Hace 112 años Porsche ya había inventado los vehículos híbridos

En la Feria Mundial del año 1900 Ferdinand Porsch presentó el primer vehículo híbrido del mundo y, ahora, vuelven a ser noticia porque este tipo de motorización se impone en el Panamera y la Cayenne.

Redacción Motor

05:24 a.m. 02 de abril del 2012

Ver galería de fotos de los modelos híbridos de Porsche

En pleno crecimiento de propuestas y algunas realidades de
vehículos con combustibles alternativos o con motores no térmicos, o bien con la mezcla de soluciones como los híbridos, manejar un Porsche con estas características ecológicas, que de alguna manera racionalizan la energía y el consumo que pueden recortar el sabor y la esencia de autos precisamente que se
venden por su alto rendimiento, es algo inusual.

Y más en Colombia donde probamos la camioneta Cayenne con un sistema híbrido y ya hay también en oferta un Panamera con el mismo sistema. ¿Deja de ser Porsche un Porsche que revuelve electricidad y térmica? Para nada, porque la electricidad se usa en
tráfico lento y para apoyar el arranque, y en alto rendimiento para agregarle 50 caballos "limpios" al motor de gasolina.

O sea, es como en los F1, donde el sistema KERS (Kinetic Energy Recovery System) acumula energía que se usa en algunos momentos de la vuelta para apoyar al motor de combustión. Los autos híbridos tradicionales alternan los motores eléctricos y térmico de la manera más eficiente y, por lo general, debido al mayor peso de los componentes y baterías, suelen ser más lentos y limitados.

Pero antes de citar la experiencia al mando de la Cayenne híbrida, hay que remontarse 112 años en la historia para anotar que el primer vehículo híbrido del mundo fue presentado precisamente por el célebre ingeniero Ferdinand Porsche con ocasión de la Exposición Mundial, en París, en el año 1900.

La genialidad de Porsche se vio expresada en tres autos a cual más de innovadores aunque en ese momento, sin otras referencias y cuando el automóvil se estaba apenas inventando, no contrastaban tanto como ahora. En esa Exposición se exhibió el Lohner-Porsche, que se movía con dos motores eléctricos montados directamente en las ruedas.

Poco después, Porsche hizo funcionar un auto destinado a las carreras -su obsesión desde el primer día- que ya usaba cuatro motores eléctricos independientes en cada rueda y que, por ende, fue el primer 4x4 del mundo, y tenía también frenos en todos los ejes. Ya esto era bastante avanzado, pero no el final.

Ese mismo año, Porsche hizo un auto que combinaba la motorización eléctrica, cuyas baterías eran cargadas por un motor de gasolina, idéntico principio de los híbridos de hoy. Este auto se llamó el "Semper Vivus" y se conserva en perfecto estado en el museo de la marca en Stuttgart.

Podía recorrer buenas distancias con solo electricidad, y dos  motores de combustión de 3.5 caballos enfriados por agua movían sendos alternadores que generaban 2º amperios en una tensión de 90 voltios cada uno y se ponían en funcionamiento para recargar las 44 celdas de las baterías.

Primero la corriente iba a los motores y el excedente llegaba a
las pilas. Además los alternadores eran los motores de arranque.
Los inventos de Porsche se vieron en producción en 1901 con el Lohner-Porsche Mixte y en 1906 con el Mercedes "Electrique",
con lo cual lo que hoy se describe como gran novedad quedó apuntado en la historia del automóvil con mucha anticipación
gracias a este genio del pensamiento mecánico.

RECUADRO:

El Panamera y la Cayenne, ahora híbridos

Porsche ofrece en el Panamera y la Cayenne una posibilidad
de obtener rendimientos de los modelos superiores, ahorrando
gasolina y bajando emisiones con el híbrido que apoya eléctricamente la marcha lenta en el tráfico y le agrega 47
caballos al motor de gasolina para lograr el mayor empuje con
energía limpia. Pero esta historia ya se había visto en la Feria
Mundial de 1900, en París.

El híbrido de hoy

En la Cayenne S actual, Porsche combina un motor de combustión V6 de 3 litros y 333 caballos de potencia con el eléctrico que le aporta exactamente otros 47 caballos (34 kilovatios) a la energía final, con lo cual ofrece, con una alta eficiencia y mucho menor consumo de combustible, el mismo rendimiento que se tiene en la Cayenne S, pero con motor V8.

En relación con los rendimientos y velocidades que siguen estando por encima de los 250 kilómetros por hora a pesar del mayor
peso, el consumo es muy inferior y baja igualmente el nivel de emisiones.

La camioneta y el Panamera están disponibles en la vitrina del importador en Bogotá. El precio de la Cayenne es 262 millones de
pesos. Ayer y hoy, la tecnología tiene un alto precio.

FRASES:

La idea de mezclar la energía eléctrica y la térmica fue el primer paso que dio Porsche cuando pensó en sus automóviles. El "Semper Vivus", testimonio de su genialidad y anticipación.

Hacer un Porsche híbrido de ninguna manera podía quitarle el carácter de auto superpotente. La solución: usar la electricidad para sumar más caballos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.