Audi A6, la eficiencia es parte del lujo

Audi impone en todos sus vehículos el uso de materiales livianos para bajar el peso y así optimizar el consumo y emisiones. Hay cuatro motores y las versiones van desde los 126 hasta los 186 millones.

Redacción Motor

11:08 p.m. 29 de agosto del 2011

Este nuevo carro es un perfecto ejemplo de la tecnología Audi. Cuatro motores definen las categorías que van desde los 126 hasta los 186 millones de pesos, plenamente justificados en cada modelo.

Fotos del nuevo Audi A6

Peso pluma. Esa es la filosofía técnica del nuevo Audi A6, un carro de alta gama, de lujos y medidas, pero ejecutado con los materiales más livianos y optimizado en todos sus componentes, a tal punto que, a pesar de medir 4.92 metros de largo y 1.87 de ancho que transportan un interior de primera clase, apenas pesa algo más de tonelada y media.

Esta optimización, para los términos del fabricante y del consumidor de hoy es la carta fundamental de presentación de un auto como el gran A6, que no puede ocultar su nivel ejecutivo y aristocrático a pesar de las discretas y deportivas líneas de la carrocería. Porque de alguna manera, la existencia de estos carros se cuestiona al tenor de la eficiencia, el consumo y su limpieza ambiental pero los fabricantes responden con nuevas tecnologías, mejores motores, más seguridad y las mínimas emisiones proporcionales a sus tamaños.

El aluminio es la herramienta clave para lograr esos avances pero no se trata simplemente de poner paneles o piezas de material liviano, sino de permitirle convivir con el acero mediante uniones hechas con láser que superan la conocida incompatibilidad de estos metales a la soldadura tradicional.

Asimismo, los aceros de la carrocería tienen un tratamiento muy especial porque se calientan a más de 1.000 grados centígrados en un horno antes de prensarlos en una máquina enfriada por agua en la cual la temperatura baja bruscamente a 200 grados. Este templado genera un acero de altísima resistencia, muy delgado y liviano, que ayuda no solamente para que la carrocería sea más ligera sino también a la resistencia estructural acrecentada pero con menos material.

El Audi A6 llega como auto recientemente lanzado en Europa y que debuta en Colombia, a su séptima reinvención, desde cuando nació el modelo, en 1994. En ese lapso se convirtió en la berlina referente de este segmento del mercado en el cual compite claramente con la familia 5 de BMW y la E de Mercedes-Benz.

Cuando hablamos de un automóvil que en Colombia se vende entre los 126 millones de pesos en la versión más "pobre" y 188 millones por el mejor dotado, podemos eximirnos de explicarles que tiene todos los equipos de confort, entretenimiento y lujos.

En esa gama y nivel, no hay accesorios entre el listado de arranque y solamente hay diferencias en equipos suplementarios que no modifican la esencia ni el funcionamiento del carro. Las categorías en el A6 las imponen los motores.

Las más atractiva, la versión inicial, la de los 126 millones, que se mueve con un motor 2 litros, pero turbocargado para 180 caballos de potencia. Son suficientes para que llegue a los 230 kph y acelere hasta 100 en 8.1 segundos. No tiene los asientos en puro cuero, ni maderas en los tableros interiores, el sistema de audio es suficiente para una discoteca en ruedas pero no para un concierto en estadio y el aire acondicionado no es sino para dos zonas, pero de todas maneras se regula de manera independiente de acuerdo con la ¡posición del sol! Puede estacionar autónomamente en manera paralela, el alcance de las luces se regula solo, el asiento del conductor se ajusta eléctricamente, no se rueda en las arrancadas en subida, usa seis airbags, indica en el tablero la presión de las llantas y desgrana las revoluciones del motor con una caja de ocho velocidades adelante. Aunque tiene la configuración básica, usa el mejor nombre de la gama: Prestige.

¿Necesita más?
Puede agregar 26 millones de pesos que le significarán esencialmente acelerar otro motor, esta vez un V6 de inyección directa que marca en el dinamómetro 204 caballos. Si tiene chance, lo puede sentir correr a 240 por hora y le sacará 4 décimas de segundo al 1.8 turbo en un pique hasta los 100 kph. Además, se lleva el rótulo de 'Elegance' en el baúl, el cuero de las sillas es auténtico, la madera adorna el tablero y la música suena por cuenta de un equipo Bose, entre las diferencias importantes.

