que los de plataforma. Ambos son seguros y funcionales y pueden llevar hasta cuatro bicicletas.

Portabicicletas de bola

.

El portabicicletas de bola de plataforma tiene unos carriles donde van ancladas las bicicletas, las cuales se fijan gracias a brazos móviles y a correas en las ruedas, lo cual los hace seguros para todo tipo de bicicletas. También tienen un sistema antirrobo que va en los puntos de sujeción de las bicicletas y los brazos no afectan las bicicletas de marcos de carbono. Son abatibles para acceder al maletero, incluso con las bicicletas cargadas en caso de viajes largos o tener que hacer alguna parada. Al contrario de los de techo, algunos hay que desmontarlos cuando no se usan aunque se pueden guardar en poco espacio pues muchos son plegables.

Al usar portabicicletas de ‘bola’ hay que tener cuidado para que las bicicletas no tapen las luces traseras ni la placa del vehículo. Si eso ocurre la policía le podrá exigir un cuadro de luces auxiliares como las que se usan con los remolques.

Portabicicletas de techo

Se instala sobre las barras transversales o barras portaequipajes. Es indispensable que el vehículo las tenga de fábrica pues de lo contrario hay que hacer la inversión y deben ser diseñadas técnicamente adaptables para el tamaño de cada capota. Algunas marcas los venden como equipo extra. Estos son los más fáciles de montar (no requieren de mayores herramientas) y tienen la ventaja de que se dejan en el techo de forma permanente. Según el tamaño del vehículo se pueden llevar hasta cuatro bicicletas.

Portabicicletas de techo

.

Hay de dos clases: los de horquilla, en los cuales se quita la rueda delantera y el tenedor de la bicicleta se ancla en el portabicicletas. Punto en contra es que hay que llevar las ruedas delanteras dentro del habitáculo. El otro tipo es el de cuadro. Este no requiere quitar las ruedas de la bicicleta pues estas van ancladas al portabicicletas y cuentan con un brazo que se ajusta como una ‘pinza’ al marco de la cicla. En ambos casos las ruedas traseras se fijan con correas y el brazo se asegura con una especie de llave o candado. Algunos de estos no son recomendados para bicicletas con marco de carbono. Para estas, el ideal es que el brazo se ajuste a la rueda delantera y no al marco de la bicicleta.

Uno de los puntos en contra del portabicicletas de techo es que, al igual que los portaequipajes, afecta la aerodinámica del vehículo e incide de manera importante en el consumo de combustible. Funcionan muy bien en automóviles pero en camionetas o SUV requieren mayor esfuerzo para subir las bicicletas. Y por último hay que tener especial cuidado al entrar y salir de edificios o parqueaderos para no dañar las bicicletas.

Portabicicletas traseros o de portón

Este sistema de portabicicletas se instala en la parte posterior del vehículo con unas agarraderas, brazos y correas que se sujetan a la carrocería y la puerta trasera. Cuentan con dos brazos principales que se apoyan en el vehículo y unas correas de sujeción que encajan en las ranuras de las aperturas del maletero.

Este es el menos aconsejable por varias razones. Se pueden dañar la carrocería y la pintura del vehículo. El peso del sistema sumado al de las bicicletas termina por dañar el portón trasero. Cuando este se ‘cae’ por el uso de portabicicletas algunas marcas no incluyen su reparación en la garantía.

Portabicicletas traseros o de portón

.

Otros puntos en contra son las correas que van perdiendo tensión o no quedan bien ajustadas al montar las bicicletas, con lo cual es probable, y ha ocurrido, que se suelte el portabicicletas incluso con las bicicletas cargadas. Además, su montaje es complejo y quita visibilidad trasera.

Al igual que los portabicicletas de ‘bola’ hay que tener cuidado de no tapar la placa y las luces traseras; y muy importante, las ruedas de las bicicletas quedan expuestas, por lo que hay que extremar los cuidados al sobrepasar otros vehículos o motociclistas.

Remolques, lo que debe saber

Los pequeños remolques están definidos en el artículo 2 del Código Nacional de Tránsito (CNT) como “vehículo no motorizado con capacidad hasta de una tonelada, halado por un automotor y dotado de su sistema de luces reflectivas y frenos”. No se requiere licencia especial para llevar pequeños remolques, salvo la necesaria para conducir el vehículo que va tirando el remolque. Bajo estas condiciones, no podrán superar una longitud total incluido el vehículo de tracción de 12,6 metros. El ancho debe ser de máximo 2,6 metros y la altura debe ser inferior a 4,2 metros. Lo que sí debe tener en regla es que cumpla con todas las medidas de seguridad (banderines), luces y frenos.

Si va a comprar un remolque tenga en cuenta tres aspectos básicos: el peso que va a llevar, el uso y que el vehículo al que se va a enganchar tenga capacidad de arrastre suficiente. Manejar un vehículo con un trailer o remolque no es tan fácil; hay que tomar algunas precauciones para evitar accidentes. El trailer no se debe recargar. La carga debe estar bien repartida; si no es así, a cierta velocidad puede comenzar a mover la cola del carro de lado a lado o pegar tirones hacia adelante y atrás. Una medida es que se pueda manipular fácilmente con los brazos pues eso indica que su peso está bien repartido y que vaya horizontal con respecto al enganche.

REMOLQUES

.

Debe revisar que el enganche quede bien acoplado y tener una cadena de seguridad que mantendrá el trailer ‘pegado’ al carro en caso de que el enganche se suelte. Y use amarres firmes para sujetar motos, ‘jet ski’, cuatrimotos o cualquier otro aparato que transporte en el trailer. Si es un bote o lancha lo que transporta verifique que los rodillos del trailer giren de manera normal.

No utilice el bote remolcado para llevar equipaje, personas o animales. Si es posible retire elementos como la batería y la hélice y llévelos en el baúl. Hay que inflar las llantas traseras del automóvil o camioneta en un 20 por ciento más de lo usual y recuerde que para frenar necesita de distancias muy superiores a las habituales. Cuando el peso total remolcado (trailer + carga) sobrepasa los 750 kilos se debe utilizar un remolque con freno de inercia. Si el auto remolcador pesa menos del doble del peso que se está remolcando también hay que usar un trailer con freno.

Y lo último: debe hacer un curso o mucho ensayo para ¡estacionarlo en reverso!

Noticias recomendadas

Más noticias

Este jueves, el Ferrari 458 Spider

Para obtenerlo, recorte el cupón que saldrá este 21 de junio en EL TIEMPO y, más $23.900, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO.

Así luce el Nissan GT-R de Policía

La fuerza policial de Japón recibió a manera de donación por parte de Nissan, este ejemplar equipado con motor V6 3.6 biturbo de 570 caballos.

Nueva Citroën SpaceTourer Rip Curl

El fabricante francés lanzó en Europa esta serie especial basada en el prototipo del mismo nombre, el cual había sido pensado como variante ‘camper’.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.