70 años del PV 444, el primer vehículo compacto de Volvo y un símbolo de paz

El pasado primero de septiembre se conmemoró el aniversario 70 de este carro dibujado y armado durante la Segunda Guerra Mundial. Fue lanzado oficialmente en 1944 en el complejo de tenis de Estocolmo.

Redacción Motor

04:22 p.m. 09 de septiembre del 2014

PV 444, símbolo de paz

Los fundadores de Volvo, Assar Gabrielsson y Gustaf Larson, lo tenían claro un año antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial. La paz llegaría y los industriales como ellos tendrían que estar a la altura del posconflicto con algo que moviera y conmoviera a los futuros consumidores europeos y estadounidenses.

Con esa idea en la cabeza, decidieron enfrentar el cerrado mundo de entonces con lo que sería para ellos la movilidad en tiempos de so¬siego: dos pequeños vehículos, el PV 60 y el PV 444, dotados con motores de buena cilindrada y un espacio interior lo suficientemente agradable como para atraer a las nuevas generaciones.

Estas “palomas de la paz” (así fueron bautizados por Ratten, una revista especializada de la época) se colaron en una exhibición que organizó la compañía sueca en el complejo de tenis de Estocolmo, en 1944, para que sus coterráneos vieran lo que sus gestores estaban haciendo como filial de SKF y fabricantes de maquinaria pesada, y lo que vendría si los países en conflicto hacían las paces.

Sin embargo, fue el PV 444 el que se robó todas las miradas, pues su compañero de tarima estaba listo desde en 1940 pero no pudo ser lanzado por el agarrón mundial, mientras que este no solo representaba el seguro ingreso de Volvo al mundo de los automóviles compactos, sino además la esperanza de un continente azotado por la violencia.

El PV 444 se constituyó en el primer vehículo pequeño con chasis monococo de la compañía sueca y fue equipado con motor completamente rediseñado de cuatro cilindros capaz de alcanzar los 40 caballos de potencia. Fue conocido como ‘el pequeño Volvo’, pues su antecesor más representativo, el ÖV4 de 1927 con motor 2,0 litros y 27 caballos de potencia, era mucho más grande y pesado y no alcanzó las ventas masivas de este simpático ejemplar.

Logró las primeras 2.300 colocaciones el día de su lanzamiento, todo un récord para Volvo si se tiene en cuenta la conflictiva fecha de la presentación (primero de septiembre de 1944), además de los 200.000 ejemplares que llegaron a Europa y Estados Unidos hasta 1958, una cifra que superó con creces las 8.000 unidades que Gabrielsson y Larson proyectaron cuando dieron el visto bueno para su producción.

Eso sí, los vehículos prototipo fueron sometidos a duras pruebas de resistencia antes de lanzarlos a calles y carreteras, de ahí que no fue sino hasta el 3 de febrero de 1947 cuando fue asignado el modelo 0, y un mes después, entregado a su primer dueño

40
Diseñadores trabajaron en el desarrollo del PV 444. Armaron un vehículo en madera, a escala real y de color negro, y las ventanas las simularon utilizando color plateado. Así lo presentaron, en marzo de 1944, a los fundadores de Volvo, Assar Gabrielsson y Gustaf Larson, quienes dieron la orden inmediata de fabricarlo.

Un carro taquillero
Entre los ilustres visitantes al lanzamiento del Volvo PV 444 estuvieron el primer ministro de Suecia, Albin Hansson, y el príncipe Carl Johan, tío del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia. Esta exhibición de Estocolmo duró 10 días durante los cuales concurrieron 148.437 visitantes.

DATO
A Colombia llegaron unos pocos modelos, muchos por vía diplomática, pero no hay evidencia de que alguno de ellos haya sobrevivido.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.