Accidentalidad y servicio público: los transeúntes son los más afectados por el desorden vial

El conflicto peatón-buses y busetas está asociado al ascenso y descenso de pasajeros en mitad de calzada y la imprudencia de aquellos al cruzar la calle.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Nadie discute que el aporte social de los vehículos de servicio público ha sido determinante en ciudades en las que, como las nuestras, el grueso de la población carece de carro particular y no tiene más opción que estirar la mano y pagar para ir al trabajo o al estudio.

Según Medicina Legal, sin embargo, en el 2006 perdieron la vida 710 personas en accidentes viales, en donde hubo participación de, al menos, un vehículo de servicio público de pasajeros o de carga. De ellos, 201 viajaban en transporte colectivo, 85 en taxis y 23 en autos de carga.

Mientras tanto, 401 circulaban en todo tipo de vehículos particulares, incluidas motos (232) y bicicletas (94).

¿Si adicionamos los 369 peatones atropellados por vehículos para el transporte de pasajeros y de carga, los accidentes del servicio público provocan el 19,7 por ciento del total de víctimas fatales -añade el especialista y consultor en prevención vial, Jorge Humberto Rozo Gómez-. Un total de 1.079 personas perdieron la vida en estos hechos¿.

Esto sin contar con los 369 peatones atropellados que, según el estudio de Medicina Legal recopilado por el experto, dejaron vehículos de carga y pasajeros durante el mismo periodo.


Peatones y motociclistas
¿Definitivamente, el conflicto entre el peatón y los vehículos de servicio público es letal: en el 2006 produjo la muerte de 369 transeúntes, de los cuales 303 fallecieron en áreas urbanas¿, dice el consultor.

Añade que el conflicto peatón-servicio público está asociado especialmente al ascenso y descenso de los pasajeros de buses y busetas, en medio de la calzada, pero también al paso de lo peatones por la mitad de la cuadra y a la no utilización de los puentes peatonales.

Cabe decir al respecto que de los peatones atropellados por vehículos de servicio público en el 2006, 128 tenían 60 años de edad o más y 64 eran niños menores de 15 años. 

Por otra parte, entre conductores y pasajeros de motos, 239 murieron (185 conductores y 54 ¿parrilleros¿) bajo las llantas de buses, busetas, taxis y camiones.


Falta de preparación
Aunque, en gran medida, la accidentalidad en donde están involucrados vehículos de servicio público tiene que ver con la imprudencia de peatones y motociclistas, lo cierto es que la baja escolaridad y la falta de ¿escuela¿ de muchos de ellos también son determinantes.

Según el estudio citado por Jorge Humberto Rozo, la quinta parte de los conductores de servicio público fallecidos en accidentes de tránsito tenía estudios primarios o secundarios. El 71 por ciento de ellos registró como profesión la de ¿conductor¿ y el 20 por ciento realizaba actividades anexas, como agricultura, comercio, mecánica y construcción. 

Naturalmente, las jornadas extremadamente largas (algunas veces superan las 14 horas), sumadas a otros trabajos ¿extra¿ y la inexperiencia frente al volante de un bus o camión siguen siendo determinantes dentro de las preocupantes cifras del Instituto de Medicina Legal.


SEGÚN ENCUESTA DE MEDICINA LEGAL¿

  • El 49 por ciento de los conductores manifestó que realiza jornadas ¿extra¿.
  • El 40 por ciento de ellos reconoció que se ha quedado dormido alguna vez mientras maneja.
  • El 39 por ciento aceptó que aprendió a manejar con un familiar.
  • El 31 por ciento dijo haber aprendido solo.
  • Tan solo el 14 por ciento tomó un curso formal de conducción. 
     

¿CÓMO DISMINUIR LA ACCIDENTALIDAD?

El peatón debe¿

  • Tomar el bus en los paraderos o sitios demarcados para ello.
  • Cruzar calles y avenidas en las esquinas.
  • Jamás subir al bus o descender de él a mitad de calzada. 
  • Si camina mucho, usar ropa de colores claros, especialmente de noche.
  • Jamás caminar por la calzada.

 
El motociclista debe¿

  • Nunca circular entre vehículos.
  • No parquear en sitios de difícil visibilidad para los demás conductores.
  • Avisar con antelación, mediante luz de cruce, la maniobra que va a realizar.
  • Estar atento al descenso de pasajeros de los buses y darles prelación.
  • Jamás adelantar por la derecha.

 
El conductor de bus debe¿

  • Recoger y dejar pasajeros únicamente en los paraderos.
  • No recoger ni dejar pasajeros a mitad de calzada.
  • Darles prelación a los peatones en las intersecciones y los giros.
  • Fuente: Jorge Humberto Rozo Gómez ¿ jorgehrozog@gmail.com.

EL SENA LOS CAPACITA

El Sena tiene instaurado desde hace más de seis años un programa de formación titulada, que consta de 12 módulos. Con ello se busca profesionalizar y ¿humanizar¿ el servicio público de transporte. Los módulos son:

  • Interacción consigo mismo (proyecto de vida).
  • Interacción con los demás (solución de conflictos y relaciones interpersonales).
  • Interacción con el entorno (manejo ambiental y cuidado del vehículo).
  • Servicio al cliente.
  • Orientación turística.
  • Normatividad de tránsito.
  • Reglamentación vehicular.
  • Emprendimiento, costos y tarifas (entender el vehículo como una empresa).
  • Comunicación (lenguaje, frecuencias y trato con el pasajero).
  • Salud ocupacional (enfermedades derivadas de su trabajo).
  • Alistamiento de vehículos (revisión y mantenimiento preventivo).
  • Operación del vehículo (manejo defensivo).

Fuente: Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena).

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.