Aterrizó en Colombia la séptima generación del Volkswagen Golf

Llega con motor 1.6 de 110HP y caja manual o automática. Prueba de manejo y veredicto para este 5 puertas que regresa. Tres niveles de equipo para el primero y dos para el segundo. Desde 47 millones.

Redacción Motor

08:54 p.m. 30 de septiembre del 2014

Imágenes del nuevo Volkswagen Golf VII que llegó a Colombia

Después de más de una década por fuera del territorio nacional, el carro más emblemático de la firma alemana llegó a Colombia con su séptima generación para la que estrena la plataforma MQB de Volkswagen. Gracias a ella ahora es más largo, más ancho, más bajo y más liviano, con mayor espacio interior y una gran factura. Aunque estrenó a nivel mundial un motor a gasolina de turbocargado de 1.4 litros y 140 caballos al país llegará, por el momento, con el motor 1.6 de 16 válvulas y 110 caballos de potencia y 155Nm de torque.

En el aspecto estético este carro representa la evolución de un carro que se niega a romper con su pasado y sus huellas particulares fueron renovadas con mayor fuerza, limpieza y deportividad en todos sus costados. El carro es más grande y eso se nota (ver datos) y tiene una muy buena presencia en la vía. Así nos fue el la prueba de manejo que hicimos.

Al volante del Volkswagen Golf 1.6
Entre los colores de carrocería que están disponibles nos correspondió el rojo para la prueba de manejo (de Ciudad de México a Puebla), muy llamativo en la calle. Una vez adentro sorprende el interior, muy elegante y a la vez muy deportivo.

El volante tiene un tamaño justo, los asientos tiene muy buen apoyo lumbar y lateral y todos los instrumentos apuntan al conductor. La posición de manejo es dominante y da una visión destacada sobre la vía lo cual se traduce en seguridad. Además, por lo oído en la prueba, se adapta a cualquier estatura. El tablero merece destacarse por su presentación que es deportiva de serie.

El conductor tiene plena visibilidad de su entorno y prácticamente no hay puntos ciegos. Y nos fuimos con un carro de caja automática Tiptronic de manejo seudo manual para las 6 velocidades. El carro arranca con suavidad y poco a poco se despereza. Su torque pleno está en las 3.800 vueltas por lo cual si hay necesidad, hay que pisar el acelerador sin miedo para encontrar respuesta. De todas formas la primera relación es corta.

A medida que gana velocidad, y la vía se va volviendo pendiente, la segunda pasa desapercibida pero la tercera se vuelve eterna y aunque el ronquido del motor sugiere la cuarta, un grado más de inclinación en la vía sugiere que es mejor devolverse. El pedal del acelerador va a fondo. Hay que aclarar que la prueba se hizo a 2.300 mts sobre el nivel del mar, razón por la cual las pérdidas se sienten más y hay que ir empujando al carro en las cuestas.

Cuanto la horizontalidad del trayecto lo permite la cuarta se vuelve alegre y con rapidez el motor pide quinta y a esas alturas el velocímetro puede estar entre los 140 y 160 kph sin alcanzar el potencial máximo del caballaje al que se llega a las 5.800 vueltas pues hay que estar preparado para cualquier radar o tráfico y el punto máximo en el que se ve el tacómetro es sobre las 5.200.

No hay espacio para que la sexta se vuelva una marcha real pues es muy larga. Cuando se pasa a esta velocidad llega hasta 180 kph pero uno siente que bajo el capó quedaron guardados unos cuantos caballos sin usar.

A cualquier velocidad, la suspensión responde precisa y es muy cómoda, con un sobresaliente silencio al asumir baches de los que encontramos pocos en la carretera. También sorprende la seguridad que transmite el carro cuando cruza y la obediencia de la dirección, que sin tener la precisión de la del GTI, es muy amigable. A esta sensación se suma la calidad de frenado cuyo pedal se deja acariciar sin reverencias pero cuando se pone peso responde en el acto.

En conclusión, un carro muy cómodo, dócil, al que por su configuración mecánica, le falta el brillo que se recuerda en generaciones pasadas, razón por la cual se preguntó por la llegada de la versión 1.4 TSI de 140 caballos y los representantes de marca aseguraron que estudiarán su llegada.

Democratización de la seguridad
En sus tres configuraciones de equipo, Tendline, Comfortline y Highline, tiene más o menos detalles en cuanto a materiales y tapizados, costuras, cueros en el volante y la palanca, rines deportivos que van desde 15 y hasta 17 pulgadas, muy bonitos por cierto, luces, sistema de conectividad, techo corredizo y pantalla táctil en la consola entre otras cosas, pero el carro desde su nivel más básico cuenta con todo lo necesario y más para proteger a sus ocupantes.

Siete airbag están dispuestos en el interior, tiene la asistencia para arranque en pendientes, control electrónico de estabilidad, control de tracción, frenos ABS y distribución electrónica de frenado y la novedad en materia de seguridad es el freno multicolisión que se encarga de hacer una frenada automática tras recibir golpes por alcance. Y todos estos sistemas vienen de serie con el vehículo, lo cual es una gran noticia y un plus invaluable para sus futuros dueños.

Conclusión y precios
Una estupenda carrocería con toda la indeleble fuerza que durante décadas ha identificado al Golf. Un equipo de seguridad de los más completos del mercado. Un interior perfecto, cómodo, justo, elegante y acogedor, no tan grande como supone el crecimiento del carro, pero con un buen baúl de 380 litros. Dirección y suspensión de notable comportamiento. En cuanto a mecánica seguiremos extrañando el motor 1.4 litros que no sólo tiene mayor potencia y torque sino también incluye desconexión de cilindros para un menor consumo y asistente de parqueo.

Así el nuevo Volkswagen Golf , que llegará importado desde México, se podrá conseguir en tres niveles de equipo Trendlinde, Comfortline y Highline y dos cajas desde los 47 y hasta los 58 millones de pesos.

(Mañana espere la revisión al GTI y su correspondiente análisis durante la prueba de manejo).

DATOS

* El VW Golf nació en 1974 para tomar el relevo del exitoso ‘escarabajo’ y hasta el momento tiene un acumulado de 30 millones de unidades vendidas.

* El Golf VII ahora tiene unas proporciones mucho más deportivas gracias a la plataforma modular MQB pues es 5.6 milímetros más largo hasta los 4.25 metros, y 1.3 más ancho hasta los 1.79, así como 2.8 más bajo hasta 1.45m, lo cual lo dejó con uno de los mejores perfiles aerodinámico del mercado de 0.27Cx.

* También tiene una distancia entre ejes mayor, hasta los 2.63 metros lo que significa un aumento de 5.9 centímetros, que le devuelve el aire de carro familiar con mayor espacio interior y un baúl que ahora tiene 30 litros más de capacidad, hasta los 380. En la balanza fue el único lugar donde perdió, pues el Golf es ahora 100 kilos más liviano que su antecesor con un total de 1.212 kilos.

Giovanni Avendaño
Asistimos a la presentación del Volkswagen Golf en México gracias a una gentil invitación de Porsche Colombia.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.