Yamaha lanzó al mercado una moto con el mejor estilo "neo-retro" japonés

Las nuevas Yamaha XV950 y 950R combinan tecnologías como el ABS, el mapeado 3D de la inyección y la iluminación LED con un estilo minimalista como puerta de entrada al mundo de la customización.

Redacción Motor

07:34 p.m. 22 de julio del 2013

Con la presentación de las nuevas XV950 y XV950R Yamaha entra a competir en el segmento de las motocicletas custom de alta cilindrada tipo Harley Davidson. Es una misma motocicleta que se ofrece en dos versiones y hace parte fundamental de la nueva era de modelos 'Sport Heritage' de la marca japonesa y que representan una vuelta al pasado en busca de un nuevo estilo de motos japonesas "neo retro".

Ambas motocicletas pertenecen a la misma familia, por lo que comparten propulsor. El motor que impulsa a estas motocicletas es un V-Twin refrigerado por aire, con inyección electrónica, una cilindrada de 942 centímetros cúbicos y 52 caballos de potencia a las 5.500 rpm. Este es un propulsor de potencia no elevada, pero con un par motor interesante: 79,5 Nm a sólo 3.000 rpm.

En esta motocicleta fue rediseñada completamente el sistema de admisión y el filtro de aire que se encuentra en el lateral derecho del motor. A pesar de que tiene un tamaño un 15 por ciento menor y 2,3 litros menos de capacidad en comparación con el de la XVS950S, promete un mejor rendimiento para la mecánica. En este sentido, también se han adoptado nuevos ajustes en la inyección y unos nuevos mapeados 3D que se coordinan con el nuevo diseño de la admisión de la XV950 y mejoran la respuesta en bajos y medios.

Las nuevas motos de esta familia comparten motor, pero hay diferencias notorias entre ambas máquinas. Por ejemplo, la Yamaha XV950 es una custom estándar de aspecto clásico, enfocada a los viajeros básicamente, aunque con una postura de conducción deportiva y cómoda gracias a una altura desde el asiento al suelo de sólo 690 mm.

Por su parte, la XV950R añade un toque más deportivo gracias a los amortiguadores traseros con depósito de precarga, al tapizado del asiento y a las líneas de color que recorren el tanque de combustible.

Los modelos XV950 cuentan también con un nuevo chasís de acero de doble cuna. Construido como un único conjunto, sin subchasis independiente, el motor sirve de elemento de tensión y cuenta con un soporte rígido que transfiere el empuje directamente al conductor. En cuento a sus dimensiones, destaca la distancia entre ejes de 1.5 metros, enfocada a mejorar las maniobras en ciudad, junto con un tacto estable y seguro en carretera.

No se puede pasar por alto el equipo de frenos de disco flotantes y con un perfil ondulado; tanto delante como detrás tienen un diámetro de 298mm, estando también disponible con ABS de forma opcional, de serie en la más deportiva XV950R.

El faro redondo, la luz trasera LED, los detalles en inoxidable, los guardabarros recortados en acero, el depósito de 12,2 litros en forma de gota y la instrumentación LCD acentúan la llamativa imagen del modelo. Cabe destacar además el perfilado del asiento, recubierto con una piel especial en la XV950R.

Las diferencias entre las dos versiones de esta moto, además de los detalles técnicos que ya mencionados son los colores originales: la Yamaha XV950R se puede comprar en color gris mate o verde Camo, ambas con decoraciones en el depósito. La Yamaha XV950 se podrá adquirir en blanco Competiton y color negro mate.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.