Raptor 700 R, último modelo de la colección

Para obtener este Yamaha, recorte el cupón que sale el 4 de agosto en EL TIEMPO y más $21.900, reclámelo en expendios o centros de venta de EL TIEMPO.

Redacción Vehículos

11:34 a.m. 01 de agosto del 2016
Yamaha Raptor 700

Yamaha Raptor 700

La participación de la categoría cuatrimotos (quads) en el rally Dakar, se inició cuando esta competencia llegó a territorio Suramericano. De las siete ediciones celebradas entre 2009 y 2016, todos los ganadores lo han hecho a bordo de un Yamaha Raptor.

El Yamaha Raptor 700 R se ha convertido en el arma absoluta del Dakar en lo que a este tipo de vehículos se refiere, si bien no es el más rápido, sí es el más confiable en comparación a su competidor Honda.

La arquitectura de este modelo, que ya tiene 20 años de existencia, conserva esa base que lo ha hecho fuerte en la categoría. Se resalta la protección del motor, de la transmisión y la zona de los estribos.

Con respecto al modelo de calle el Raptor del Dakar dispone de espacios para instalar el depósito obligatorio de agua y los de combustible, para garantizar la autonomía que exigen las extensas etapas del Rally.

También dispone de un carenaje frontal con las luces que pueden ser tipo led, o los soportes para los instrumentos de navegación, etc.

Yamaha Raptor 700

Yamaha Raptor 700

Aunque un cuatrimoto es un vehículo muy robusto, los preparadores ofrecen triángulos de suspensión reforzados que en ocasiones amplían ligeramente la anchura del vehículo para ganar algo de estabilidad y los frenos son asimismo modificados para mejorar su capacidad de frenada.

En cuanto al corazón de esta máquina el Raptor 700 es una evolución del anterior 660 con la cilindrada aumentada ligeramente a 686 cm3 que ofrece de serie 45 caballos de potencia, y está equipado con inyección electrónica.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.