La alta tecnología también navega: motos de agua Sea Doo

Las nuevas motos ahora tienen un freno dinámico de alto poder, suspensiones ajustables, acelerador "by wire", ajuste del ángulo del casco electrónico para mayor eficiencia y hasta con motor de 255 HP.

Redacción Motor

08:14 p.m. 29 de agosto del 2011

Fotos de las motos acuáticas

Para muchas personas una moto de agua es un aparato que no pasa desapercibido pues es un vehículo que llama la atención no solo por lo divertido que puede llegar a ser conducirlo sino por el ambiente en el cual funciona, pero su tecnología y funcionamiento puede ser algo bastante desconocido. Sobre todo cuando han pasado muchos años ya desde su invención y cada día se les incorporan avances y sistemas que los proyectan mucho más allá de la función recreativa.

Su popularidad es enorme por la facilidad de manejo para los principiantes y también por la seguridad que ofrecen, que es un campo en el cual hay diarias innovaciones ya que cualquier persona accede a su silla. Pero también hay versiones que son aparatos de enormes capacidades de velocidad y maniobra, cuyo diseño y sistemas van a la par con su rendimiento.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de asistir al lanzamiento de los modelos 2012 de la línea Sea-Doo, una división de Bombardier y la más grande en la fabricación de las motos de agua. Naturalmente, una nueva generación siempre trae novedades y avances que hacen de las motos de agua un vehículo seguro, amigable y multifuncional.

BRP, el nombre de la división que los fabrica, se ha dedicado principalmente a mejorar la seguridad de estos aparatos. Después de mucho laboratorio puso a la disposición de los clientes el sistema Icontrol en el cual asociaron un conjunto de tecnologías propias de la firma, gracias a las cuales en esta nueva generación de motos aparecen por primera vez los frenos dinámicos, algo inédito en aparatos acuáticos de este tipo, al igual que la suspensión y etapas progresivas de control de aceleración.

Quienes han tenido la oportunidad de manejar una moto de agua de anteriores modelos, seguramente se habrán dado cuenta que una de las deficiencias más importantes de estos aparatos es la imposibilidad de poder detenerse en el agua de manera contundente. Inclusive, disminuir la velocidad para llegar al muelle era todo un proceso y había que tener experiencia para hacerlo correctamente.

Desde el 2010 los Sea-Doo tienen el IBR (Intelligent Brake and Reverse). Funciona como en una moto terrestre con solo apretar la manigueta del freno situada en el manillar izquierdo. Esto hace que el sistema eléctrico haga girar la campana de impulsión en sentido contrario y la potencia de la turbina del motor produce un enorme chorro de agua inverso que frena la moto. Algo similar al reversible de las turbinas de los aviones. El resultado es una desaceleración pareja, regulada y rápida.

La función IBR, además de la mayor seguridad y control que induce, también sirve para hacer marcha atrás sin necesidad de accionar palancas adicionales ya que los mandos de avance y frenado o retroceso van todos en el manubrio.

Otra ventaja del sistema IBR es la posibilidad de poner la moto en neutro lo cual es muy importante al parquear y al maniobrar en espacios reducidos en los muelles.

Como está sucediendo en los automóviles en los cuales la electrónica genera diariamente ayudas de manejo y seguridad, en estas motos de Sea-Doo hay un dispositivo llamado VTS, exclusivo de sus aparatos, que se integra con el IBR. Su función es optimizar fácilmente el rendimiento del vehículo según nuestras preferencias personales y las condiciones de la navegación.

El VTS le permite al piloto realizar un ajuste previo de la posición de inclinación ascendente y descendente del casco, mediante botones instalados en el manillar. Se pueden realizar en plena marcha ajustes finos de +/- 4 grados de acuerdo a la condición del agua o de la carga.

Por ejemplo, tiene un modo Sky para el remolque de personas con el mayor rendimiento. Si faltaran avances, en los modelos 2012 aparece un sistema de suspensión, llamado IS, el cual permite que el casco de la moto se mueva de forma independiente con respecto a la carrocería y asiento donde va el conductor. Esto es muy valioso porque protege a los ocupantes del impacto del agua que es bastante significativo y puede causar lesiones en el uso a alta velocidad y prolongado de cualquier embarcación.

El ajuste de la suspensión se hace de manera electrónica. Con solo pulsar un botón se pueden elegir nueve posiciones de calibración, de mayor a menor amortiguación. Sin embargo, la moto también lo hace de forma automática y se va ajustando de acuerdo a las condiciones del agua y carga.

Para agregar novedades, los Sea-Doo vienen equipados con un sistema de aceleración inteligente "by wire", heredado de los automóviles de última generación. Esto elimina las guayas de comando y el motor tiene una señal más exacta con lo cual funciona de manera más progresiva.

Estas motos usan motores Rotax de diferentes cilindradas que pueden llegar a tener hasta 255 caballos de potencia con supercargador con los cuales "vuelan" sobre el agua a velocidades de hasta de 110 km/h con mucha facilidad. Tienen dos mapas de potencia del motor, para turismo o sport y se activan dependiendo de la llave de encendido que se use. Esto es muy útil si la moto la va a usar una persona con poca experiencia pues no podrá sobrepasar los límites racionales.

Gonzalo Clopatofsky Gutiérrez

** Asistimos a la presentación de los nuevos Sea-Doo en Montreal, por una gentil invitación de BRP e IMB Colombia.


RXP-X-260, superbike en el agua
Es el más impresionante de todos los aparatos que probamos que se puede definir como una superbike acuática, con un motor de 255 caballos. El casco de última generación, llamado S3, es de alta acuadinámica pues tiene aletas graduables según el tipo de superficie en la que se va a navegar.

Los alerones permiten llevar la moto de manera muy precisa ya que gira fácilmente. Las cubiertas laterales son bajas para que las piernas mantengan un ángulo recto y la postura de manejo sea lo más parecido a una moto de pista terrestre.

El sistema de frenos es impresionante. Detiene la moto muy progresivamente pero puede hacer una parada de emergencia, sin salir despedido por encima del aparato.

El motor acelera como un demonio en el modo sport. En un instante llega a los 80 kph. A fondo alcanza los 110 lo cual en agua es una barbaridad.

Tiene un centro de gravedad más bajo por la posición de la silla que es antideslizante para que el piloto no se mueva de su puesto. Los mandos son de posición ajustable.

Puesto de mando
Además de todos los avances tecnológicos que hemos mencionado, los modelos Sea-Doo ofrecen un completo cuadro de instrumentos, donde se destaca la presencia de velocímetro, tacómetro, GPS, y un centro de información digital, donde se puede encontrar el rumbo, todos los ajustes y configuraciones de la suspensión, VTS , consumo de gasolina, y los diferentes bombillos e indicadores de norma.

FRASE

A partir de noviembre de este año ya estarán disponibles los modelos 2012 y se podrán comprar a través del distribuidor autorizado IMB Colombia.

La suspensión tiene 15 centímetros de recorrido por lo cual el piloto puede permanecer sentado mientras el mecanismo absorbe el impacto de las olas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.