Hay otro salto para llegar a una factura de $186.4 millones. Ese empujón de los 34.5 millones adicionales le significa montarse en un motor ¡diésel! Sí, señor, ahora estas máquinas son lo máximo en rendimiento, pique, economía, novedad y prestigio en los carros de alta gama. Hace tiempos el diésel se instaló en los estratos más altos del automóvil y les da un carácter aún más ¿eco¿ a las grandes berlinas que, de todas maneras, no explican fácilmente su tamaño ni sus cilindradas ante los movimientos ambientales.
Además, Audi le entrega su famosa joya "Quattro", que es la transmisión de potencia a las cuatro ruedas. Pero gracias al gran torque del diésel V6, 3 litros, que muestra nada menos que 500 Nm a solo 1.400 rpm y 245 unidades de caballaje, se exime de un cambio en la caja S Tronic (manual secuencial o automática), que pasa través de "solo" siete multiplicaciones adelante.

Finalmente, si usted no se resigna a andar sino en el tope de la gama que viene al país, deposite $188 millones en las arcas de la importadora Vas Colombia a cambio de un motor V6, también de 3 litros, pero con inyección directa de gasolina que despacha 300 caballos, 440 Nm de torque a las 2.900 rpm y pone el velocímetro como una flecha en el límite pactado entre los fabricantes alemanes, exceptuado Porsche, en 250 kph. Y ya no ganará el pique por una nariz contra las otras versiones porque los 100 kilómetros por hora aparecen apenas 5.45 segundos después de
poner el acelerador a fondo. Es decir, 2.6 segundos menos que el carro con motor 2.0. En esas condiciones, todos leerán claramente que su carro se llama "Luxury", el mismo apellido que porta el diésel, pero con diferente música bajo el capó. Esto hace sentido si el dueño se sienta al volante, pero si es un auto corporativo o para uso con chofer, poca de esa energía adicional se aprovecha.

Diésel, una fórmula de lujo
El suministro de un Acpm más decente y compatible con las normas mínimas internacionales, ha permitido la llegada de motores diésel en autos de marcas muy celosas con el funcionamiento de sus motores en condiciones atípicas. Tal es el caso de BMW, Mercedes, Audi y Porsche, entre los principales, cuyos autos de mayor nivel ofrecen esa motorización. El Porsche Cayenne y Panamera, el VW Tiguan y los Audi comparten todos el mismo motor V6 de 3 litros y 245 caballos. En funcionamiento, sobre todo urbano, la versión diésel del A6 claramente tiene un perfecto desempeño, consumo más bajo que se puede optimizar por encima de los 50 kpg, bajísimo nivel de ruido y muy reducidas emisiones.

Alta costura
Hay diversas ejecuciones del interior del A6, pero todas ellas son de gran lujo, confort y con una elegante presentación. Los espacios son más que generosos en todos los ángulos y la gran pantalla de interfaz para manejar todos los accesorios, el sonido, la climatización, las comunicaciones y funciones de las suspensiones, entre muchas variables, tiene gran protagonismo. Se pliega automáticamente cuando se apaga el motor y se puede tener guardada a voluntad. Cuando hay el navegador, se puede pedir el accesorio de información básica en el parabrisas para no distraer la mirada del conductor. El "mouse" en la parte trasera de la consola permite manejar todas las funciones.

El diseño de todo el carro se ha optimizado, desde el flujo del aire para una menor resistencia y silencio, hasta la incorporación de los mejores equipos de sonido aportados por Bose para los modelos más lujosos.

FRASES

Discreto y serio es el Audi A6. Respeta toda la identidad de la marca y no pierde el carácter deportivo a pesar de ser una berlina ejecutiva.

Como equipos adicionales se pueden pedir la información de la pantalla en el parabrisas, visión nocturna, información de los límites de velocidad del sitio por donde transita, radares de proximidad y luces inteligentes con leds para todas las funciones.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.