Aprenda a manejar bien los cruces que tiene la ciudad y evite estrellarse

El problema de las intersecciones radica en que, en un solo lugar, confluyen muchos actores, entre vehículos, peatones y hasta malabaristas.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Lo cruces entre vías, también llamados intersecciones, generan muchos conflictos, especialmente cuando los componen dos avenidas de alto tráfico, llenas de peatones, ciclistas, motociclistas y conductores de todo tipo.

Esto no quiere decir, sin embargo, que las esquinas solitarias o ¿de barrio¿, sean fáciles para los conductores. Todo lo contrario: al ser poco concurridas, suelen ser peligrosas, toda vez que peatones y ciclistas las cruzan casi sin mirar.

Según un estudio del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), las ciudades suelen tener cuatro tipos de intersecciones, todas con sus conflictos inherentes: la glorieta, el cruce perpendicular entre dos vías, la incorporación de tránsito de izquierda a derecha y el paso a nivel. 

La glorieta
La glorieta es un espacio de tránsito utilizado para el cruce de dos vías de alto tráfico, con prioridades de circulación definidas (los que van adentro tienen la vía), pero que nadie respeta.

Por eso los ingenieros se idearon los intercambiadores viales, que están compuestos por más de un viaducto (depresiones, calzadas y puentes) por donde los autos circulan sin obstáculos (al estilo de aquel de la calle 63 con Av. 68, en Bogotá).

Los cruces
El cruce perpendicular de dos vías se forma cuando dos viaductos se encuentran en un punto específico. Las de gran tráfico vehicular suelen tener semáforos y las de poco tráfico, avisos de 'Pare'.
Sin embargo, es costumbre que la vía la tenga el vehículo que se acerca por la derecha de otro, lo cual no exime a todos los conductores de mirar bien, antes de cruzar (hay algunas ciudades y municipios donde tiene la vía quien circula por la carrera).

Incorporación de tránsito
La incorporación de tránsito de izquierda a derecha es típica de vías secundarias e implica mirar muy bien y medir la velocidad en la que circulan los carros, entes de 'lanzarse'. Estas entradas o salidas se encuentran en avenidas como la Autopista Norte y la paralela, o la Avenida Eldorado y las vías de los costados.

Esta maniobra exige del conductor entrar sin titubeos a la vía e iniciar la marcha a buena velocidad y en la hacia la derecha, para no obstaculizar demasiado a quienes vienen. Hay otras salidas o entradas, conocidas como 'muelas', para cambiar de carril (como en las Avenidas Boyacá o 68, de Bogotá) y en las cuales sí hay que detenerse

Pilas con el tren
El paso a nivel es el punto en donde se encuentran los vehículos con el tren. Este cruce implica que los primeros deben pasar por encima de los rieles para seguir avanzando.

Es importante tener en cuenta que, haya o no haya baranda de protección en este cruce, la vía siempre la tiene el tren. Por eso es importante detenerse antes de la línea que demarca el límite con el cruce y mirar bien a un lado y otro antes de cruzar. Vale la pena recordar que así el tráfico esté lento, jamás debe quedar detenido sobre los rieles de la vía férrea.


ANTE CUALQUIER INTERSECCIÓN¿
Ponga especial cuidado a los peatones. Ellos siempre tienen prelación.
No realice adelantamientos, al menos 30 metros antes de llegar al cruce.
Respete la prelación: los choques en cruce son especialmente graves, ya que los autos suelen encontrarse perpendicularmente y no de frente.
Así la tenga, no presuma que tiene la prelación. No olvide que en Colombia ¿pululan¿ los conductores inexpertos, ebrios y agresivos.
Extreme las medidas de seguridad de noche y en condiciones de lluvia.
Fuente: Cesvi Colombia


CIRCULE BIEN POR LA GLORIETA
Acceda por el carril derecho (con la direccional del lado izquierdo).
Incorpórese al carril interno.
Cuando vaya a salir, desplácese al carril derecho sin obstaculizar a los que vienen detrás: no olvide que ellos tienen prioridad (indique con la direccional derecha, antes de salir).
Si no alcanza a salir, dé la vuelta e intente de nuevo, en lugar de frenar.
Cuando la salida esté a la izquierda, acceda por el carril izquierdo.


SI VA EN MOTO¿
Disminuya la velocidad. Deje de mover el acelerador y accione suavemente los frenos.
Observe. Mire exactamente hacia dónde se quiere dirigir. Voltee la cabeza, no mueva los hombros y mantenga los ojos alineados con el horizonte.
Presione. Presione el mango de la moto hacia la dirección en que da la curva. Inclínese hacia el mismo lado.
Gire. Aplique el acelerador durante la maniobra para que la suspensión de la moto se estabilice. Trate de mantener una velocidad constante o acelere suavemente para mantener la estabilidad.
Fuente: Manual de conductores de motocicleta de Michigan
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.