Se abre debate por el cobro en los cambios de las licencias de conducción

Anuncian acción de cumplimiento para hacer cumplir lo que dice la ley en cuanto a la gratuidad de los 'pases'.

Redacción Motor

07:38 p.m. 19 de julio del 2013

Aparte de los traumatismos, las confusiones y las dificultades generados por la expedición del nuevo formato de licencia de conducción, esta semana el debate se centró sobre los costos que tienen que asumir los colombianos por los cambios de su licencia de conducción.

Gloria Stella Díaz, representante a la Cámara del Mira, que promovió la Ley 1383, sostuvo que el Ministerio de Transporte está incumpliendo la Ley, pues en esta se estableció claramente la gratuidad en el proceso de sustitución del plástico de la licencia de conducción.

El Ministerio respondió que “no es ilegal cobrar por la renovación de la licencia de conducción”, y que “una cosa es la renovación y otra la sustitución”. Por esta razón, Díaz sostuvo que “no es ilegal cobrar por las licencias, pero no se puede engañar a los colombianos jugando con las palabras”. En efecto, la Ley 1383 del 2010 dice que el proceso de sustitución debe ser gratuita y uno de sus parágrafos explica con claridad la fuente de financiación.

Para garantizar la gratuidad del cambio de licencias, se autorizó a los organismos de tránsito descontar el valor de un salario mínimo legal diario vigente por cada nueva licencia expedida.

¿Qué pasó? Esos recursos debían ser trasladados al Ministerio de Transporte y se constituirían en el ‘ahorro’ para cuando llegara el momento de asumir la gratuidad del proceso de cambio de la licencia de conducción. La respuesta que obtuvo EL TIEMPO de una fuente del Ministerio fue que “eso nunca se reglamentó”.

Sobre este punto hay más preguntas que respuestas. ¿Los organismos de tránsito no descontaron esos recursos de las licencias nuevas? ¿Los descontaron y no los giraron al Ministerio de Transporte? ¿Están guardados en alguna cuenta del Ministerio o se gastaron en otras cosas?

Lo cierto del caso es que hoy el Ministerio explica que la renovación corresponde al trámite que debe hacer un conductor cuando expira la vigencia de la licencia que porta, que todos los conductores están obligados a llevar una licencia vigente y que el trámite que hoy deben hacer es el de renovación o refrendación por el vencimiento de su vigencia.

Y en eso tiene razón. Durante años, los colombianos condujeron sus carros con licencias viejas, en mal estado y vencidas. Pero ese galimatías surgió de la improvisación, de la expedición de normas contradictorias y de la ‘interinidad’ en que estuvo el Ministerio por ocho años y durante los cuales poco se hizo para remediar la situación.

Prueba de ello es que, en la actualidad, hay licencias de diferentes formatos, y aunque en ningún país del mundo es indefinida, aquí una norma así lo estableció. Después vino la vigencia de 10 años del Decreto 019 de 2012 y la variable de la edad del usuario. Ahí fue donde se armó el gran lío que hoy nos ocupa.

Sobre todo, para aquellos que por la ‘viveza’ de escuelas de conducción y los organismos de tránsito, tienen ‘pases’ para servicio público, cuando en realidad manejan carro particular.

Ahora el problema es para esos cerca de dos millones de colombianos que manejan carro particular con ese tipo de licencias y que, de un día para otro, se encuentran con que su permiso de conducir está vencido y, por lo tanto, ya no sirve.

¿Y la sustitución? El gobierno se ‘desmontó por las orejas’ como se dice popularmente, pues esta se hará a medida que se vayan venciendo las vigencias, así que al final habrá que pagar por el trámite. Sin embargo, ya se anuncian acciones para hacer cumplir la Ley (ver recuadro).

Esto sin contar con que dentro de poco se expedirá una nueva resolución, en cumplimiento de otra Ley, la 1450 de 2011, que obliga a que “por razones de seguridad vial, las personas que tengan licencia de conducción con más de cinco años de expedición, deberán realizar los respectivos exámenes médicos”.

Al margen de los tropiezos y trámites por venir, lo importante de esta experiencia es que se empieza a poner orden en las licencias con un documento único, moderno y, mejor aún, con reglas para los conductores y la certeza de que no están al volante con un ‘pase chimbo’.

Presentarán acción de cumplimiento

EL TIEMPO conoció que, liderados por la representante Gloria Stella Díaz, un grupo de ciudadanos interpondrá en los próximos días una acción de cumplimiento ante el Ministerio de Transporte para que se dé cumplimiento al artículo 17 de la Ley 1383 de 2010 y a la Ley 1450 de 2011 (plan Nacional de Desarrollo).

El artículo 17 señala que el cambio de las licencias debe ser gratuito y estableció el mecanismo de financiación para este proceso. La Ley 1383 le dio al Ministerio de Transporte un plazo de cuatro años para que iniciara el proceso de cambio de las licencias actuales por las de formato único nacional. Y a su vez, la Ley 1450 extendió ese plazo un año más, es decir, hasta el 2015.

Lo que la acción de cumplimiento pedirá es, como su nombre lo indica, que se cumpla con lo que expresamente está en las leyes, y que se restituya a los usuarios los recursos que hayan pagado por el cambio.

La representante Díaz explica que en dichas leyes no hay nada que esté obligando al Ministerio de Transporte para exigir que se renueven las licencias porque el plazo es hasta el 2015. “Están poniendo a la gente contra la pared”, afirmó.

Y agregó que, así como durante todos estos años la gente ha venido manejando con esas licencias, lo pueden seguir haciendo hasta el 2015 “porque ni en la Ley ni en el Plan Nacional de Desarrollo se afirma que hay que meterle la mano en el bolsillo a la gente”.

El cobro no es ilegal para la autoridad

El Ministerio explicó que no es ilegal cobrar la renovación de la licencia de conducción.

“La renovación corresponde al trámite que debe hacer un conductor cuando expira la vigencia de la licencia que porta. Los ciudadanos que ejerzan la actividad de conducir, están obligados a portar una que esté vigente. Hoy, el trámite que adelantan es el de renovación o refrendación por el vencimiento de su vigencia”.

Ver en este enlace: La tarea que le falta hacer al Congreso de la República

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.