Un veterano Volkswagen pone en aprietos al auto más aerodinámico de nuestros días

Una única unidad producida del Volkswagen V2 Sagitta de 1947 tiene mejor coeficiente de penetración que el Mercedes CLA. Experimento retro.

Redacción Motor

03:42 p.m. 30 de abril del 2013

 Descubra las aerodinámicas formas del Volkswagen V2 Sagitta

A finales de los años 40, el ingeniero Kurt Volkhart de Volkswagen hizo ensayos aerodinámicos sobre un ‘escarabajo’, logrando interesantes resultados. Volkhart continuó los estudios en aerodinámica que adelantaba el barón Reinhard von Koenig-Fachsenfeld, modificando este popular auto de serie al que le puso carrocería de aluminio.

El resultado fue un auto funcional, de ruedas carenadas y estilizadas luces delanteras, muy similar a los primeros prototipos del Porsche 356, que también se fabricaron con carrocería de aluminio. Así nació la única unidad hecha a mano en 1947.

El V2 Sagitta estuvo perdido durante décadas, pero hace pocos meses fue hallado en Austria, pudiendo ser recuperado a su estado original, y con la misma funcionalidad. Tras su adecuación, Volkswagen lo analizó en su túnel de viento de Wolfsburgo para conocer sus características aerodinámicas, las cuales arrojaron datos muy particulares.

El septuagenario auto, con una superficie frontal de 2,10 metros cuadrados, tiene un coeficiente aerodinámico de sólo 0,217 (menor que el de un Mercedes CLA). Sin embargo, aún es superado por el nuevo Volkswagen XL1, mucho más aerodinámico, entre otros aspectos por su escasa superficie frontal. Un pequeño motor bóxer de 1.1 litros y 24 caballos de potencia es capaz llevarlo a los 140 kph.

Dato

La aerodinámica tiene resultados impresionantes, pero no solo trata de obtener un coeficiente aerodinámico bajo, sino de conseguirlo cumpliendo las normativas de protección al peatón en caso de accidente.

El VW XL1 tiene un cX de sólo 0,189 con una superficie frontal de 1,50 metros cuadrados, una cifra excelente, muy cercana a la de su viejo ancestro.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.