Por fin se acaba calvario por traspasos abiertos en la compra-venta de vehículos en Colombia

La resolución 3275 busca poner fin a los problemas derivados por la no legalización de los traspasos de vehículos con la exigencia del contrato de compraventa.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

CARLOS CAMACHO MARÍN
REDACCIÓN VEHÍCULOS

La resolución 3275 busca poner fin a los problemas derivados por la no legalización de los traspasos de vehículos con la exigencia del contrato de compraventa.

El pasado 12 de agosto el Ministerio de Transporte expidió la resolución 3275, por medio de la cual introdujo un cambio sustancial en el trámite para el cambio de propiedad de un vehículo, más conocido en el argot popular como traspaso.

En esencia, lo que la norma pretende es poner fin al calvario que viven muchos propietarios de vehículos en Colombia, que al venderlos y no legalizar el traspaso (dejarlo abierto), continúan respondiendo por obligaciones fiscales (impuestos) o, en el peor de los casos, por ilícitos cometidos por terceros, pues son ellos quienes están inscritos ante el registro terrestre automotor y siguen figurando allí como propietarios.

Esta situación fue denunciada en muchas oportunidades por un gran número de lectores de Vehículos y la Revista Motor, quienes  incurrieron en el error de dejar el traspaso abierto, e incluso, nunca supieron finalmente quién se quedó con su carro.

Pero las autoridades sí saben quién es el propietario y es a este al que le caen con las cuentas de impuestos o cuando el vehículo es usado para cometer un delito.

Para evitar esto, la resolución introdujo como nuevo requisito para el traspaso de un vehículo el registro del contrato de compra y venta del mismo, que en adelante se deberá anexar a los demás documentos requeridos para el trámite. Así se podrá "demostrar la existencia del negocio jurídico y con ello la identidad plena de su último propietario, esto es, el comprador", en palabras del Ministerio de Transporte.

En resumen, el objetivo es poder demostrar quién es el comprador o el propietario del bien, y sobre quién recaen las obligaciones. En todo caso, no es necesario ni imperativo autenticar el documento (llevarlo a una notaría).

Confusión entre autoridades
La expedición de la norma obedeció a una sugerencia hecha por la sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo ante los inconvenientes presentados con los llamados traspasos abiertos.
No obstante, la medida generó confusión entre los usuarios, en las vitrinas de usados, e incluso, entre las mismas autoridades de tránsito que en diferentes  sitios del país le estaban dando una interpretación diferente a la norma. EL TIEMPO conoció que por ejemplo, en el Eje Cafetero las oficinas de tránsito "tenían trancados los trámites".

Como un servicio a los lectores de Vehículos y como guía para el trámite de cambio de propiedad de un vehículo por traspaso, publicamos el documento completo en el que la División Jurídica del Ministerio de Transporte aclara las dudas existentes frente a esta nueva disposición. Las respuestas fueron entregadas a EL TIEMPO por Antonio José Serrano Martínez, jefe de la Oficina Asesora Jurídica del Ministerio de Transporte.


La resolución, en blanco y negro

¿Cuál es el sentido de esta norma? ¿Qué pretende el Ministerio?
La esencia de la norma radica en permitir el cambio de propietario de un vehículo, en el registro terrestre automotor, a solicitud tanto del vendedor como del comprador, para brindar una solución a los problemas antes anunciados.

La norma anterior exigía que este trámite se adelantara de manera conjunta por parte del comprador y del vendedor, exigiéndose a la vez la presentación de las improntas del vehículo objeto de la negociación, lo cual implicaba que se tuviera conocimiento y control del lugar de ubicación del automotor.

Además, con la medida adoptada el Ministerio de Transporte pretende facilitar los trámites de traspaso de los vehículos ajustados a los lineamientos del Código Nacional de Tránsito, sin que se omita el cumplimiento de las exigencias establecidas en la legislación civil para el efecto.

¿Para qué se exige el registro del contrato de compraventa?
Al respecto es necesario precisar que lo que se exige es el cumplimiento de unos requisitos, enunciados en el artículo segundo de la Resolución 3275 de 2008, entre los cuales se debe anexar el contrato de compraventa del vehículo para demostrar la existencia del negocio jurídico y con ello la identidad plena de su último propietario, esto es, el comprador.
Cualquiera de las dos partes -vendedor o comprador- queda facultada para efectuar la inscripción del contrato de compraventa en el Registro Terrestre Automotor ante el organismo de tránsito donde se encuentre matriculado el automotor.

¿El registro es para controlar lavado de activos?
En principio, el registro del contrato de compraventa resulta imperativo para los efectos de demostrar quién es el propietario del bien, de quien se derivan derechos y obligaciones, conforme se manifestó anteriormente, para efectos del trámite administrativo. Este el propósito de la medida.
Consecuencialmente, al estar establecida la identidad del propietario de manera eventual el registro puede servir de medio probatorio a las autoridades competentes para controlar el lavado de activos y sus delitos conexos, como el enriquecimiento ilícito y el testaferrato.

¿Es necesario autenticarlo?
No, por tratarse de un documento original de conformidad con lo previsto en el artículo primero de Decreto 2150 de 1995, en concordancia con el artículo 24 de la Ley 962 de 2005. Igualmente, como quiera que la finalidad de la norma expedida por el Ministerio de Transporte es la de facilitar el trámite del traspaso por cualquiera de las partes contratantes, resultaría contraria a las disposiciones antes anotadas la exigencia de autenticar el contrato de compraventa del vehículo.

