La aerodinámica es un asunto 'de peso' para el Ferrari 458 Speciale

Es el auto de serie con el mejor coeficiente aerodinámico que Ferrari haya producido jamás: 1,5. El orgullo de Ferrari radica en un deportivo efectivo, dócil y seguro. Tecnología.

Redacción Motor

05:52 a.m. 10 de octubre del 2013

El fabricante italiano manifiesta que se trata de uno de los productos en los que está más presente la transferencia directa de tecnología de la Fórmula 1 a un deportivo de calle. Aquí la aerodinámica juega un papel importantísimo, expresado en elementos que ya tuvieron su fase de laboratorio en los monoplazas de la máxima categoría.

Para un deportivo de este nivel, es requisito la menor resistencia aerodinámica posible, asegurando la máxima velocidad en las rectas; pero que también cuente con una gran carga aerodinámica, que aumente la estabilidad y sobre todo que permita tomar las curvas lo más rápido posible. Por su parte, el radiador frontal necesita un buen flujo de aire, directamente relacionado con la velocidad a la que se mueva el vehículo.

La primera solución del Ferrari 458 Speciale consta de dos flaps verticales y un tercero adicional en el frontal. Estas tres aletas se abren y cierran dinámicamente para adaptarse a la velocidad que lleve el vehículo y según requiera mayor o menor refrigeración el motor. A velocidades menores de 170 km/h todo el flujo de aire se canaliza hacia el radiador y por encima de esta cifra, se canaliza el aire mediante un splitter frontal y dos spoilers laterales, para aumentar en un 20% la fuerza de empuje del eje delantero contra el asfalto y así compensar la diferencia con el eje posterior. Como resultado se genera una mayor estabilidad en el tren delantero.

Otros detalles son los apéndices laterales que regulan el flujo de aire y generan mejor estabilidad con la superficie. Atrás, la cola lleva un alerón inerte de mayor superficie que el del 458 Italia y se nota un cambio en la posición de los escapes que permitió emplear un difusor trasero, que aumenta el efecto suelo. Ese difusor utiliza un spoiler activo que se eleva, para maximizar la fuerza descendente y la presión sobre el eje delantero, y se baja automáticamente para minimizar el coeficiente de rozamiento y ganar velocidad final en rectas.

Vea aquí el video que explica la aerodinámica del Ferrari 458 Speciale

DATOS:
El difusor trasero se modifica (inclina) mediante cálculos algorítmicos que gestionan su funcionamiento, basados en la información de sensores de velocidad y giro del volante.

Los tres flaps delanteros se abren a partir de 170 km/h y canalizan todo el aire que antes entraba en el radiador hacia unos spoilers laterales que a su vez aumentan la estabilidad del tren delantero.

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.