Las 10 máquinas más veloces del planeta

Trenes, autos deportivos, carros super sónicos, motocicletas, barcos, aviones y hasta el transbordador hacen parte de este listado en el que se ubican los más rápidos del mundo en su categoría.

Redacción Motor

10:14 p.m. 31 de agosto del 2012

Fotos de los 10 vehículos más rápidos del planeta

Cada uno de los siguientes aparatos o máquinas se destaca sobre sus 'congéneres' porque poseen el récord de velocidad en su categoría y son lo mejor de lo mejor en el espacio, en el aire, en la tierra o en el agua.

El verdadero tren bala
Los trenes de alta velocidad circulan a velocidades que oscilan entre los 200 y 250 kilómetros por hora, aunque hay algunos modelos que se destacan por pulverizar esa velocidad. El modelo V150 de la familia TGV, operada por la empresa francesa SNCF alcanzó 574,8 kph en 2007. Esta cifra corresponde a la categoría de trenes sobre rieles. En la categroría Maglev (de levitación magnética), el título lo tiene el tren Transrapid de Shanghái que alcanzó una máxima de 431 kph en 2003.
 
El auto más fantástico
El Bugatti EB Veyron 16.4 Super Sport, es un superdeportivo que llega a los 431 kilómetros por hora. Con 1.200 caballos, que asombran tanto como su precio (4.000 mil millones de pesos), lo convierten en el auto más veloz del planeta. Su velocidad está limitada electrónicamente a 415 kph para proteger las llantas de una posible desintegración.
 
Un vehículo que camina como trueno
Es un prototipo británico llamado SSC (Auto Súper Sónico) Thrust. Su apariencia mezcla un poco de automóvil con avión de combate y logró su marca el 15 de octubre de 1997, cuando alcanzó los 1.232 kph, rompiendo la barrera del sonido a velocidad Mach 1,002. Para tal proeza usó dos motores Turbofan Rolls-Royce Spey 202, usados por aviones caza. Se espera que en poco tiempo el nuevo prototipo SSC Bloodhound le quite su corona a míseros 1.600 kilómetros por hora.
 
Máxima velocidad en dos ruedas
La MTT Turbine Superbike, también conocida como Y2K Turbine Superbike, es la motocicleta homologada para calle más rápida del mundo. Su velocidad máxima es de 402 kilómetros por hora y alcanza los 363 kph en 15 segundos, gracias a su motor turbina Rolls-Royce Allison 250, que producen 320 hp a 52.000 rpm. Lleva una cámara trasera con pantalla para eliminar los retrovisores y su transmisión tiene solo dos velocidades.
En la familia de las rarezas está la moto Dodge Tomahawk, con un motor Viper V10 de 500 hp  con 8.300 cc que casi dobla la velocidad de la anterior, pues llega a los 675 kph. Su motor es hecho en aleación de aluminio y cuenta con un sistema de rotores para una doble frenada.
 
No es un pájaro, es un avión
El avión más rápido de la historia es el Falcon HTV-2, una nave militar no tripulada del ejército de los Estados Unidos. Se maneja con control remoto y es capaz de dar la vuelta al mundo en poco más de 30 minutos gracias a su velocidad en la atmósfera de 21.000 kilómetros por hora (rebasa cinco veces la velocidad del sonido). Hace parte del programa DARPA (Agencia de Investigación de Proyectos de Defensa Avanzados) en conjunto con la USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos).
Por otro lado, el avión militar tripulado más veloz sigue siendo el Lockheed SR-71 Blackbird, que el 28 de julio de 1976 estableció la marca de 3.530 kph.
Cerrando la categoría de aeronaves y con un récord fuera de este mundo, está el recién licenciado Trasbordador Espacial, que reingresaba a la atmósfera a una velocidad de 28.000 kph.
 
Se mueve como 'pez en el agua'
El 'Espíritu de Australia' es un bote de velocidad construido en madera por el australiano Ken Warby y que ostenta el récord de velocidad sobre el agua desde el 8 de octubre de 1978.
La marca hasta ahora se mantiene a flote en los 511.11 kph., cuando Warby condujo al 'Espíritu de Australia' en el río Tumut propulsado por un motor de jet Westinghouse J34.
Ahora el Espíritu de Australia está exhibido en un museo marino de Australia en Sydney.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.