Al registrar la compraventa de un vehículo, ¿cuál es el valor que se debe registrar, el avalúo comercial que aparece en las tablas de impuestos o el valor de la transacción?
Para efectos de la retención en la fuente del vehículo al que se pretende transferir la propiedad, se toma como valor el establecido en las tablas fijadas por el Ministerio de Transporte sobre el avalúo de vehículos para el respectivo año fiscal. La norma no pretende controlar los valores comerciales de los vehículos.

¿Las notarías podrán cobrar un porcentaje del valor del contrato, tal como ocurre con la compra y venta de casas y apartamentos?
El contrato de compraventa para los efectos del trámite aquí previsto no requiere autenticación ni de su registro.

¿Qué hay que hacer para que un contrato sea válido?
De acuerdo con el Código Civil, para que un contrato se forme y sea válido se requiere:

El consentimiento, la capacidad de las partes contratantes, la licitud del objeto de las obligaciones, la licitud de la causa, la falta de vicios del consentimiento, el cumplimiento de los requisitos y las formalidades impuestos por la naturaleza del contrato.

¿Qué pasa con los contratos de palabra?
El contrato de compraventa a que nos referimos en el citado acto administrativo es de los contratos solemnes, el que necesariamente debe ser plasmado por escrito; lo anterior tiene su fundamento en el hecho de ser el medio probatorio que debe reposar en el historial del automotor, ya que se permite la transferencia de la propiedad por cualquiera de las partes, lo cual evitaría también que se pudiesen adelantar trámites sin los debidos soportes llevando a posibles falsedades.
Por lo tanto, no se aceptan los contratos de palabra y si éstos se celebraron de esa manera, en caso de controversia la parte interesada o afectada deberá preconstituir la prueba que demuestre el interés que reclama.

¿Qué pasa con los carros que los concesionarios reciben en consignación?
La figura del traspaso abierto no la prevé ni la permiten las disposiciones vigentes del Código Nacional de Tránsito; esta disposición exige que todo acto o contrato o providencia judicial o administrativa debe ser inscrita en el Registro Terrestre Automotor, es decir, ante el organismo de tránsito, para lo cual la ley establece un término de sesenta (60) días hábiles siguientes a su adquisición. De tal manera que los Concesionarios, al momento de vender el vehículo que ha sido recibido en consignación, deben exigir la suscripción del contrato de compraventa tanto por el comprador como por el vendedor para evitar de esta manera los traspasos abiertos, que generan inconvenientes al propietario que figura en la licencia de tránsito o tarjeta de propiedad.

¿Qué pasa con los carros que se reciben en parte de pago?
Con los vehículos que se reciben como parte de pago, se debe celebrar un contrato de permuta o de compraventa y este documento es válido para acreditar la exigencia del numeral 1 del artículo 2 de la Resolución 3275 de 2008.

Cuando hablan de los vehículos de servicio público (inciso 7, artículo 2), ¿se refieren a los llamados 'cupos' de los taxis? ¿Significa que si una persona vende el automóvil no puede conservar ese cupo?

Como quiera que un vehículo registrado en el servicio público se destina al transporte de pasajeros a cambio de una tarifa, necesariamente el traspaso implica la cesión de la capacidad transportadora que comúnmente se denomina ¿cupo¿, la cual es asignada a las empresas autorizadas por el Estado para prestar este servicio; por lo tanto, la exigencia de la Resolución objeto de análisis consiste en aportar copia del contrato de cesión a favor del adquirente del automotor para evitar que las empresas excluyan el vehículo del servicio. Aclaramos que esta disposición en ningún momento hace alusión a los cupos de taxis que asignan las autoridades locales en su jurisdicción, los cuales obedecen a un proceso concursal o de sorteo público.

Requisitos para inscribir el cambio de propietario en el Registro Terrestre Automotor

-          Contrato de compraventa del vehículo celebrado con las exigencias de las normas civiles y/o comerciales.

-          Paz y salvo por concepto de infracciones de tránsito.

-          Fotocopia del recibo de pago por concepto de retención en la fuente de conformidad con el Estatuto Tributario.

-          Si el vendedor o comprador es una persona jurídica debe presentar certificado de existencia y representación legal, con una vigencia no mayor a 30 días.

-          Pago de los derechos causados a favor de la Nación-Ministerio de Transporte y Organismos de Tránsito.

-          Si el vehículo tiene limitación o gravamen a la propiedad, debe adjuntar el documento en el que conste su levantamiento o la autorización otorgada por el beneficiario del gravamen o limitación, en el sentido de aceptar la continuación de éste con el nuevo propietario.

-          Cuando el vehículo es de servicio público deberá cederse el derecho de vinculación o afiliación, previa aceptación de la empresa, para lo cual debe anexar copia del contrato de cesión de la vinculación o afiliación del vehículo de servicio público, con firmas del cedente y del cesionario.

-          Para verificar las características que identifican el vehículo se deberá aportar fotocopia de la licencia de tránsito. En el evento de no poseer este documento deberá, el organismo de tránsito verificar este requisito con la documentación que reposa en el historial del vehículo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.