Audi TT, una tercera generación más feroz e inteligente

Ahora tiene frente al estilo R8, una mecánica de alto rendimiento, materiales livianos y un complejo sistema de entretenimiento.

josé clopatofsky

04:16 p.m. 16 de junio del 2015
Audi TT

Audi TT

Vea imágenes del nuevo Audi TT

A finales de los años 90, Audi apareció en el mercado con un pequeño deportivo, definitivamente retro, aunque fuera algo totalmente nuevo en su portafolio y hecho sobre la plataforma del Golf. Los BMW Z3 y luego ZX4, los Mercedes CLK y el mismo Porsche Boxster estaban conmoviendo a una clientela mundial ávida de un carro deportivo más accesible, pero de marca representativa y convertible, algo importante para su distinción. En 1999 salió a la venta con gran éxito.

La tercera refacción del deportivo de Audi para el TT cambia completamente la carrocería, que ahora tiene frente al estilo R8, una mecánica de altísimo rendimiento, materiales livianos y un sistema de entretenimiento, control e información con las mayores prestaciones.

Como les ha sucedido a todos los carros, con el paso de las generaciones llegan también medidas más generosas que hicieron que del pequeño TT se pasara a un deportivo más voluminoso, al menos en aspecto, cuando lo remodelaron en 2007, pero ahora, cuando se imponen cirugías más profundas, el automóvil recibió una oportuna inyección de modernismo exterior y en tecnología que lo reclasifica en la categoría.

Audi TT

Audi TT

A la par de esas reformas externas, el TT fue asumiendo más caballos, obviamente la tradicional opción Quattro, para ponerles empuje a sus cuatro ruedas, más electrónica, más lujo, más accesorios y más entretenimiento. Pero esos maquillajes desaparecieron en la normalidad y el TT que se acaba de lanzar en Europa es un carro completamente nuevo, con una cara más feroz que evoca la dinámica del R8, el deportivo tope de la marca, con más bríos, un vozarrón de adrenalina en sus escapes, una estación de entretenimiento a la cual tampoco le falta hablar porque lo hace y en doble vía, una dinámica perfeccionada para su carácter partiendo de la plataforma del nuevo Golf, que es una sensación.

El TT ofrece varias formas de vivirlo. Una callada y tranquila, con la capota de lona en su sitio, los controles de motor y tracción en la posición de crucero confortable, música de alta calidad, navegación en mapas que parecen estar en el televisor de la casa o en una presentación resumida en el tablero central. Es un bicho tranquilo y elegante, austero pero magnético para la gente que lo ve pasar.

Otra es cuando se le esconde la capota en el baúl, inclusive andando a casi 50 kilómetros por hora y sin perder espacio significativo en el maletero. Con pulsar un botón se convierte en un auto bello para el bulevar, con sus barras antivuelco muy elegantemente colocadas, el parabrisas inclinado de manera notoria para mejorar su aerodinámica y matar el ruido del viento.

Y a todas esas opciones de ropa se les pueden mezclar las hormonas de sus motores, que van desde 184 hasta 310 caballos, provenientes de un cuatro cilindros comprimido y con inyección directa, con absoluta limpieza ambiental, enganchados de norma con una caja mecánica de seis adelante, algo que resalta de todas maneras el carácter personal y deportivo del carro, como corresponde a su estampa. Para saborear las veleidades de la caja STronic, con doble embra gue y mandos desde el timón además de la palanca, hay que pagar un extra que bien vale la pena. Porque hace los rebajes automáticamente y cambia en instantes, con lo cual la música del motor se convierte en el mejor acompañamiento, y el conductor funge como piloto de la F1 mientras los computadores se encargan del “punta y taco” y los rebajes de cambios en la escala perfecta del tacómetro.

