El Audi TT Sport Concept debutó en el pabellón de la marca alemana en Ginebra

El diseño de este prototipo fue hecho sobre la plataforma modular MQB y se le inyectó toda la dosis de la tecnología Audi Space Frame. Está fabricado sobre todo en acero de alta resistencia y aluminio

Redacción Motor

04:32 p.m. 05 de marzo del 2014

Imágenes del nuevo Audi TT Sport Concept

Hasta el momento esta es la versión más potente del Audi TT, con un poderoso motor 2.0 TFSI que le da los suficientes brios para entregar 420 caballos a un par máximo de 450 Nm. Su bajo peso de 1.344 kilogramos le permite al Quattro Sport Concept acelerar de 0 a 100 kph en 3,7 segundos.

Esta bestia alemana fue equipada con una transmisión de doble embrague que realiza los cambios en sólo fracciones de segundos, añadiendo su cuota de protagonismo al sistema Quattro de tracción total permanente. Con el ánimo de distribuir el peso de la mejor manera, Audi dispuso el embrague multi-disco, de accionamiento hidráulico y controlado electrónicamente, en el eje trasero del vehículo.

El comportamiento de este carro es muy de carreras, a lo que ayuda notablemente su chasis de configuración mucho más rígida que la del Audi TT de producción. Todo este perfil de competidor está complementado por el dispositivo ESC que controla de forma electrónica la estabilización de la suspensión.

Así mismo, en las curvas, el control selectivo de par entra entra a actuar y, de acuerdo a la necesidad de la máquina, el par es transferido desde las ruedas del interior de la curva a las de fuera, lo que lo hace muy ligero en las curvas, todo pensado por el fabricante alemán para facilitarle la vida al conductor.

Pasando al diseño del nuevo TT Sport Concept, vemos un imponente frente de acero con luces Matrix LED planas y una parrilla ancha Singleframe, mientras que la estructura de la cabina, todo el exterior, las puertas y el capó, están hechos de materiales como aluminio fundido nodo, perfil extruido y chapa.

El deportivo es robusto desde cualquier ángulo que se le mire y presenta unos pasos de rueda más generosos que los de su predecesor, los cuales alojan unas llantas semi-slick con rines de 20 pulgadas.

En la parte trasera, un difusor de gran tamaño se extiende por fuera de la silueta del vehículo, y dos grandes tubos de escape sobresalen en su parte baja de la zaga.

En su interior, el Audi TT Quattro Sport Concept es minimalista y se eliminaron varios componentes y controles sobran en los circuitos de carreras. Así, los paneles de las puertas han sido despojados de apoyabrazos y parlantes. El maletero también se reduce a lo básico, al punto de poder albergar en su interior solamente dos cascos de competición.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.