El auto ideal tiene de todo un poco, excepto viabilidad para ser producido en la vida real

La revista británica de autos, Auto Express, creó de manera ficticia 'el auto ideal', que reúne características y fortalezas apreciadas de otros modelos. El coctel ideal.

Redacción Motor

10:17 p.m. 07 de abril del 2014

Casi tan descabellado como fantasioso resultó ser este auto ‘ideal’, aunque con el beneplácito de no ser tan feo como el que fuera concebido por un popular personaje de los dibujos animados.

Para sus creadores, el asunto fue más que todo un juego en el que iban proponiendo partes y cualidades de sus modelos favoritos. Al final, se encontraron con la versión motorizada de Frankenstein, o como diría un fan de los Simpson, con una versión mejorada del ‘The Homer’.

El resultado luce como un alargado Audi TT, con faros de Porsche y puertas de Citroën Cactus, rematando con una cola al estilo Seat León.

La lista completa de los vehículos que influyeron el diseño del auto perfecto es la siguiente:

Frontal y parrilla: Tercera generación del Audi TT
Cualidad de rodaje: Land Rover Discovery
Rendimiento: Porsche 911 GT3
Equipamiento interior: Mercedes C -Class
Diseño interior: Tesla Model S
Practicidad: Fiat Multipla
Confiabilidad: Toyota Yaris
Puertas: Citroen C4 Cactus
Seguridad: Volvo V40
Manejo: Porsche Cayman
Costos de funcionamiento: Nissan Leaf

Imagínese la posibilidad física de construir un vehículo con el rendimiento de un 911 GT3 y el gasto de funcionamiento de un auto totalmente eléctrico; por no hablar de la calidad de conducción de un SUV de lujo como el Discovery, junto con el manejo deportivo de un feroz alemán. Sencillamente, soñar no cuesta nada…

DATOS:
En los dibujos animados, en la serie Los Simpson, Homero diseña un auto para la compañía de su hermano Heberto. El auto, llamado ‘The Homer’, resulta bastante estrambótico, aunque cuenta con las comodidades de otros modelos que su creador quiso reunir en un solo vehículo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.