Aprilia 150, la italiana de bajo cilindraje para la ciudad o el monte

El fabricante estrena la STX y la ETX 150, dos motocicletas que vienen a competir en un reñido punto del mercado, respaldadas por el diseño y la tecnología de esta importante marca.

Redacción Motor

04:23 p.m. 09 de septiembre del 2014

La STX es una moto con un diseño muy moderno en el cual se nota de entrada el toque italiano por sus rasgos de deportividad evidentes, que serán distintivos y diferenciadores en el mercado popular y de trabajo, en el cual la economía de combustible, el desempeño, la calidad y los bajos costos de mantenimiento son fundamentales para los consumidores, pues muchos viven de ellas.

El origen y el diseño de esta moto son 100 por ciento italianos, pero las diferentes partes y componentes provienen de India, China y Vietnam, por lo cual la STX Aprilia es un producto masivo pero exclusivo, con todo el ADN de la marca y a un precio competitivo.

La motocicleta está construida sobre un chasis de una sola viga en tubos de acero reforzado, que garantizan rigidez, estabilidad y durabilidad para afrontar todo tipo de caminos. A este conjunto se suma un sistema de suspensión con horquilla delantera hidráulica de 37 mm, y en la parte trasera un mecanismo de doble amortiguador graduable en precarga.

Los frenos son mixtos, con un disco de 240 mm sobre el cual apoyan las pastillas empuja¬das por dos pistones, y atrás monta un tambor convencional. Se destacan los rines de 17 pulgadas con un diseño muy llamativo y en línea con las formas y la figura de la moto.

El tablero de instrumentos está hecho en una doble sección. A la derecha hay un tacó¬metro análogo acompañado por un display de ledes, en el cual el conductor lee el velocímetro, medidor de gasolina, indicador de cambio y el odómetro y, por supuesto, los testigos de emergencia.

La STX ya tiene ledes también en sus direccionales y el stop trasero, con el beneficio que estas generan, como mayor visibilidad y bajo consumo eléctrico.

Probamos la STX durante unos días en la ciudad. Encontramos que la posición de manejo es bastante cómoda y los mandos son fáciles de alcanzar y manipular. Rodando se aprecia que el motor es muy flexible en la entrega de su torque y logra una buena aceleración gracias a una caja muy bien relacionada. El grupo de frenos es suficiente, aunque el equilibrio merece atención especial, pues el freno trasero se puede bloquear fácilmente.

La motocicleta cruza muy bien y es muy ágil gracias a que los pesos están distribuidos correctamente. La capacidad del tanque es de 4 galones y la moto está calibrada con la normatividad de contaminación Euro 3, lo cual garantiza un consumo de combustible más eficiente y limpio.

Para complementar el portafolio, y teniendo en cuenta las necesidades del mercado, Aprilia ofrece la versión ETX de esta misma moto, con una figura tipo enduro, una postura más agresiva y deportiva, equipada con ruedas de taco y los guarda-barros propios de esta modalidad.

Para ese uso, la suspensión delantera de la ETX viene con horquilla hidráulica con barras invertidas, disco de freno delantero de 260 mm, tipo margarita, llantas de tacos perfil 3,50 para mayor absorción de las dificultades del terreno, además de rines de radios y protectores para las manos.

El precio de lanzamiento es de 4 millones de pesos, pero luego el catálogo cita el valor de lista 900.000 pesos más arriba.

La versión ETX
Es una variante enduro de la misma moto pero con las adecua¬ciones necesarias de suspensiones, llantas y accesorios para andar en terrenos difíciles y la misma mecánica de la STX.

La farola frontal tiene un diseño de doble parábola, parte del ADN de Aprilia. Este rasgo hace referencia a las motocicletas más famosas e icónicas de la marca.

El segmento de las motos populares y de trabajo es el más complejo del mercado nacional por su enorme volumen de clientes. Esto lo hace muy exigente y preciso pues la gente sabe lo que necesita de la moto.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.