Audi TT

Audi TT

Los escapes y la admisión tienen una conexión con la conducción deportiva. En la posición de alto rendimiento, el mapa del motor hace que cada levantada de aceleración esté acompañada de un espléndido gorgoreo de los escapes y de explosiones propias de un carro de competencia. En los túneles de las pequeñas carreteras de la isla de Palma de Mallorca, donde lo probamos, el sonido del motor y todas sus manifestaciones fueron algo inolvidable.

Por supuesto, en el TT, Audi metió todas sus tesis de elementos ligeros resumidos en piezas de aluminio generosamente distribuidas en la mecánica y la estructura, de tal manera que, a pesar de la carga extra que imponen las medidas de seguridad y los accesorios cada vez más numerosos, el peso final es de 1.320 kilos.

Audi TT

Audi TT


Los motores los mueven con toda la energía que se espera, bien sea en diésel o en las dos configuraciones de gasolina que van con el TT normal o con el TTS, que es el tope de la tabla. La máquina, premiada como Motor del Año durante cinco años, llega con una versión totalmente modificada que solamente retuvo las medidas de la cilindrada originales. Es un 2 litros de cuatro pistones, tiempos de válvulas variables, turbocargado con válvula de alivio eléctrica de acción inmediata, inyección directa de la gasolina, con dos visiones de rendimiento. Una por el torque de 370 Nm desde las 1.600 revoluciones, con los cuales responde con el más mínimo toque de acelerador. O por el lado de la potencia final que marca 184 caballos y lo lleva hasta 240 kilómetros por hora, pasando la marca de los 100 en tan solo 6,2 segundos.


El TTS, que no está previsto para Colombia, pulveriza estos datos con sus 310 caballos, 380 Nm de torque, 100 kilómetros en 4,9 segundos y también la velocidad controlada de 150 kph.

Uno de los puntos más publicitados y destacados por Audi sobre su nuevo carro es el entretenimiento y el control de funciones desde la pantalla central o los mouses que van en la consola. Todo es intuitivo, con vistas en alta definición alternables en el tablero de mando según la opción de manejo o de información que se requiera.

José Clopatofsky
Asistimos a Palma de Mallorca (España), por una invitación de VAS Colombia.

Dirección inteligente

La dirección es progresiva con asistencia eléctrica que se va aumentando o corrigiendo de acuerdo con la velocidad y la cantidad de giro del timón, y funciona en conjunto con los tres sistemas de parqueo automático y la trayectoria con respecto a las marcas de carriles en las autopistas.

Una cabina alrededor del piloto

La premisa del diseño del nuevo interior está centrada en generar una posición y una sensación de manejo totalmente personales y deportivas. Las sillas son más bajas y envolventes. La pantalla de mando es de 12,3 pulgadas, como la de un portátil de tamaño medio, con una resolución de 1440x540 píxeles con un chip de video Nvidia. Cuando está con la capota abajo automáticamente aumenta el brillo con una intensidad de 800 candelas, el doble de lo usual en la industria. Desde el timón se cambian los displays del tablero central entre los mapas, el audio, el manejo del Iphone, sin perder de vista los informes del motor que permanecen en un pequeño recuadro. El sistema MMI es otro de sus orgullos, que consiste en toda la configuración de las informaciones en una presentación similar a la de los celulares de facilísimo acceso, con un botón giratorio que desplaza el cursor por todas las opciones, que además se manejan de manera táctil a voluntad.


Datos

El turbocargador del motor es de altísima eficiencia. Es capaz de comprimir 1.000 kilos de masa de aire por hora a 21 libras de presión. Carga desde la apertura del acelerador y los ‘bypass’ son eléctricos. El intercooler es igualmente sofisticado para subir el rendimiento de la carga de admisión.

El nuevo TT en versión de gasolina debe llegar el mes entrante a Colombia y se estima su precio en una cifra cercana a 180 millones de pesos. Un precio castigado con la alta tasa de cambio que nos rige en estos tiempos.

Para ahorrar gasolina, automáticamente al levantar el acelerador el TT queda en rueda libre, pero engancha la máquina con el torque del pedal para cualquier maniobra de emergencia.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.